13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

El ejemplo español

El empresario Amancio Ortega.
El empresario Amancio Ortega.

Después de leer, escuchar y ver innumerables comentarios en las últimas semanas sobre los emprendedores de este país, y tras saber que de cada diez ciudadanos , entre seis y siete, viven, muchos por desgracia obligados, del erario público, es de obligada necesidad hacer una columna sobre los “otros héroes”, estos que en esta pandemia han sobrevivido, se han reiniciado reciclando su actividad o siguen siendo referentes de una búsqueda constante de la excelencia al precio que les imponga la vida.

Durante estos tres meses, la vida ha transcurrido entre el nervio por el horizonte venidero y la sorpresa de todos los que en Marzo, un 14,  se nos cayó el planeta al suelo mientras, a la vez que sufríamos de ver la gran pandemia que se cernía sobre nuestras cabezas, no sabíamos de qué íbamos a comer. Autónomos, pequeños comercios, negocios de restauración ( bares, pequeños restaurantes y tabernitas no son multinacionales..) diseñadores, estilistas, peluqueros, maquilladores, profesionales, trabajadores por cuenta propia en cientos de negocios… artistas, actores, músicos, djs, etc… camareros, barman, personal de hostelería, pequeñas cuadrillas de construcción, etc …miles de españoles comenzaron un suplicio auténtico que todavía no ha terminado y que amenaza con ser bastante más duro que lo que este verano, por ahora, atisba ser… pues bien, todos nosotros, me incluyo, nos vimos ante el pánico y el abismo, sumando a la desgracia que se cernía para todos los españoles, la propia en especial.

Muchos fueron a unos ERTE que no han cobrado hasta principios de junio y otros directamente a la caridad familiar o al “aguantoformo” del sistema, ósea, y directamente, haz lo que puedas o joróbate.

Algunos tuvimos la gran fortuna de encontrar por el camino otra forma de poder reiniciar nuestro oficio, y como en mi caso tener la suerte de que Mascarillas Béjar se cruzase en nuestro camino (Castilla recia con una ciudad textil de gran historia), dándonos la vuelta al calcetín. Otros están todavía en el “borderline” esperando a poder abrir sus bares, hoteles, salas de concierto, teatros, cines… auditorios… y muchos posiblemente no abran jamás, porque no darán los números para nada… o menos que nada. Por eso hoy rindo este homenaje a los que siguen resistiendo o han conseguido, en medio de esta terrible pandemia, lograr una empresa nueva.

Las mascarillas Béjar son made in Spain.

En el caso de Mascarillas Béjar, que en breve comienza una gran aventura con los mejores diseñadores de moda de nuestro país, y cuya empresa ha salido de la pura y dura (y tradicional) forma de hacer una compañía (pequeños ahorros de un negocio inicial han dado lugar a comprar una maquina que , con su beneficio y un trabajo ímprobo en pleno estado de alarma, generaron dinero a reinvertir para seguir creciendo...), la cuestión esta servida. Como esta empresa modélica, han surgido otras, unas pocas, pero muy importantes. Y algunas más consiguieron sobrevivir adaptando su modelo de negocio a la situación sanitaria más grave de España en un siglo.

Hoy me siento orgullosa de la esencia de todos ellos, de gente que, como Juan Miguel Pérez Díaz me sorprende con una sonrisa cada mañana cuando lo leo, peleón, pero currante y al pie del cañón con sus clínicas. De los que no se calla, corriendo riesgos a que alguna petarda, las ha habido, deje de ir por su criterio social, humano o político ( asi es España, libertad de criterio pura… vaya) , o de músicos como mi querido Manuel Tejeda (que se pasó toda la pandemia en el Banco de Alimentos ya que no podía trabajar en lo suyo) o de directores como Josep Vicent, que parió Essentia en pleno COVID para que hoy la Orquesta sinfónica del Adda pueda ser de nuevo una realidad increíble. O de periodistas como Jesús Mari Montes Fernández, al pie del cañón cada dia desde casa con Flash Moda y destacando a los que seguían con él en el oficio español.

El empresario Juan Roig.

Estoy anonadada con Amancio Ortega, al que ponen a parir, pero pocos saben que al principio de este infierno (yo lo sé bien) buscaba respiradores con Inditex para el Gobierno y las instituciones con tal de ayudar con sus contactos a superar el bloqueo chino o la grandísima competencia descarnada de la crisis sanitaria (los precios de mascarillas, guantes, respiradores o test parecen el devenir de la bolsa de Wall Street)… O de Juan Roig, que por mucho que se metan con el ha conseguido que Mercadona no dejara a nadie atrás… o los Mercados, con cada pequeño héroe comerciante al pie del peligro, jugándose el tipo para darnos de comer… o empresas como las textiles de toda la vida, en sitios como Onteniente o Muro de Alcoy , Logroño, Arnedo, Ciudad Real…se han fabricado batas, buzos EPI y todo lo que se ha podido, hidrogeles incluidos (fantástico ese lazo entre Lejías Rana y Tulipan Negro, que ha dado lugar a Actoner) y asi suma y sigue.

El talento español no ha esperado a ningún gobierno, la gente de nuestro país una vez más ha demostrado que pasa y mucho, que está por encima, que su generosidad, entrega, comunidad de intereses ciudadanos y voluntades escala montañas. Incluso las que nuestros representantes no han sabido ni bajar para fijarse en todos nosotros (con notables excepciones como el señor Almeida en Madrid, donde hasta los más recelosos se quitan el sombrero por su altura de miras y conciliadora actitud por encima del sello personal o político de turno).

Por eso, el Ejemplo Español, como en los tiempos de nuestra centenaria Historia, supera lo insuperable, y, pese a esta clase política, burocrática global y general, que nos ha tocado vivir(lo de la mayoría de funcionarios tres meses en casa y sin ERTE, cobrando hasta la última pela mientras no atendían a nadie en plena necesidad de papeles, permisos y de todo… no tiene nombre) somos un #Granpais y no os quepa duda que #todosjuntosharemoshistoria, una vez mas y como siempre por encima de cualquier avatar del destino.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: