05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Qué pasa con la moda española

En una semana en la que los Premios y homenajes de las revistas mas cool de nuestro país han protagonizado las alfombras rojas, mientras en la calle el consumo sufre un lapso de recorrido impreciso y constante, impredecible, me sorprendo con dos horizontes distintos y, a la vez, complementarios. Mientras el miércoles 30 en el Museo Nacional del Traje estrenaremos la antológica mas brutal del año de la mano de Antonio Alvarado (premio nacional e icono de toda una generación), en las calles, la multinacional mas alucinante de la industria de la Moda española internacional sufre una huelga en plena semana del Black Friday; una convulsión que puede revolucionar la sede de Inditex en Galicia duramente. Zara, el imperio de Amancio Ortega hoy en manos de su hija Marta Ortega, es el buque insignia español que ha comenzado a comercializar colecciones de autor de la mano de, por ejemplo, Narciso Rodriguez o que patrocina la Mercedes Benz Fashion Week desde hace años junto a L’Oreal, el gigante de la cosmética de origen francés mas potente del mundo.

Pues bien, me preguntaba yo, al borde de los fotocall de los maravillosos Premios Woman en su 30 aniversario (gracias a la familia Moll más brillantes que nunca con EPI) o en la concurrida plaza de Callao al pie de los Harpers Bazaar, ¿qué hay de la Moda Española?  Parece una pregunta habitual, manida, utilizada en exceso. pero a mí, particularmente a mi y a muchos, nos sigue preocupando el futuro de un sector que representa más del 3 por ciento del PIB total de la economía española, el 4 por ciento del empleo total y el 13 por ciento del VAB… tela! Y desde luego el valor innegable de Marca España y prestigio de toda ella en la comunicación externa de país. ¿Porque me pregunto esto entre tanto glamour de fotos de bellas y bellos al pie de foco? Porque hay varias cosas que han levantado mis alarmas otra vez. Por un lado, la escasa importancia que algunos medios de comunicación dan a los verdaderos protagonistas de la Moda: los diseñadores, sus firmas y su industria manufacturera, cambiando sus prioridades por la difusión de blogueras y de las socialités. Por otro, porque las nuevas tendencias de reciclar, rehacer, dar segundas vidas a tejidos necesarios, ir con la corriente real del planeta y ser capaces de regenerar, recrear, han quedado de nuevo aparcadas convirtiéndose solo en palabras de intención, pero no termina de materializarse. Llevar una falda divina como la que me puse en los Woman de Josefa Fernandez, una increíble diseñadora de costura upcycling en denim, es algo innovador y hasta revolucionario, entre demasiados excesos y brillos algo demodé… y mientras todavía se espera un impulso de MARCA ESPAÑA para que veamos alguna vez los esperados córneres de nuestros mejores talentos en todo el planeta apoyados por una política exterior que no les concede la importancia que tienen.

Recuerdo cuando los telediarios se cerraban con Moda, cuando comunicaba nuestra mejor imagen, cuando se hablaba de ella con mayúsculas, y la esperanza que me queda es la ACADEMIA DE LA MODA y el brillante empuje de Modesto Lomba al frente de ACME junto al permanente apoyo de MBFWM. Mientras me atrevo a pedir a nuestras instituciones, no sé a quién o a que ministerio o a cuantas consejerías…, que ayude a desarrollar la industria manufacturera frente a la invasión de producto barato externo, al dumping que devoro todo desde el 2005 y que tomemos ejemplo de paises como Italia, donde esto no seria ni motivo de articulo alguno. Mientras, me quedo con el glamour de un gran fotocall más.  Y con la magia de algunos revolucionarios como Dimas Gimeno y Wow Concept… Feliz Domingo.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: