25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pedro Sarrión

Tigres de papel

El partido Ciudadanos en la Comunidad de Madrid se dirige hacía la implosión. El poco tirón del candidato oficialista Ignacio Aguado y su segundo César Zafra, conocido por sus mentiras compulsivas en el currículo lastran la candidatura de Begoña Villacís al Ayuntamiento. Es conocida la aversión de la candidata por aparecer con el mismo Aguado. Villacís es brillante, atractiva y empatiza con sus afiliados y potenciales votantes, muy al contrario que el candidato a la Comunidad, alguien frio, distante, con un discurso mediocre e incapaz de establecer una conexión emocional con los madrileños.

Zafra, el diputado ayudante de Aguado, no mejora el panorama, rodeándose de una guardia de Corps a nivel órganico, ha elegido a dedo a sus comisarios políticos para preservar su posición institucional. Mediante la selección de diferentes colegas, amigos, aplaudidores y paracaidistas dispone de un colchón que le evita los golpes de una cada vez mayor disidencia entre los afiliados. El descontento es mayúsculo porque los ciudadanos tienen miedo del personaje que maneja el partido a su antojo. En Ciudadanos existe una caza de brujas y el jefe de la omertá es Zafra, el policía malo que hace piña con Aguado, el policía bueno.

Al responsable de Organización del partido Fran Hervías, en 2015, no le pasó desapercibido el "brillante" currículo inexistente de César Zafra. Quizás en aquella fecha y con el resultado electoral obtenido en la Comunidad de Madrid no había otra opción que comerse con patatas al duopolio Zafra-Aguado, ahora en 2019 la situación ha cambiado. La entrada de VOX en el escenario, el nulo tirón de Aguado y los enjuagues del subalterno no son la mejor manera para confecionar en la Comunidad de Madrid unas listas de candidatos municipales que están trufadas de oportunistas puestos a dedo por Zafra aprovechando que no habrá primarias en el 99% de los municipios a semejanza de VOX.

La contestación interna es manifiesta porque los candidatos del aparato son bastante mediocres, así tenemos al portavoz del partido Martín Perdiguero en San Sebastian de los Reyes, que compagina, según diversas fuentes, otras actividades como pudiera ser su participación en la inmobiliaria La Covatilla además de las subvenciones que han ido recibiendo distintas asociaciones deportivas en las que participa. Como portavoz del Grupo municipal su discurso deja mucho que desear, se le puede escuchar en la web del ayuntamiento en el pleno del 20 de Diciembre, en el minuto 03 h 04 minutos y tener una representación clara de su capacidad expresiva y el discurso básico para alguien que se embolsa 54.218 euros anuales, increíble para alguien que tiene una formación rasa siendo su principal valedor Zafra. Perdiguero es un superviviente metido a político gracias a su tirón deportivo, algo que está de moda, hasta que los deportistas demuestran su incapacidad para tener un discurso político coherente y capacidad de gestión. A todos les viene a la mente el reciente caso de Ruth Beitia y Perdiguero va a la zaga por sus perlas, como indicaba el diario Marca. Pepu aún no se ha estrenado.

En otro lugar del mapa político, como Pozuelo, un "figura" tomó el control de la portavocía de Ciudadadanos, Adolfo Moreno, el denominado concejal 15 del PP, trepador experto, aplaudidor hasta enrojecer las palmas, muy conocido por estar en todos los saraos del partido naranja 365 días al año, que se prodiga en redes de mensajería con sus famosos ejercicios físicos donde luce músculos, pulgares y caritas llorando de risa, simpático y simplón se ha convertido en colaborador de la alcaldesa del PP y busca repetir como cabeza de lista de Ciudadanos, pero si tercia algo mejor en el PP, podría postularse sin problema, no vaya a perder el 75% de los 64.653 Euros anuales que levanta, una merma que le impediría mantener otras actividades alternativas además de colocar a familiares en la política. Es normal que los padres se preocupen por el futuro político de sus hijos.

La zona de Pozuelo engloba poblaciones problemáticas como son Las Rozas, Majadahonda, Alcorcón, Móstoles, etc. La organizacion territorial divide la comunidad según los gajos de las carreteras radiales y Cesar Zafra ha colocado a sus peones para proteger a su Rey. Por ahí anda un oscuro personaje, Angel Serrano, la mujer de rojo Carmen G. Palomino, entre Pinto y Valdemoro, un trabajdor de CRTVE, Rafa Fernández, el más inteligente. El malestar aumenta y la afiliación se resiente. Las listas municipales ni están ni se las espera hasta que no se resuelvan las primarias del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid. Esta semana se ha abierto un escaso período para presentar candidaturas. Mientras los comisarios territoriales hacen y desahacen para colocar a sus acólitos sin importar el mérito, el currículo, su capacidad de gestión. Lo peor puede ir en listas, es la retórica del poder de los advenedizos que cumplen el viejo aforismo de Peter y parafraseando su principio "La nata sube hasta cortarse. Trasladado al mundo de la jerarquía de los partidos, todo político tiende a ascender hasta alcanzar su nivel de incompetencia."

Aguado en la Comunidad de Madrid tiene a Juan Carlos Bermejo haciéndole frente, un empresario que se presenta a sí mismo como alguien que no vive de la política, frecuenta tertulias económicas, dispone de un discurso propio mientras es un robusto defensor de Rivera, de Villacís y del resto de líderes, excepto, claro está, de Aguado.

A Zafra le ha salido, internamente, un cargo orgánico que está revisando, al parecer, pueblo a pueblo, la situación, Angel Niño, el nuevo encargado territorial quiere poner orden en el desaguisado de las agrupaciones, habida cuenta que ahora las generales suman una mayor incertidumbre sobre un partido que ha sido acusado de ser un metrónomo, oscila a la izquierda y después a la derecha, pero el compás no lo sigue su orquesta. Los profesores músicos desafinan porque un director maneja la batuta sin saber solfeo. Zafra tiene quizás los dias contados y Aguado aguará la fiesta de continuar siendo el candidato que se representa a sí mismo. En Ciudadanos existen los tigres de papel con dientes de cartón piedra.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: