06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Heridas desheredadas

Sergio Garrote Muñoz y Pilar Redondo, en la Embajada de Japón en España
Sergio Garrote Muñoz y Pilar Redondo, en la Embajada de Japón en España

Intemperie vital, descifrar el cautivo destino y sus códigos.
La catarsis personal y su desnudez eterna reescriben juntas las promesas de arena y las almas capturadas.

El constante ruido disemina el fundamento del espacio de silencio.
La metamorfosis del héroe hace parada en el infierno. Otra nueva versión de sí mismo.

El cielo libre desafía al idioma sin fronteras, impregnado de riqueza.
La luna cargada de lirismo lanza una moneda al aire haciendo pública su inmortalidad.

La vida a veces, también puede ser una herida desheredada...

Esto lo sabe muy bien Sergio Garrote Muñoz.

Con Sergio comparto muchas cosas, entre ellas, la pasión por el deporte, el ciclismo y la vida.

De todo ello y de otros temas pudimos hablar distendidamente en la Embajada de Japón en España, en la recepción que ofreció el Señor Embajador, Don Masashi Mizukami a los atletas olímpicos y paralímpicos que participaran en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sergio irradia una fuerza descomunal. Es de esas personas que al hablar con ellas sientes como la sangre se te pone de rodillas. Esto quedó patente cuando me dijo: "Conocí la libertad plena en una silla de ruedas".

Desde siempre fue aficionado al ciclismo aunque no competía.
El año 2001 marcó una línea divisoria en su vida, como consecuencia de un accidente laboral que le produjo una lesión medular y una tetraplejía.
Empezó a estudiar medicina y criminología, estudios que no concluyó.

En el año 2014 Sergio contaba con 39 años de edad y fue testigo de como su vida se volvía del revés. El ciclismo adaptado hizo acto de presencia, para quedarse. le hace experimentar una gran sensación de libertad.

Su trayectoria deportiva es increíble. Admirado por todos y referente para muchos.
Vive intensamente cada momento, su entrega al ciclismo es total y absoluta.

Desde el año 2016 pertenece al Club Ciclista Sant Boi, Jesús Ruíz, su entrenador, es la persona que le abrió las puertas al mundo de la competición.

Es uno de los deportistas más destacados nacional e internacionalmente en ciclismo adaptado.
Su capacidad de superación le llevó a ser campeón de España a los 8 meses de comenzar con esta aventura.

Imprescindible para él es llevar con rigor la nutrición, el entrenamiento y la recuperación. Al entrenamiento le dedica muchas horas.
Constancia, esfuerzo, trabajo, motivación y tenacidad siempre están presentes.

En este momento Sergio es el mejor handbiker español y está entre los 15 mejores del mundo.

Su ascenso en el deporte es vertiginoso, entre otros muchos triunfos, en el año 2016 en el Campeonato Europeo de Ciclismo Adaptado de Brescia (Italia), consiguió plata en Contrarreloj y plata en Ruta.

Sergio ha conseguido para España la primera medalla en el Mundial de Ciclismo en Carretera de Sudáfrica.

En el año 2019 en la Copa del Mundo de ciclismo paralímpico consiguió medalla de oro en ruta, de bronce en contrarreloj y también bronce en el Team Relay.

Da charlas y comparte experiencias de vida en todos los lugares donde le convocan, por ejemplo, el Institut Guttmann.

"Tuvo que pasar para que yo pudiera sacar lo mejor de mí en el ciclismo profesional".

El ciclismo adaptado le ayuda cada día a comprender el sentido de su accidente.
Vive el deporte intensamente.

Sergio aborda con esperanza, ilusión, regularidad, constancia y sin desfallecer su proyecto deportivo para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Compañeros y personas de su ámbito deportivo creen que hay muchas posibilidades de que Sergio quede entre los tres mejores corredores del mundo, metáfora de vida.
Sergio es un campeón en potencia, nunca se rinde, los obstáculos no le frenan.

Y no quiero dejar de recordar a otros campeones: Ricardo Ten, Javier Reja Muñoz, Teresa Perales, etc. 

"Para descubrir tu verdadero potencial, primero debes encontrar tus propios límites y entonces debes tener el valor de ir más allá de ellos".(Picabo Street). 

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.  

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: