27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Donde habite el olvido...

En Madrid, en Radio Nacional de España en un acto sobre Cernuda
En Madrid, en Radio Nacional de España en un acto sobre Cernuda

El olvido habita en el vacío y en los silencios que atraviesan el infierno, en la esterilidad hecha de ausencias, en la memoria de las cicatrices del agua, en el mudo idioma codificado en clave, en la noche que se viste de gris más allá del miedo y abre grietas en la geografía emocional...

Luis Cernuda Bidón del que el día 5 de noviembre se ha conmemorado el 57 aniversario de su fallecimiento.
En algunos de sus poemas se puede rastrear su vida.

El alma desatada despliega sus alas a la palabra dubitativa y a la luz desnuda que abren otra vez la herida encerrada en el espejo.
En ocasiones su modo de vida se veía reflejado en la formación militar de su padre, estructurado, siempre austero, castrense, patente queda en su poema La Familia.

Luis era el tercer hijo del Comandante de Ingenieros don Bernardo Cernuda y Bauzá. 
Cuando él tenía 13 años, en 1915, debido al ascenso de su padre a Teniente Coronel, se traslada con toda su familia al Tercer Regimiento de Zapadores.

Del bachillerato, periodo fundamental de su formación, que cursó con los padres escolapios, primero en el colegio San Román y posteriormente en el Calasancio Hispalense, queda retratado en un poema en prosa de Ocnos, donde destaca a don Antonio López, padre escolapio que fue su profesor de Retórica.

Comienza a estudiar derecho en la Universidad de Sevilla en el otoño de 1919, y como él mismo reconocerá en: Historial de un libro, allí tuvo el placer de conocer a una de las personas que posteriormente sería decisiva en su obra y que fue su profesor, Pedro Salinas.

Aferrado a la memoria el lenguaje fértil que eterniza los momentos vividos y el germen de la rebeldía. Recontextualizar el presente hambriento de oxígeno.
Su primer encuentro con la poesía, se produce en el año 1924, el mismo en el que hace el servicio militar.
Datados en 1924 están sus primeros versos conocidos, se publican en Revista de Occidente, luego formarían parte de su primer libro: Perfil del aire (1927). Poca y mala aceptación tuvo, excepto por dos buenas críticas, las de Lluís Montanyà y José Bergamín.  

El poeta se sumerge en las profundidades del proyecto de las Misiones Pedagógicas que consistía en acercar a los niños los clásicos de la literatura para que pudieran disfrutar de su lectura, también surtían las escuelas de libros.
En el año 1933 colabora en la revista Octubre, de Rafael Alberti (1933).
Al año siguiente empieza a leer a los poetas del Romanticismo europeo y publica: Donde habite el olvido.

Cernuda cuando se entera de la muerte de Lorca le dedica una elegía A un poeta muerto (F. G. L), los dos últimos párrafos fueron censurados. 
Gran parte de su vida la pasó exiliado en Norteamérica y dando clases de literatura por diferentes lugares de la geografía mundial.
Para él supuso un motivo de alegría que en el año 1955 un grupo de poetas cordobeses, el Grupo Cántico, reivindicara su figura.

Al igual que el resto de poetas de la Generación del 27, a nivel intelectual Luis posee una amplia formación. También, como algunos de ellos rechazaba la versificación tradicional con preferencia por el verso libre.
Dentro de su particular estilo, sobresale la oposición entre la realidad, la detesta y la ama a partes iguales.

En la evolución de su obra no se aprecian altibajos destacables, constantes permanentes en ella son:
-La naturaleza: Paraíso perdido, constante búsqueda, perfección.
-El tiempo: El que permite que todo sea posible y pueda perdurar.

-La soledad: en algunas vidas sinónimo de infelicidad y amargura.
-El amor: Defiende que el amor no puede concebirse sin erotismo. En muchas ocasiones constituye una actitud de rebeldía frente a las normas impuestas.
  
En sus primeras obras observamos como la lírica roza la poesía pura, el surrealismo y el clasicismo. A partir de 1932 se vuelve más sencilla, carente de rima, sin ritmos demasiado marcados, dejando un poco aparcado el lenguaje brillante y haciendo uso de uno más coloquial, y dejando atrás progresivamente esa musicalidad típica de Garcilaso. Esto se evidencia explícitamente en su último libro: Desolación de la quimera.

CERNUDA VIVÍA PARA VIVIR...

El escritor pretende manifestar el porqué de su producción literaria y otros aspectos de su vida, aunque con maestría evita dar detalles concretos de su intimidad, esto queda reflejado en una especie de autobiografía: Historial de un libro.
Siempre procuró tener en cuenta a sus contemporáneos:
Por ejemplo Juan Ramón Jiménez, que dejando de lado la banalidad y centrándose en la esencia de las cosas es quien le aporta la visión intrínseca de la realidad.

El creador, además de escribir poesía también cultivó la prosa poética, el ensayo, y en 1937 una obra de teatro titulada: La familia interrumpida.

Donde habite el olvido,/ en los bastos jardines sin aurora;/ donde yo sólo sea/ memoria de una piedra sepultada entre ortigas/ (...). Donde no exista el deseo./ (...). Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,/ (...). Allá, allá lejos,/ donde habite el olvido.

El título de este poema reside en un verso de Bécquer, de la Rima LXVl.
Dentro de sus escritos el olvido tiene reservado un lugar concreto, claramente se aprecia en; Donde habite el olvido. y, Los placeres prohibidos. (1931).

Un poeta que no habitará nunca en el olvido es Calixto Torres. Desde la puerta de embarque de la poesía erige la construcción narrativa de la identidad. En el intenso oleaje de sus versos nos muestra su consagración a las palabras desenvainadas que liberan emociones.

"En la vida no hay espacio para el olvido/ una vida no es suficiente/ para olvidar lo vivido en ella/ sólo es suficiente/ para revelar que deberíamos aprender a olvidar." (Calixto Torres), del libro: Cancionero. "Canto hacía después". "Canto de espera y de silencios."

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba. 

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: