24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Lucio Séneca

Quosque Tandem, Catilina?

Quosque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?. ¿Hasta cuándo, Catilina, vas a abusar de nuestra paciecia?. Quan diu etiam furor iste tuus nos eludet?. ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros?. Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?. ¿Cuándo acabará esta desenfrenada audacia tuya?.

Quosque tandem,Catilina, vamos a soportar ¡oh, pobre pueblo español! que el ambicioso ocupante de la Moncloa siga mintiendo? ¡ Oh, dioses, que los virus de marzo se suiciden y abandonen el Palacio de Hielo donde penan las almas de los que creyeron en Eteocles!

Quosque tandem,Catilina, vamos a permitir ¡oh, pobre pueblo español! que los podemitas sigan abriendo las puertas al comunismo y aplaudiendo a los asesinos a pleno día y ante los representantes del pueblo? ¡Oh, dioses, que venga rápido Robespierre con su guillotina a cuestas y acabe con los “maduros” de un solo tajo¡ Quosque tandem,Catilina, vamos a permitir ¡oh, pobre pueblo español¡ que una clase política desvergonzada que sólo piensa en salir en los periódicos y en los votos siga riéndose del pueblo y enfanjando la Democracia?  ¡ Oh, dioses, que venga cuanto antes César con sus legiones y los arroje por el Taijeto¡

Quosque tandem, Catilina, vamos a soportar que las sanguijuelas autonómicas ¡oh,pobre español¡ sigan chupando la sangre de una vieja nación antes llamada Hispania y ya se han comido hasta el pan de sus bisnietos? ¡ Oh, dioses, que venga el Espartero aquel del caballo supertesticular y acabe con la farsa que se inventó aquel Suárez maldito¡.

Quosque tandem,Catilina, vamos a soportar ¡oh, pobre pueblo español! que los banqueros, los obispos y los generales callen  mientras las calles se llenan de puños y claveles rojos? ¡Oh, dioses, que venga cuanto antes aquel Jesús con el látigo y arroje otra vez a los mercaderes del Templo!.

Quosque tandem, Catilina, van a aguantar los cinco millones de parados ¡oh, pobre pueblo español! las falsas promesas de unos Gobiernos que mienten como bellacos y viven regalando ERES a los suyos ante el silencio de los corderos?. ¡ Oh, dioses, que venga Napoleón y los arroje por la ventana como aquel 18 Brumario!.

Sí, quosque tandem, Catilina... ¿Hasta cuando? ¿Hasta cuando va a seguir dormido este pueblo de borregos amaestrados ante la corrupción y el robo de las arcas del Estado?. ¡Oh, dioses, que vengan Viriato y Pelayo y los pongan en pie si es que aún les queda un átomo de dignidad y orgullo!. ¿Hasta cuando van a permitir los españoles que Pedro y Pablo mientan y se rian de este pobre país agobiado, acojonado, triste, desilusionado y sin futuro?

Y aquí termino hoy. Porque el dolor de España me está atenazando el corazón y el alma y no quiero morir de pena como murieron mis amigos Larra, Ganivet, Unamuno, Carmen Llorca, Emilio Romero, Torcuato Fernández Miranda, Don Ramón Serrano Súñer, Joseph Tarradellas y Don Sabino Fernández Campos. La pena es más dañina que el tabaco y el cáncer… y hasta más que el virus chino que nos tiene encerrados en jaulas. Robespierre. ¡Que venga Robespierre!.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: