17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Máximo González

Hoja de ruta y ¿democracia?

En época electoral, los partidos políticos incrementan sus mensajes y  sus promesas a la población intentado conseguir sus votos para conseguir poder a través de las urnas.

Hablan de sus programas electorales como si ellos fueran “La Biblia” de sus ideas, incorruptas normas de sus partidos a mantener  una vez que llegaran a conseguir sus objetivos que no son otros que los de poder gobernar las instituciones y procurar conservar sus mayorías a base de cumplimientos de las obligaciones contraídas.

Pero la realidad supera a la ficción y por ello, una vez que llegan al poder, se olvidan de muchas de esas promesas electorales, realizan acuerdos con otras fuerzas políticas ajenas a su ideología y “manipulan” a los electores y a la Opinión Pública, poniendo en práctica unas “Hojas de Ruta” diferentes y no reclamadas por la Sociedad como medidas urgentes a aplicar de forma inmediata, anulando con ello el debate, la actitud democrática y dejando “en remojo” incluso al votante captado.

Maquiavelo, en “El Príncipe”, ya decía que “Los hombres en general juzgan más por los ojos que por las manos porque el  ver pertenece a todos y el tocar a pocos” y Gallup y Rae, en 1940, en “El Pulso de la Democracia”, decía: “La opinión pública es tangible y dinámica” y que “Intenta contrastar y enfrentar argumentos y debates para separar la verdad de la mentira”…

Hoy en día está más que demostrado que los medios expresan la opinión de los ciudadanos, así como también son capaces de cambiar su opinión sobre distintos temas, en base al tratamiento “interesado” que algunos dan a las noticias para que “cale” en su mente y pueda con ello inclinar la balanza en un sentido u otro ante la consulta de una encuesta realizada.

Cuando se ponen a pactar con los que han dicho antes de las elecciones que nunca lo harían con ellos; cuando se ponen a intentar controlar a todos los medios de comunicación existentes como la Radio, la TV y tanto la prensa escrita como la digital  con el fin de que no se publiquen y/o informen noticias en contra de sus decisiones; cuando no utilizan el Parlamento como centro de debate político, democrático y fuente principal de legislación de leyes para mejorar la vida de los ciudadanos y servicios de su “Nación”, la “Democracia” está “HERIDA DE MUERTE”.

Cuando “compran” a los sindicatos con subvenciones para que no salgan a la calle a protestar por las medidas impopulares que en contra de su propio programa de gobierno escrito y planteado a sus seguidores previo a las elecciones y que posteriormente se ven abocados a implantar sí o sí las instrucciones que les llegan de las instituciones europeas en este caso ( porque lo quieran o no, vivimos en un mundo globalizado) donde las “constituciones” de cada país han de ser adecuadas y/o adaptadas a la normativa europea a la que pertenezca cada país europeo, la “Democracia” está “HERIDA DE MUERTE”.

Cuando se intentan controlar las decisiones del poder judicial de su país, con el único propósito de dominar el marco jurídico, adaptando, moldeando y/o sacando a relucir los casos que les interesen y en los momentos que más  les convengan, además del nombramiento interesado de los componentes del poder judicial; cuando se le priva a la prensa la libertad en el ejercicio de su profesión de preguntas y re-preguntas en las ruedas de prensa, que más parecen monólogos y/o exposiciones sin derecho a veto ni a réplica ni crítica de ninguna índole, la “Democracia” está HERIDA DE MUERTE”.

Una calle de Madrid.

Cuando se oculta la transparencia y la verdad de lo que ocurre en el país, manipulando las encuestas realizadas por el CIS, en el caso de España, desviando y obviando la objetividad que un gobierno serio debe llevar por bandera, la supuesta “Democracia” esgrimida, está “ HERIDA DE MUERTE”.

También cuando los ciudadanos se callan, no manifiestan su descontento, en las redes sociales no paran de hablar y quejarse unos y de alabar otros y a la vez organizaciones estatales pagadas con dinero público sacan a la luz estadísticas interesadas con la idea de influir en las decisiones de los ciudadanos queriéndoles llevar a su terreno, la “Democracia”, está “HERIDA DE MUERTE”.

Si a las altas instituciones llegan personas no adecuadas y sin méritos propios para ejercer su cargo y además se les pasa por alto la corrupción, sean del partido que sean y de la índole que sean y no aparezcan las más mínimas autocríticas y/o de dimisiones por sus errores y a la vez se establezcan y mantengan unas prebendas y/o beneficios respecto al resto de la población, se estarán creando diferencias de clases sociales que nada tienen que ver con las ideas de “Justicia, paz social y solidaridad” prometidas, en ese caso también, la “Democracia” estará “HERIDA DE MUERTE”.

El mantenimiento de la hoja de ruta planificada por los partidos políticos una vez llegados al poder, poco se parece a las necesidades reales de los ciudadanos por la gran desconexión que existe entre el poder y la ciudadanía.

En la Espiral del  Silencio de Elisabeth Noelle-Neumann, ésta decía que “Los ciudadanos ahora temen encontrarse en minoría” y “Si antes los medios dirigían la atención del público, ahora fabrican mayorías censoras”.

La implantación y ejecución de medidas de los partidos cuando llegan al poder que en nada demanda la Sociedad,  provoca  incertidumbres, decepciones y riesgos innecesarios por falta de transparencia y/o de cumplimiento de los compromisos prometidos con anterioridad a sus votantes y a la sociedad en general.

Los gobiernos hoy en día, se preocupan muchísimo de las estadísticas y por eso intentan captar en la empresa privada a los mejores gestores de esa materia ya que sus actos, bien planteados y vendidos, son más fáciles de ejecutar sin erosionar la parte de incumplimientos a la que se suben pues saben que un fracaso en ese diseño y ejecución, daría al traste con todo lo logrado en su legislatura y por tanto tendrían que “bajarse del carro” y marcharse a la  oposición.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: