21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Herida por las letras

Los tres escritores con el editor.
Los tres escritores con el editor.

La poesía nace herida por las letras, ellas son su vehículo de expresión, son arena, humo, tierra, el cáliz en el que apaga su sedienta pasión... forman parte de ella y de sus cicatrices irreversibles, se aferran a su alma acuchillando al tiempo... amortajando al presente, resucitando al pasado.

Rompiendo el cauce de la luna que en su profunda hondura descuartiza a la madrugada protectora.

De poesía Córdoba sabe mucho, ha dado poetas tan grandes como Góngora o Ibn Hazm.

La poesía es difícil de traducir,  y a veces es irreversible.

El mundo editorial está difícil, pero siempre hay quien se coloca la armadura de gladiador y comienza la lucha.

Esta labor siempre hay que apoyarla incondicionalmente.

Ese es el caso de la Editorial Detorres Editores y su director, Calixto.

La colección Año XlX es una magnífica serie de poemarios, tratados con mimo y cariño, cuyo resultado es un trabajo muy cuidado.

Es admirable el trabajo que Calixto desarrolla en favor de la literatura en general y la poesía en particular.

Recientemente se han publicado tres, los pertenecientes a los autores: José María Jurado García-Posada, Ilia Galán y Pilar Redondo.

La presentación tuvo lugar en el incomparable marco de la Biblioteca Viva de al-Andalus.

El de José María, titulado, Que por mayo era por mayo, se nos presenta  como un almanaque, en prosa poética se nos narra cada día un acontecimiento.

Textos abrumadores que trenzan y obturan el duelo, parando el tiempo en cada palabra.

Ellos habitan en el dolor, en el amor, que intentan poseerlos para siempre.

Rentable inversión para el espíritu.

Donde la sangre con todos sus rostros se coloca otros zapatos.

Inyectar y desbloquear el campanario que se derrama sobre los labios de los naranjos.

El poemario de Ilia, lleva por título: Y sembré  estrellas en Oriente. Formado por "pseudohaikús".

El hielo daltónico se mezcla en el sarcófago con los versos ajenos a la eternidad irisada.

La garganta entrega su sed, por donde lentamente desfilan los caballos y su simbiosis inacabada y sin alma.

Pinceladas imaginarias colapsan el ritmo interior en la otra orilla de la locura.

El libro de Pilar Redondo se titula: Mortalmente eterna.

En estos poemas fluye la materia, donde anida la contenida y rotunda intensidad, que siembra y profana tinieblas que bucean y acechan en cada letra.

Las ilustraciones de portada son obra del artista Joaquín Salgado.

El trazo limpio aletea abrazado por la lluvia.

Con maestría elabora una conjunción de colores que definen la columna vertebral del pigmento, otorgándole una singularidad muy particular.

"La poesía no quiere adeptos, quiere amantes" (Federico García Lorca).


Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: