27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

El discreto encanto de la burguesia

Mucho se ha escrito en estos años, y mucho mas hoy, de lo que ha supuesto y supone la liberación femenina y la actualidad del #Diadelamujertrabajadora y desde luego de la mujer en general. Desde que las primeras feministas, las sufragistas encabezadas por Emmeline Punkhurst que creo la Unión Social y Política de las Mujeres a principios del siglo XX bajo el lema “hechos y no palabras”, las mujeres de hoy seguimos teniendo que defendernos cada día de muchísimas desigualdades, guste o no.

No soy precisamente un ejemplo de HEMBRISMO y NO defiendo la supremacía femenina, no; es más defiendo que el gran logro de estas nuevas etapas generacionales es que mi hijo vaya a las manifestaciones feministas y suscribe a la igualdad real como hecho definitivo de su crecimiento personal; que crea que los hombres y mujeres deben tener relaciones sanas, y que la vida se construye con esa alianza que suprima de un plumazo las hordas de barbaros que todavía pululan por nuestra actualidad. Y digo todavía porque, aunque a algunos no les parezca insultante, hay cosas que siguen siendo en esta parte del hemisferio, en Europa y en España, signos indelebles de que la lucha sigue siendo importante.

Obviamente en otros “mundos” ni siquiera es planteable este debate por desgracia, razón por la que la supresión del Burka en Suiza es una gran celebración del día #8M en el planeta. Per escucho miles de chorradas, las leo también, de algunos hombres que creen que, por pedir igualdad real, estamos medio locas. No señores, puede que no coincida con la Ministra Montero, pero tampoco justifico a los que como Isabel San Sebastián ( ya de Cristina Seguí no hablo porque me flipa que ella se atreva precisamente a criticar el “ascenso” de la ministra…) insultan en público a una mujer por mucho que su forma de trabajar NO ME GUSTE, y que crea que no es precisamente el ejemplo de FEMINISTA, pero ojo, eso mismo NI SE LO PLANTEAN CON MINSITROS  y ALTOS CORGOS INUTILES COMO CHUFOS que hay a PORRONES desde que el tiempo existe y cuyo ascenso se ha debido precisamente a ser los “portamaletas” de miles de otros; tampoco me parece ni medio normal que sigamos teniendo revistas “FEMENINAS” que sacan chicas ideales haciendo pasteles y rodeadas de gallinitas como si fuera esto la década de los 50 en la Casa de la Pradera y mucho menos se puede tragar con gusto que una panda de analfabetos musicales ponga letras de violaciones de moda en el Regetón.

Hay que serenarse y templarse para no ponerse de los pelos cada día, cuando las cifras de directivos en las empresas es la mínima en las mujeres (claro claro.. son muchas trabajadoras de base o puestos medios pero altos cargos…) y cuando ves la CEOE y creo que hay con suerte cuatro en los altos mandos. En la Banca Ana Patricia Botín y poco más. En las energéticas y en el IBEX 35 tres y el gato... y así en general. Este país todavía no contempla, ni siquiera lo ha hecho una potencia como EEUU, que haya una mujer presidente del gobierno. Y lo de portafloreros les encanta a muchos royals de una caduca aristocracia, que ni siquiera es la burguesía de Bertolt Brecht, ya quisieran… Hay que seguir soportando que en muchas publicaciones pongan la edad de las mujeres famosas pero no la de los hombres ( que generalmente son mas caducos que la tos y van con mujeres hiperjovenes para regusto de “machos ibéricos”  pero no contemplan lo contrario ni medio normal); y así puedo sumar y seguir, incluyendo insultos solo dedicados a mujeres en tuiter por , precisamente hombres jóvenes o incluso adolescentes, cuyo palabro favorito es el de  “vieja”, como si ellos no tuviesen hermanas, madres o mujeres de más edad  y fueran a vivir jóvenes in eternum.. y así puedo seguir porque hay motivos miles.

Sin ir mas lejos el paro femenino con el Coronavirus es mas alto ahora que nunca, y la cosa pinta cada vez mas fea. Así que, SI!! HAY MOTIVOS para seguir pidiendo mas madera, y continuar luchando por cada mujer que sufre un maltrato físico o social, por cada niña que se come los mocos pensando en que no tendrá trabajo, o por cada mujer que tendrá que pensar que otra mujer la puede criticar por lo que ella misma ha tolerado con hombres toda la Historia sin despeinarse. Y esto, espero que lo hagamos con los hombres listos, buenos y fantásticos, que los hay, a nuestro lado; sin ellos no habríamos llegado hasta aquí. Esos que animaron a las sufragistas en casa, que les dieron alas en una sociedad opresora y todos los que han animado a sus hijas a estudiar, a ser las primeras opositoras, científicas, trabajadoras e ir creando, como hizo mi padre conmigo, una sociedad distinta mas justa y libre. Por ellos y por todos, y no por estas caducas que me dan vergüenza como mujer, va esta columna y este día maravilloso. Feliz 8M, POR TODAS Y CADA UNA DE LAS QUE SEGUIMOS AQUÍ.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: