01 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

José Ignacio Herce Álvarez

Al Zawahiri, ¿muerto el perro se acabó la rabia?

/ Al Zawahiri, terrorista eliminado por EE.UU.

Aunque nunca se debe de desear la muerte de un ser humano, no puedo negar que no siento ningún pesar por la muerte del asesino Al Zawahiri, instigador de los asesinatos de miles de personas mediante las acciones terroristas que bajo su mandato, ha venido realizando Al Qaeda la organización terrorista que tenía bajo su control.

Hace mucho tiempo que desde la AVT (Asociación de Victimas del Terrorismo) y de la APAVT (Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo) venimos diciendo que el terrorismo sigue vivo, no es algo del pasado. Es algo que sigue estando presente en nuestro día a día, bien de una forma activa como sería el caso del terrorismo yihadista a nivel internacional como a nivel político, cuyo ejemplo más claro lo tenemos en nuestro país con BILDU, herederos del terrorismo etarra, como socio del desgobierno social-comunista instalado en el poder.

Yo, particularmente, he venido realizando para este periódico sucesivos artículos dedicados al terrorismo yihadista, a Al Qaeda y a grupos similares, siempre con la intención de conseguir que no nos acomodáramos en esa postura a la que este desgobierno intenta llevarnos y que se basa fundamentalmente en que aquí ya no pasa nada, en que el terrorismo está controlado y las víctimas viven en el pasado…además de otras ideas de esta índole.

Aunque nos cueste reconocerlo, por desgracia el terrorismo sigue vivo y muy vivo a nivel internacional, y por supuesto, nuestro país no es ajeno a ello. Y si no es así que nos expliquen porqué seguimos en nivel cuatro de alerta antiterrorista… Lo cierto es que como no nos toca directamente, nos es más cómodo no ver nada y vivir al margen de una realidad que en otros países del mundo es el “pan nuestro de cada día”.

Estamos llegando a un punto en el que los atentados terroristas, salvo que nos atañan directamente, están siendo tocados de soslayo por la prensa y como consecuencia por la ciudadanía, casi sin darles importancia porque, como están lejos pues… no tiene mucho interés. No queremos ver que por ejemplo solo en 2021 se han registrado mas de 2.000 actos de terrorismo yihadista llevados a cabo por Al Qaeda y el Estado Islámico o DAESH fundamentalmente, con cerca de 10.000 muertos –según el último Anuario del Terrorismo Yihadista publicado por el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET)–. Eso sí, la mayor parte de ellos en el continente africano, aunque han afectado a un total de 36 países, entre ellos Afganistán, del que parece que, una vez pasados los momentos iniciales en los que ocupó las primeras páginas de los periódicos del mundo,  nos hemos olvidado –algo que ya anticipé en un artículo anterior– y  donde  solo durante el año pasado se sufrieron 599 atentados terroristas.

Pero el terrorismo yihadista no solo afecta a “otros” países ya que, por ejemplo, durante 2019 se registraron en la Unión Europea un total de 23 atentados con 10 muertos y 26 heridos. Cierto es que en los años posteriores esta cifra ha bajado, pero como también indicaba anteriormente, los niveles de alerta antiterrorista no, por algo será…

Todo esto viene a que, en estos últimos días, el terrorismo yihadista ha vuelto a la actualidad con la muerte del líder de Al Qaeda, Ayman Al Zawahiri uno de los mayores asesinos de la historia moderna y el terrorista más buscado como “ideólogo” del 11 S y de otros como nuestro 11 M, al que considero como “ilustre precedente” del acaecido posteriormente en Londres.

La desaparición de este personaje puede hacer pensar que se ha cerrado una etapa y que quizá ello pueda significar un golpe decisivo a la organización que lideraba… Por desgracia nada más lejos de la realidad, ahora se abrirá una lucha por su sucesión en la que los posibles candidatos a sucederle son, no solo fieles seguidores de su línea de actuación, sino posiblemente aún más radicales si cabe.

Por desgracia, la amenaza yihadista se va a acentuar y será muy difícil que no intenten tomar represalias. De hecho no nos quepa duda de que lo harán, no en vano Joe Biden ya ha puesto en alerta al pueblo americano... Por la parte que nos toca, Al Qaeda, aunque va extendiendo su dominio territorial por pueblos y ciudades del continente africano, tiene a Europa entre sus objetivos principales y, como no, a nuestro país. Recordemos que momentos después del atentado de Londres del 7 julio de 2005 Al Zawahiri emitió un vídeo en el que afirmaba que “estos benditos ataques, como sus ilustres precedentes de Nueva York, Washington y Madrid, llevan la batalla contra el enemigo a su propio suelo, después de siglos en los que la batalla ha tenido lugar en nuestro territorio".

En cuanto a España, recordemos que la reconquista de Al Andalus, Ceuta y Melilla fue siempre uno de los objetivos prioritarios de Al Zawahiri –y como consecuencia de Al Qaeda– que llegó a afirmar “juramos por Dios que no abandonaremos las armas, no detendremos nuestra guerra santa, no renunciaremos a nuestras creencias ni a Al Ándalus, Ceuta, Melilla… por mil conferencias de Oslo, Annapolis, Londres o Salahadin que se celebren”.

Con este precedente, ¿qué podemos esperar de su sucesor? Esa es la gran pregunta que nos atormenta. Y es que por hacernos una idea, se barajan nombres como los de el egipcio Seif al Adl, que tuvo parte en los atentados con explosivos del 7 de agosto de 1998 contra las embajadas de Estados Unidos en Dar es Salaam y Nairobi en los que murieron 224 civiles y más de 5,000 personas resultaron heridas o el del marroquí Abdelrahman al Maghrebi, yerno de Al Zawahiri, seguidor fiel de su suegro y claramente continuista de su línea. Ambos se encuentran dentro de las listas de los terroristas mas buscados por el FBI y se ofrecen millones de dólares por su captura.

Visto lo visto y con todo esto, no pretendo ser “agorero”, solo quiero volver a recordar a nuestra ciudadanía que el terrorismo está vivo, que no vale mirar para otro lado, que no sirve escuchar los cantos de sirena de este desgobierno que intenta olvidar el pasado y reescribir la historia haciéndonos creer que todo lo pasado en materia terrorista es algo que solo interesa remover a unos pocos 'fachas y nostálgicos'… Porque no es así Sr. Sánchez, el terrorismo está ahí y no se combate evadiendo la responsabilidad de enfrentarse a él, ni menospreciando a las víctimas que, en uno u otro país, siguen siendo el testimonio vivo de esta lacra que azota al mundo entero y España. Sr. Sánchez, forma parte de ese mundo, que no se le olvide.

Nosotros desde la APAVT, de la cual tengo el inmenso honor de ser Vicepresidente, no cesamos de trabajar en esta línea. No desde el pasado, sino desde el presente y mirando hacia el futuro, por eso después del verano llevaremos a cabo alguna jornada sobre terrorismo internacional que será pionera en nuestro país por los participantes y contenidos de la misma.

Jose Ignacio Herce Álvarez. Vicepresidente de APAVT (Asociación Plataforma de Apoyo de las Víctimas del Terrorismo).

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: