25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO
Patio de columnas

Patio de columnas

Lucio Séneca

El PSOE "resucita" a Franco

Bueno, pues, el Tribunal Supremo acaba de suspender, sine die, la exhumación de los restos de Franco... Pero, lo que no ha podido frenar ha sido la "resurrección" que ha conseguido el Presidente Sánchez del que fuera Caudillo y Jefe del Estado español. Es lo que tiene remover la Historia. Si la estrategia del actual Presidente en funciones era ganarse el apoyo de los eternos antifranquistas no cabe duda que lo ha conseguido, pero el "lío" de las fechas, los recursos y los antirrecursos, los aplazamientos y la nueva ubicación de los restos (la Almudena o el Pardo) le ha granjeado también el "cachondeo" de la calle, donde ya hasta comienzan a circular los chistes, como el que ayer mismo me envió desde Madrid una amiga: "Por aqui, por la villa y corte... los podemitas andan hundidos y circula el último chiste futbolístico sobre Franco, que dice que "YA ESTA CALENTANDO PARA SALIR AL CAMPO"... O este otro: "¿Sabes que el Presidente Sánchez se divorcia? -le dice Toñi a Pamela- No ¿Y eso?. Porque, al parecer, se lo encontró la otra noche liado con Franco...¡ja,ja,ja!" Y otro más, que acaba de contarme aquí en Córdoba un viejo comunista:
 
"Oye, Carmencita  -le dice Franco a su nieta- tú que eres la mayor dile a todos tus hermanos y demás familia que se callen y que no le creen más problemas a mi ya amigo Pedro Sánchez. ¡Abuelo!¿Y eso?...Pues, mi niña, porque me ha prometido que si acepto ir al cementerio del Pardo os regala en propiedad y por Decreto Ley el Palacio y todo el Monte del Pardo... ¿Qué me dices, Abuelo?. Lo que oyes...pero le he exigido, que no me fio de él ni un pelo, que antes lo haga público en la ONU y lo ratifique en el Tribunal de Estrasburgo...¡ja,ja,ja!".
 
Pero, la verdad es que no sólo lo ha resucitado para los jóvenes de hoy, sino también para mi Memoria Histórica. Porque, sin querer han salido del armario tres opiniones sobre Franco que reproduje en mi libro "El otro Franco". Me refiero, en este caso, a Salvardor de Madariaga, Indalecio Prieto y Arturo Barea.
 
Madariaga dejó escrito en sus "Memorias" esta sabrosa página: "Pasaba yo entonces (el día 8 de octubre del 35 que fue cuando comí con el General Franco en el Hotel Nacional) por una fase de fermentación de mis ideas sobre la democracia liberal, que describí y formulé en un libro publicado en Madrid en 1935, en París y en ¡Londres en 1936, y en Nueva York en 1937, con el título de Anarquía o jerarquía. Este título sugería el tema: la necesidad de aprender del peligro que corría la democracia liberal a la izquierda como a la derecha, examinando la base jerárquica objetiva que constituye la verdadera estructura de toda nación. Mis ideas fundamentales eran dos: la primera, que mientras ia libertad es el mismo aire que respira el espíritu, la democracia no pasa de ser un sistema de reglas prácticas que cabe adaptar y revisar; y la segunda, que para todas las naciones, pero aún más para las hijas de Roma, el sufragio universal directo es peligroso y debe sustituirse por otro en el que el voto individual se agote en el municipio, y las demás instituciones polítícas def país se elijan por las instituciones del «piso» inmediatamente inferior. Hablamos algo sobre esto y luego le mandé a Franco un ejemplar del libro.
 
Pintaba en aquel libro el contraste entre la democracia de un-hombre-un-voto, en la que no creo, y mi modo de organizar los cuerpos representativos; y designaba la primera forma como «estadística» y la segunda como «orgánica».  Al llegar a este punto Franco me pidió que le ampliase lo de la "democracia orgánica"... Años después comprobé que este concepto lo había introducido en la ideología del Régimen".
 
Por su parte, el astuto, listo y sibilino Indalecio Prieto, hizo en Cuenca, ya en 1936, la mejor semblanza que nunca se hiciera de Franco. Palabras, por otra parte, proféticas y llenas de sentido común e incluso de admiración: "El general Franco, por su juventud, por sus dotes, por la red de sus amistades en el Ejército, es hombre que, en momento dado, PUEDE ACAULLIDAR con el máximo de probabilidades -todas las que se derivan de su prestigio personal- un movimiento de este género. Le he conocido de cerca, cuando era comandante. Le he visto pelear en África; y para mi, el general Franco, que entonces peleaba en la Legión a las órdenes del hoy también general Millán Astray, llega a la fórmula suprema del valor, es hombre sereno en la lucha. Tengo que rendir este homenaje a la verdad".
 
Y Arturo Barea, el autor de la trilogía "La forja de un rebelde", escribe sobre Franco: "De la 1ª Bandera no quedó ni un oficial sano. Bueno, sí, el comandante Franco, creo que fue el único que escapó sin un agujero en la piel. Cuéntame algo sobre él, he oído un montón de historias. Por ejemplo, ¿es verdad que el general Millán Astray le tiene odio?. Naturalmente. Millán Astray es un bravucón. Se ha ganado la fama de héroe y ya no hay quien se la quite...y precisamente el hombre que podría hacerlo es Franco. Sólo que esto es un poco complicado de explicar...Yo sé cuántos oficiales del Tercio se han ganado un tiro en la nuca en un ataque. Hay muchos que quisieran  pegarle un tiro por la espalda a Franco, pero ninguno de ellos tiene el coraje de hacerlo. Les da miedo que pueda volver la cabeza, precisamente cuando estén tomándole puntería".
 
Señores, estoy seguro que hoy millones de españoles se habrán divertido tanto o más con el "lío" del Presidente Sánchez que cuando leyeron "...Y al tercer año resucitó", la novela de mi gran amigo Fernando Vizcaino Casas.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: