02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Ángelus Novus

/ Algunos de los participantes en la revista y en el acto de presentación, y el editor.

Su recuerdo surca el cielo de Córdoba cruzando la meta del presente, combate contra el tiempo. De haber vivido en la Edad Media hubiera podido ser un firme candidato a "la ordalía". En alguna ocasión se encarnó en el Ángelus Novus, de Klee, que mientras el vendaval de la existencia lo empuja hacia delante él dirige la mirada hacia atrás. La pintura que es otra forma de herida dio sentido a su vida.

DETORRES EDITORES que está siempre en el detalle, le ha dedicado un homenaje a finales del 2023, coincidiendo que ese año se cumplían los 25 de su fallecimiento. Ha sido en la revista Suspiro de Artemisa, esta es la número 17. Con esta publicación esta editorial ha dignificado la memoria "casi silenciada" de Miguel del Moral, componente del "Grupo Cántico". El marco escogido para el desarrollo ha sido El Real Círculo de la Amistad de Córdoba. Entre los asistentes estuvo Peter, sobrino político del artista. La revista en su conjunto es magnífica, la ilustración de portada es de María Gómez.

La obra de Miguel del Moral nos conecta con sus emociones, es un viaje al interior, del corazón a la cabeza, sin muros ni distancia. Por medio de ella consigue que afloren los matices de su personalidad, nos lega todo cuanto posee. Es un grito a la libertad sobre el que se cierne el pasado... Siempre navegó a contracorriente. Llevaba interiorizado el compromiso social, vivió su propio exilio interior. Su mirada a menudo era crítica, se esforzaba por reinventarse, opuso resistencia a los cánones plásticos establecidos.

foto_2_pilar

Portada de la revista dedicada a Miguel Del Moral.

Su pincel habla desde la pasión, él y el pintor formaban un binomio promisorio, firmaron un contrato de compromiso de por vida, en el que la convivencia a veces era serena y otras no tanto. Miguel se perdía en cada rincón de su paleta. Su mundo creativo siempre fue intenso y en ocasiones llevaba al límite el proceso de creación.

Sus obras son sinfonías pictóricas, mensajes encriptados, poseen un subtexto, es decir lo que surge por debajo de lo evidente. Cada una nos ofrece una lectura, un relato que es el que las justifica, y todas se acaban de construir con la mirada del espectador. Gana en profundidad cuando más te zambulles en ella.

A veces parece que quisiera desandar el camino para volver a la pincelada, al trazo, sortear las huidas, las cicatrices imaginarias y reabrir el acuario del ingenio innato en plena travesía... Diferentes eran las motivaciones pictóricas que conducían sus pasos, su evolución estuvo jalonada en varias etapas. Le fascinaba plantearse desafíos compositivos.

foto_3_pilar

Don Calixto Torres (editor) y don Miguel Clementson (introductor del acto).

"Córdoba de los cuarenta,/ entre sueño y pesadilla;/ como una flor entre grietas./ busca su sitio la vida./ (...)./ Mientras el Ángel del Sur/ bate sus alas doradas/ aquellos viejos muchachos/ sonríen, pintan y cantan." Autor: Rafael Ruíz.

La introducción del acto, de la revista y la coordinación documental e iconográfica la ha realizado don Miguel Clementson Lope, que ha efectuado un trabajo verdaderamente encomiable, imprescindible para familiarizarnos con la figura del homenajeado.

También se incluyen una serie de obras del artista cordobés: dibujos a tinta, retratos de algunos de sus compañeros de generación, la portada del primer número de la revista de 1947, otra de 1955 homenaje a Luis Cernuda, diferentes rincones, plazas y calles de la que fue Ciudad Luz de Occidente, etcétera, magníficas y la mayoría muy desconocidas. Y más de una sesentena de textos de escritores que hemos aportado nuestro grano de arena. Aunque todos son dignos de mención, destacaré algunos.

foto_4_pilar

Francisco Javier Navarro amenizando el acto.

Musicalmente el acto estuvo amenizado por Francisco Javier Navarro, que por medio de su clarinete el fervoroso silencio en la quietud del pentagrama escribe enigmáticas notas...

- "Se desviste algunas veces la melancolía/ ante el espejo y queda como ángel/ desprovisto de alas que contempla/ sobre el mundo, caída, la amplísima/ extensión de su vuelo, las partículas del aire/ (...)/ almendrados y sale de su lienzo a distraerse,/ a dar un paseo por la senda de la belleza,/ a reunirse, quizá, con el ángel/ que retoma sus alas y dirige de nuevo,/ sobre rutas de versos, su vuelo hacia el sur." Rafaela Hames.

* Paco Alcaide: sus poemas son "gran reserva", nos muestran distintos planos narrativos en los que la vida se vacía y vuelve a desbordarse en la constancia y el equilibrio. Transpiran, parece que describen el proceso de génesis de un relámpago. Descalzar la sutura de la sed y el desdoblamiento del espejo que coloca sus maletas en el anaquel de la palabra.

- Esta ciudad que amo de puntillas/ y habla conmigo/ a solas, cada noche, tiene algo de vértigo/ y ceniza, pero también de serenidad./ (...)./ Esta ciudad que amo con los pies/ cansados, soñoliento como un mirlo/ posado en la virtud de los cipreses/ (...)/ su memoria de tenebrosas biblias y sermones,/ de rosas tristes, álamos de amor y alas de envidia al atardecer.". Del poema: Califal, autor: Alejandro López Andrada.

* Sole Raya: Sus versos son almas florecidas que desvisten a la luna sin naufragios dejándose poseer por ella. Desnudan la mente del lector, son vigorosos, inconformistas, hunden sus raíces en la fértil tierra de la elegancia, de la depuración. Dueños de una voz propia, nos plantean preguntas. Se agarran al pecho desde el que sale el sol. Grata fuente de estímulos...

- Un ángel de color que declina los muros/ para dar vida dibujada a la belleza./ (...)./ Solemne resplandor, sin cauce, corola de valles/ que enclaustran todo el silencio para siempre./ pintura, estrella tan callada que/ celebra el mundo/ para dar vida dibujada a la belleza.". Del poema: Dar vida dibujada a la belleza. Autor: Rafael Luna.

foto_5_pilar

Otros números de la revista 'Suspiro de Artemisa'.

* Calixto Torres: Su fecunda e insigne pluma es el escalpelo con el que disecciona la vida. Sus letras desprenden aliento poético, son dosis de infinito, imágenes sonoras, antídoto contra lo vacuo. Trabaja las fronteras invisibles, consigue la sublimación estética de la palabra y la verdad conceptual que la sustenta. La poesía como herramienta de autoafirmación.

Algunos de los trabajos de Del Moral nacen con la yugular en obras, librando una lucha interna, con necesidad de confesarse, desprendiéndose de todos los corsés. Parece que la luz interrogase a las sombras. Insólito realismo para plasmar algunas texturas y matices. Quizá pretendía ponerle a la vida un cristal enfrente para que se viera reflejada y después analizarla en profundidad. Hay cuadros que son espacios oníricos, sin restricciones. Trabaja la "oralidad" pictórica, voces que se niegan a guardar silencio. La pintura como punzante forma de comunicación con el mundo en el que no terminaba de habitar... Este es el pericardio de la obra de Miguel del Moral.

- "Asomados a la "finestra",/ en la calleja de la Hoguera,/ hoy no se puede ver gran cosa,/ pero aquella tarde bullía./ Escaparate de Cántico./ Años cuarenta en un marco de penuria./ (...)/ pues ya estaba todo presentido en las esquelas./ (...)./ Todo invitaba a escapar./ (...)/ hasta morir en la confusión de utopías.". Del poema: Escaparate, autora: Balbina Prior.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: