23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Juan José Cortés

Adelante, señor presidente

Juan José Cortés y Pablo Casado
Juan José Cortés y Pablo Casado

Una de las mayores satisfacciones de mi vida, ha sido conocer a Pablo Casado, un hombre íntegro y con profundos valores humanos.

El día que me llamó, me dijo:  "Juanjo, debemos  cambiar el rumbo de España con un proyecto ambicioso y nuevas políticas para nuestro país, me presento a las elecciones del PP y quiero que estés a mi lado".

En mi largo periplo de tratar a políticos, líderes de toda índole, incluso presidentes de gobiernos, jamás habían despertado tanta ilusión como lo hizo Pablo Casado. Le podía haber dicho que no, que la experiencia que tenía no había sido agradable o que mi vida estaba muy estabilizada y que necesitaba dedicarle tiempo a la familia, o incluso que mi padre está enfermo y me necesita, pero no, no pude eludir el compromiso y la  propuesta tan ambiciosa y necesaria para la estabilidad de nuestro país, guardé unos segundos de silencio como es habitual en mí, dando tregua a la incertidumbre y dejando que el silencio sea el que marque la pauta de la siguiente frase y así detectar en esa quimera dialéctica si titubea por un momento o está convencido de lo que me propone. Pero al final, el ímpetu y la seguridad con la que manifestaba su proyecto despertó la ilusión y el interés de las ideas que me estaba contando.

"Te espero en Granada que tengo un acto y quiero que estés presente". "Está bien, Pablo, nos vemos y hablamos personalmente". Luego fue Almería y por último, Madrid, Congreso Nacional.

Desde su equipo y a través de Juande Villena, recibo la invitación para acompañarle en su puesta en escena ante los afiliados, líderes y medios de comunicación de toda España.

En el pasillo de la 2ª planta del hotel, en la sala de máquinas de Pablo, se estaba gestando la renovación y el cambio para el futuro de España. "Juanjo, ponte a mi lado, al otro lado Adolfo Suárez y Daniel la Calle", y su equipo junto a su esposa, flanqueando a Pablo Casado, mientras el candidato presidencial caminaba firme y aligerando el paso hacia el congreso que le iba a consagrar como el presidente más joven en la historia del Partido Popular. Sobre sus pasos y con decisión decía con ímpetu: "Vamos, lo vamos a conseguir, vamos, cabeza alta, tenemos un proyecto para España, ánimo, hemos llegado hasta aquí y vamos a ganar", mientras, nos dirigimos hacia el ascensor que nos pondría rumbo al espectacular escenario de uno de los mejores discursos que jamás he escuchado en mi vida.

Había comenzado la historia de un líder que va a gobernar España los próximos años, quizás sea uno de los mejores presidentes, la capacidad intelectual, la velocidad con la que procesa los datos, los valores humanos y la cintura política, el discurso fluido y argumentativo, hacen que, junto al compromiso por España, auguren que Pablo pueda llegar a ser uno de los mejores políticos a nivel internacional.

Ya como presidente del PP y sabiendo de mi compromiso con la Justicia y la seguridad de este país, en un acto en Cádiz, se sienta conmigo y me dice: "Serás tú quien se encargue de la elaboración de los nuevos supuestos de la PPR y la reforma de la Ley del menor, ahora tenemos que ganar, querido Juanjo". No me quedó otra que aceptar, me había ganado la partida, ha conseguido comprometerme de manera definitiva e irrevocable. Le dije...

"Adelante, señor presidente... Ganemos"

Juan José Cortés

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: