12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Lucio Séneca

Demasiado tarde

Señor Sánchez, hace más de un año le escribí recordándole el triste y trágico papel que habían desempeñado los Primeros Ministros de Francia y el Reino Unido, Edouard Daladier y Neville Chamberlain, durante los dos años que se pasaron "dialogando" con Hitler. Su ambición de mantenerse en el Poder provocó, en cierto modo, la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, y como he visto que usted no hizo caso y que ha permitido que los independentistas catalanes hayan avanzado tanto que ya tocan con los dedos de las manos "su" República, le voy a poner sobre la mesa al general MacArthur, el militar más condecorado de los Estados Unidos y el Comandante en Jefe de los aliados que ganó la guerra del Pacífico. Porque fue él quien vio antes que nadie lo que ambicionaba el Japón, aliado ya de Hitler y Mussolini, y alertó de lo que se avecinaba y podía suceder si no se les paraba los pies a los nipones antes de que fuera tarde. Nadie le hizo caso y un día se encontraron, por sorpresa, con el bombardeo de Pearl Harbor.

Según diría más tarde en uno de sus discursos de despedida de la vida militar, cuando fue cesado por el mediocre Truman (el Presidente que autorizó las Bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki). Al parecer mucho antes del ataque a Pearl Harbor (7-12-1941), en cuanto cayó Francia (25-6-1940) e Inglaterra se tambaleaba, MacArthur se fue a ver al Presidente, por esas fechas Roosevelt, y en resumen vino a decirle: "Señor Presidente, Europa ha caído y Hitler ya está en París. Creo que ha llegado nuestra hora. Japón nos puede atacar en cualquier momento..." / " Hombre, general, antes, al menos, tendrán que declararnos la guerra" / " Se equivoca, Presidente, además ya lo han hecho, el Primer Ministro lo ha dicho bien claro, "El Pacífico será para nosotros"... y me consta que han intensificado al máximo su producción de barcos y armas...y además las victorias de Hitler les ha envalentonado, no se olvide que son aliados, Alemania, Italia y Japón" / "General, yo le aseguro que no se atreverán, porque saben que somos más fuertes”.../ "O hemos sido, señor Presidente, porque ahora mismo, según mis informaciones, ya tienen más portaviones y más acorazados que Estados Unidos, y esas naves serán decisivas en una guerra eminentemente marina, como será ésta"/ " Pero, general, si no tienen petroleo, si se lo estamos vendiendo nosotros"/ "Lo sé, pero usted sabe que en el Pacífico sí lo hay y le aseguro que eso será lo primero que hagan, asegurarse el petroleo"/ "Está bien, amigo DOU (Douglas),le agradezco sus consejos y los tendré en cuenta... aunque permítame que le diga una cosa: los Estados Unidos no declararán una guerra, ninguna, antes de ser atacados" / "Pues, ya sabe lo de los romanos: si quieres la paz, prepara la guerra"/ "Está bien, está bien, general...no crea que en la Casa Blanca no estamos algunos que pensamos"...

Y cuando ya salía, según sus propias palabras, le dijo: " Fran  (Franklin), pero no olvides que las guerras se ganan o se pierden por dos palabras:

TODAVÍA NO o DEMASIADO TARDE. Cuando un general se dice a sí mismo "todavía no, podemos esperar a mañana (lo que hizo Napoleón en Waterloo) y deja la iniciativa al enemigo puede encontrarse con el demasiado tarde de la derrota, por no haber atacado a tiempo".

Señor Sánchez, en esas se encuentra usted, entre el "todavía no" o en el "demasiado tarde". ¿O es que cree que el huido Puigdemont y los suyos no van a aprovechar el tiempo que les dé para conquistar más gente en Cataluña y  más apoyos en Europa para la independencia? Hoy son 2 millones, mañana, y antes si no se reprime la apología del independentismo y eso de la República catalana, pueden ser 5. ¿Y entonces qué?. Observe bien lo que está pasando hoy mismo cuando escribo estas líneas: la frontera con Francia cortada por las bravas... y usted diciendo lo de Napoleón: "Todavía no, moderación y proporcionalidad. Actuaremos si se ponen al margen de la Constitución"...¡Dios! ¿Y eso cuando es? ¿Cuando le proclamen la República?... Yo, y muchos como yo, ya lo tenemos claro: o el señor Torra va a la cárcel (con todos los parabienes legales, por supuesto) o el que acabará en la cárcel por alta traición a la Patria será usted (por supuesto, tras el juicio correspondiente).

Así que no se olvide de Mac Artur: "todavía no o demasiado tarde".

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: