16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Susana Pastor

Día de la Mujer, las “prostitutas” también son trabajadoras

Hoy es un día que debería ser para evitar el dequeísmo.

Día que debería ser para reivindicar la diversidad de experiencias y realidades de las mujeres en los diferentes ámbitos de la vida, incluido el trabajo sexual. Estas mujeres que se dedican a la prostitución también merecen derechos, ser respetadas y protegidas

El gobierno del PSOE, abanderado del feminismo y abolicionista, firma un manifiesto de mujeres de socialistas, exigiendo la dimisión de todos los “puteros” pero se les olvida “puteras” del “partido” según se dice, si quieren un partido limpio, deben empezar de cero. 

El feminismo de hoy silencia las voces de estas mujeres, empoderadas y afecta aquellas que trabajan en la industria del sexo. Esto implica la seguridad, la salud y los derechos de todas las personas involucradas en el trabajo sexual, así como trabajar para abordar las causas subyacentes de la explotación y la vulnerabilidad en esta industria.

El respeto y la dignidad de todas las mujeres, independientemente de sus circunstancias, son un derecho en cualquier enfoque feminista. El feminismo está separado y más roto que nunca.  En mi infancia, era significativo el día 8M,  pues simbolizaba la lucha por la igualdad y los derechos que nuestras predecesoras, quienes verdaderamente experimentaron el machismo. En la actualidad, muchas mujeres en España sentimos que el feminismo se ha desviado hacia un enfoque de odio y fragmentación, alejándose de nuestros  verdaderos principios de igualdad.

Debemos recordar la importancia de abordar el feminismo de manera racional, sin caer en la criminalización de los hombres, quienes son fundamentales en nuestras vidas. Hay que intentar recuperar el  verdadero espíritu del feminismo, el de verdad, sin demonización ni exclusión. Hoy en día, este día no me representa, al igual que a muchas mujeres en España. El feminismo está desviándose debido a la voz  por parte de mujeres radicales que no  respaldan a todas las mujeres. Esta versión actual del feminismo se ha convertido en odio, enfermizo y se ha fragmentado en múltiples facciones. Las reivindicaciones están cada vez más distantes y muchas de nosotras ya no nos sumamos a manifestaciones, prefiriendo reivindicarnos de otras formas y diciendo "¡VOSOTRAS NO NOS REPRESENTÁIS!"

Esto no significa que no creamos en un feminismo justo y en el derecho a la igualdad, pero debe ser abordado de manera racional. Me pregunto qué pensaría Concepción Arenal, pionera del feminismo y de la educación de la mujer en España, ante esta situación. Clara Campoamor, quien desde niña contribuyó a la economía familiar tras la muerte de su padre, creció en una sociedad donde el modelo femenino aún era el del "ángel del hogar", pero luchó incansablemente por la igualdad. Eso era verdadero feminismo, una lucha por afirmar que las mujeres también existimos.

En este Día Internacional de la Mujer, debo expresar que este feminismo, estas ideologías son tan raras, que no las comparto. Este feminismo que silencia a quienes no interesamos, que tildan de machista por un simple piropo, que con una palabra más alta creen tener el derecho de denunciar y arruinar vidas, o que llaman delincuentes “violadores” a quienes pagan por sexo.

Las mujeres auténticas debemos alzar nuestra voz y decir ¡basta ya! a este falso feminismo, encubierto bajo un falso machismo. Es hora de recuperar el verdadero espíritu del feminismo, aquel que busca la igualdad sin caer en la demonización ni la exclusión.

Felicidades a todas las mujeres libres y sobre todo a las que os silencian y marginan. Hay que trabajar por un futuro más igualitario y justo para todas.

Susana Pastor es vicepresidenta de ADC y activista por los derechos del trabajo sexual y los derechos humanos.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: