02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Lucio Séneca

La "hybris" entra en La Moncloa

Señores, hace pocos meses el presidente Sánchez dijo que ni él ni los españoles podrían dormir si los comunistas de PODEMOS entraban en el gobierno… ayer, en el acto de investidura de la mayoría simple,  cuando les vi abrazarse a los dos, al señor Sánchez y al señor Iglesias, me di cuenta que ya estaba otra vez presente la “Hybris”. ¡¡Dios, las caras de ambos eran un poema!! El señor Sánchez disfrutaba como un enano y seguro que en esas horas triunfales habrá engordado 20 kilos y el señor Iglesias acabó llorando como una de aquellas plañideras a sueldo de las Escrituras. Señores, España se irá al garete, pero a estos dos caballeros ya nadie les librará de los efectos de la “Hybris”.

Escuchen, escuchen y lean lo que sobre la “Hybris” escribió el neurólogo David Owen, que fuera Ministro de Sanidad del Reino Unido:

 “La “Hybris” es una enfermedad que descubrieron los griegos y que afecta principalmente a los políticos...y a los banqueros. En el griego antiguo se traducía como la insolencia, desmesura, soberbia y prepotencia que lleva implícito el Poder y que hace perder el control sobre los propios impulsos mostrando superioridad, endiosamiento, desconfianza, déficit de atención y una férrea seguridad en sí mismo que lleva al absolutismo. Es la enfermedad de los necios que llegan al Poder y llegan a sentirse dioses o la culminación de la ambición del resentido. El enfermo de "Hybris" es un peligro nacional cuando llega al Poder, porque hasta se siente por encima de la Ley y por mantenerse en el Poder es capaz de entregar su madre al verdugo".

Señores, amigos todos, la "Hybris" ha entrado en la Moncloa y antes de que el enfermo salga, seguro, arde Troya. No olviden que la divisa del Presidente Sánchez es la del Príncipe tebano Eteocles: "Madre, a cualquier precio el Poder jamás es caro". Pero, por lo que estamos viviendo el pueblo español (o medio pueblo) no quiere ver... y ya lo dijo Cervantes: "No hay peor ciego que el que no quiere ver". ¡Y lo siento por mis hijos y mis nietos...y los de todos!.

Ya está claro, por lo que hemos visto en estos días de la investidura, (¡Dios, que cosas se han dicho sin que se hundan las columnas del templo!). España dejará de ser España durante la próxima legislatura que acaba de comenzar. ¡Y sé que por decir esto me tacharán de loco, como ayer me tacharon de facha, los que hoy ya lamentan no haber visto a tiempo lo que se les venía encima con la llegada de don Pedro Sánchez. Además les aseguro que, en este caso, temo que la Historia se repita. Porque a la vista está que la “Hybris” que se ha apoderado del señor Sánchez es la misma que se apoderó de su antecesor en la Secretaria General del PSOE, Francisco Largo Caballero, a partir de febrero del año 1936. Aquel humilde trabajador en cuanto se vio Ministro  y luego Presidente del Gobierno perdió el control  y llegó a sentirse Dios como los enfermos descritos por el neurólogo inglés. En aquel primer Gobierno del Frente Popular lo primero que se aprobó fue la amnistía de los presos por el golpe del 34, la luz verde a Companys para celebrar un Referéndum por la independencia de Cataluña y otro tanto al vasco Aguirre. Luego transfirió la justicia y los Mossos de Escuadra y subió todos los impuestos, provocando una huida masiva de empresas.. y lo más grave, cedió la calle a las Juventudes Socialistas unificadas, que ya dirigía el comunista Santiago Carrillo. ¿Les suena todo esto?. Sí, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Estoy seguro que alguien se va a ahogar, antes de que cante el gallo, con las lágrimas del comunista Iglesias.   

 Lucio Séneca    

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: