23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Francisco Mercado

La impunidad de rebaño kurdocatalán

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.

El mensaje de Sánchez en contra de la aplicación de la ley a los sediciosos catalanes (“venganza” en su jerga) ha calado allende nuestras fronteras. El Consejo de Europa ha aprobado un dictamen a favor de la liberación de los presos catalanes…y kurdos. Años de pelea diplomática para deslegitimitar la causa nacionalista se han ido por el sumidero. Una minoría sistemáticamente combatida por el Gobierno turco con tanques y aviones, más de 45.000 muertos en los últimos años, ha sido equiparada con la causa de unos políticos catalanes que se han personado elección tras elección para defender la independencia. Y nunca han ganado con la suficiente mayoría para probar que la otra mitad de Cataluña secunda sus planes.

Pero, por obra y gracia del mensaje 'sanchista', bombardear campamentos kurdos con población civil es tan cruento e indigno como detener a los dirigentes que han provocado una sedición. Da igual que luego el Consejo de Europa piropee a España como democracia. El daño está hecho. Le exige cambios en la definición de tal delito. “Reformar las disposiciones penales relativas a la rebelión y la sedición para que no den lugar a una interpretación que haga inoperante la despenalización de la organización de un referéndum ilegal deseado por el legislador cuando derogó este delito en 2005, o desproporcionadas sanciones para infracciones no violentas”.

Y pide “considerar la posibilidad de indultar, o de cualquier otra forma liberar, a los líderes políticos catalanes condenados por su papel en la organización del referéndum inconstitucional de octubre de 2017 y las manifestaciones pacíficas masivas que lo acompañaron, y considerar la posibilidad de poner fin a los procedimientos de extradición de los políticos catalanes residentes en el extranjero buscados por los mismos motivos”.

En una humillante lección de justicia y democracia, el Consejo de Europa reclama que España interrumpa extradiciones como las de Puigdemont e investigaciones sobre los funcionarios de rango inferior involucrados en el 'procés'; que no exija a los condenados que renuncien a sus principios para ser indultados; que detalle con “cifras reales” la malversación; que abra un diálogo constructivo con las fuerzas catalanas, incluidas las que se oponen a la independencia, para reforzar la democracia española y el respeto de los derechos humanos. En definitiva, que España consagre la igualdad de los ciudadanos ante la ley.

Europa se ha creído que en España no todos somos iguales ante la ley. Un país donde varios exministros han sido imputados y encarcelados, donde el el Rey emérito está investigado, y varios presidentes han tenido que testificar al borde de la imputación...

Pero España no cumple la igualdad porque unos sediciosos cumplen la condena prevista por el Código Penal. Nadie les ha pedido que renuncien a su ideario. Entre otras cosas porque ya le han hecho saber a Sánchez que no renuncian ni a sus objetivos, la independencia, ni a sus métodos, la consulta popular con o sin permiso del Gobierno.

Protestas en Cataluña. 

Y es sangrante que el Consejo de Europa exija que la justicia española verifique bien el coste de la malversación. ¿En Gürtel o en los ERES no teme que se cuantifique mal y sí en el 'procés'? ¿Cree que la justicia española suele calcular a ojo el dinero público gastado ilegalmente?

Pero lo más grave de la operación indulto de Sánchez no es que cambie medidas de gracia por apoyos parlamentarios, que deslegitime la acción de la justicia, que abarate el delito de sedición, que toda su generosidad con cargo al Estado sea inútil ante la persistencia del golpismo social catalán. No. Lo más grave es que envuelve el indulto en un elemento ornamental, por tanto, irrelevante y casi ficticio. Asegura que el indulto es revocable si vuelven a delinquir. No hace falta tal requisito. Porque si vuelven a delinquir, podrán volver a ser condenados, aunque para entonces a saber qué pena acarrea la sedición tras redefinirlo Sánchez.

El presidente justifica los indultos en que ver políticos presos causa “desafección social”. No pensó tal cosa cuando quienes pernoctaban en las celdas eran políticos del PP como Matas, Granados, Rato, Bárcenas

En los indultos se exige “que no cause perjuicio a tercera persona o no lastime sus derechos. Que el penado haya de obtener, antes de gozar de la gracia, el perdón de la parte ofendida, cuando el delito por el que hubiese sido condenado fuere de los que solamente se persiguen a instancia de parte”. ¿El delito de sedición no causa perjuicio a tercera persona? ¿No hubo perjuicio a ningún catalán, a ningún español, a ningún agente apedreado? ¿No hubo perjuicio para las empresas que huyeron? En términos reales, no legales, ¿no hay parte ofendida en toda España por unos golpistas que se saltan la Constitución porque por la vía legal y democrática no consiguen sus deseos?

Última mentira 'sanchista'. Moncloa vende que el indulto no es total como ejemplo de contención gubernativa. No es total porque para esto necesitaría que le apoyara el Supremo. “El indulto total se otorgará a los penados tan sólo en el caso de existir a su favor razones de justicia, equidad o utilidad pública, a juicio del Tribunal sentenciador y del Consejo de Estado”.

El gran argumento de Sánchez para indultar a los golpistas es que hay millones de catalanes que piensan como ellos. Ya. Y hay miles, o millones, de españoles que justifican los crímenes machistas. Y no se indulta a los agresores. No se benefician de esta impunidad de rebaño.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: