21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Felicísimo Valbuena

Inés Arrimadas: ¿Despega o no vuela por el mal tiempo?

Uno de los mayores éxitos electorales de los últimos años fue el de Ciudadanos el pasado 21 de Diciembre: 37 diputados de un total de 135. Los medios de comunicación estuvieron comentando el éxito durante las Navidades y más allá.

Y después, ¿qué? Muy buenas intervenciones de Arrimadas en el Parlamento de Cataluña, algunas escenas en las que Arrimadas muestra la procedencia andaluza de su familia y otras escenas en las que sufre el acoso de algunos independentistas. Estas últimas son imágenes que muestran una conducta reactiva, con lamentos sobre lo malos que son los independentistas. Menos mal que no ha llegado a las lágrimas y a hacer pucheros.

Sí, ya sé que resumo mucho el asunto, pero la respuesta es obligada: “¿Solo eso?”.

Sí, la actuación de Ciudadanos en Cataluña ha sido decepcionante en el medio año que ha seguido a la elección de Diciembre. Y en general, en toda España.

Hace tres años ya publiqué en una Revista científica un artículo dedicado a analizar la comunicación no verbal de Albert Rivera durante el debate que mantuvo con Soraya Sáez de Santamaría, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el 14 de Diciembre de 2015, organizado por Atresmedia. Con 13 fotografías tomadas de su actuación mostraba cómo Rivera, en un debate tan decisivo como ése, emitía una división muy clara: firmeza en la exposición de sus propuestas y una gran inseguridad y nerviosismo en sus movimientos corporales. Cuando más tiene que demostrar que es un ganador, Rivera falla. En aquel artículo recomendaba qué tenía que hacer para mejorar su actuación. Nada del otro mundo, por otra parte. Me río mucho cuando leo las “reflexiones” de algunos vendedores de alfombras comunicativas que van de “asesores” o “expertos”.

En resumen y valiéndome de una imagen deportiva: Arrimadas es todavía una gran promesa. Y ya sabemos lo que ocurre con las promesas. Unas, triunfan. Las otras, caen en el olvido.

El desastre de la imagen de España en el exterior por la inacción de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz y Alfonso Dastis

Sobre todo porque, antes y después del 21 de Diciembre, ha habido un fallo constante de quienes deberían haber actuado. Empezando por Mariano Rajoy y su Vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Su no-actuación ha sido indispensable para todos los incidentes ocurridos. Ella, o no quiso o no pudo lograr que el Servicio Secreto, que de ella dependía, cumpliese con sus obligaciones. Logró cambiar a un excelente ministro de Asuntos Exteriores, y con ganas de debatir y actuar, José Manuel García-Margallo, por un increíblemente ineficaz Alfonso Dastis. Y éste, por sí mismo o por consejo de ella, ha conseguido el fracaso más total de los embajadores españoles. La pregunta que hemos de hacernos es para qué pagamos a los embajadores si, a la hora de la verdad, no cumplen con su obligación? Ha tenido que ser el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, el que ha leído la cartilla a los embajadores. Y va a tardar mucho tiempo hasta que los diplomáticos recobren el prestigio perdido.

Ya han salido, y en muy buena hora, esas dos grandes rémoras que, para la gobernación de España, eran Rajoy y Sáenz. ¿Quiere decir esto que, con la cartilla leída a los embajadores, el problema de la imagen exterior de España está solucionado?

Sería iluso pensarlo. Rajoy y Sáenz pensaban que con hablar bien se solucionaban las cosas. Incluso, habían formado el último gobierno con el 85% de abogados. Y muchos abogados dominan muy bien el pensamiento de coartada: Reúnen cuantas justificaciones sean necesarias para no actuar.

¿Por qué es ahora cuando Arrimadas y Ciudadanos pueden despegar?

Aquí es donde Ciudadanos y, más en concreto, Arrimadas, han de demostrar que la política no consiste en hablar. Primero, planes y programas para lograr la eutaxia, o buen orden social. Después, sí, la palabra es indispensable para pro-poner (poner delante) soluciones.

Entonces, la prueba de si Arrimadas y los ¡casi cuarenta diputados! de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña es si han llevado a cabo lo que Arrimadas le dijo a Torra hace meses que iba a hacer: Identificar las expresiones xenófobas, si no racistas de Torra, y mostrarlas a los españoles y al mundo. ¿Lo han hecho? No me consta. Si lo han hecho, me disculpo, pero ¿en qué lugares han mostrado esas expresiones para contrarrestar toda la propaganda de los separatistas, comenzando por Torra? Arrimadas debería extraer consecuencias de cómo a Torra le molesta que le digan las verdades y cómo enormiza y falsifica la realidad. Repasen lo que ocurrió en Estados Unidos. ¿En qué lugar del extranjero se ha/n hecho presente/s alguno/s de esos casi cuarenta diputados?

Un amigo mío me decía que las personas aprendemos las cosas de tres formas: por los ojos –observando la realidad-, por los oídos –escuchando- o por las narices –dándonos de bruces con la realidad. En política lo que cuentan son las realizaciones, no los discursos. Para buenos oradores, muchos políticos hispanoamericanos… que tienen sus países hechos un desastre.

Tampoco hay que dedicarse a la acción de una manera desbordante, como en las campañas electorales. Los de Ciudadanos no están ahora en campaña, aunque como sigan con su inacción, pueden llevarse una gran sorpresa. Todavía están a tiempo de hacer política de verdad.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: