21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con este modelo de Clase S, la empresa alemana respeta la etiqueta ECO y de Cero emisiones que requiere la Comisión Europea

Mercedes Benz presenta el Clase S 580 e, un híbrido enchufable que combina lujo con compromiso con el medio ambiente

Mercedes Benz Clase S 580 e
Mercedes Benz Clase S 580 e
La empresa alemana Mercedes Benz ha presentado el modelo Clase S 580 e, un híbrido enchufable de lujo que respeta las etiquetas ECO y de Cero emisiones con creces. Además de estar comprometido con la sostenibilidad del medio ambiente, es una oportunidad para tener un coche con todo tipo de lujos, por un precio que aunque parezca elevado, esta justificado con todos los accesorios que tiene incluido.

El futuro en el mundo de los automóviles, inevitablemente, son los coches sostenibles con el medio ambiente. Hasta hace relativamente poco, a la hora de crear modelos de automóviles, no tenían en cuenta el medio ambiente. Sin embargo, hoy en día, a la hora de fabricar un coche, un factor fundamental, es que sea sostenible con el medio ambiente, incluso los modelos de alta gama.

Un ejemplo perfecto de los vehículos que se podrán ver en el futuro es el Mercedes Benz Clase S 580 e. Un híbrido enchufable que cumple con creces con su etiqueta ECO, y la etiqueta de Cero emisiones. Desde la revista pruebascoches.com, han probado este modelo en su versión con carrocería larga (berlina), un coche gigantesco de lujo con 5,29 m de largo, 1,95 m de ancho y una distancia entre ejes de 3,22 m.

asientos-traseros-mercedes

Interior Mercedes-Benz S 580 e

Sin embargo, algunos detalles sutiles en su exterior hacen que se disimule bastante bien su gran tamaño exterior, e incluso al conducirlo, en ocasiones uno olvida que está dentro de un coche, ya que el fabricante alemán se ha esforzado por aislar a los ocupantes del mundo exterior.

Modelo de lujo

La Clase S de Mercedes-Benz representa la máxima expresión de lujo, refinamiento, confort, tecnología y seguridad, convirtiéndose así en la limusina de lujo por excelencia. La Clase S pertenece al segmento F (vehículos que superan los 5 metros de largo), segmento en el que compiten pocas y lujosas marcas con modelos como el Audi A8, Aston Martin Rapide, Bentley Flying Spur, BMW Serie 7, Maserati Quattroporte, Lexus LS, Jaguar XJ, y pocos más.

La Clase S de Mercedes, el nivel de exigencia de los clientes es altísimo, y es por eso que los ingenieros han tenido en cuenta algunas de sus indicaciones para eliminar o mejorar algunos elementos. En la jerarquía de los modelos de lujo de Mercedes, el Mercedes-Benz S 580 e 4Matic está un escalón por encima del EQS eléctrico, aunque ambos cuenten con la misma tecnología OLED; en el S 580 e encontramos madera pulida, y no imitación de madera, como ocurre en el EQS. El magnífico sistema Hyperscreen del EQS, que incluye tres pantallas distribuidas en el salpicadero, tiene más peso tecnológico que lujo puro; y sin embargo, en el clase S hay menos pantallas, que hace que la sensación de lujo aumente.

volante-mercedes

Además, el conductor tiene a su mano todo lo necesario para no distraer la vista de la carretera y las manos del volante: Un cuadro de instrumentos virtual de 12,3 pulgadas y una resolución OLED de 1.888 por 1.728 píxeles (mejor que muchas televisiones), un enorme head-up display con realidad aumentada, y puede disfrutar de una buena visibilidad periférica, a la vez que se beneficia de dos radares frontales, dos traseros, doce ultrasonidos, una cámara estereoscópica delante y cuatro cámaras del sistema 360º. Todo ello sumado a un completo equipamiento de seguridad, que cuenta con lo último en sistemas pasivos y activos, incluyendo airbags frontales para las plazas traseras.

Este modelo ofrece todo tipo de lujos en infoentretenimiento que le distinguen con el resto de modelos de la Clase S: Los comandos de voz son reconocidos de manera bastante confiable, y desde el volante, que es sensible al tacto, se puede regular casi todas las funciones de manera muy precisa, sujetándolo por cualquier lugar.

mercedes-benz-2

Otras modificaciones de este modelo son: Han quitado el escalón que había en el maletero propiciando un espacio de carga más accesible, sin embargo, al modificar esto, la gran batería que tiene este modelo ha sido colocada debajo del piso del maletero, reduciendo así el volumen de carga de 550 litros, a unos modestos 350 litros. El deposito de la gasolina se ha movido, el tanque de 67 litros ahora está ubicado debajo del asiento trasero, lo que permite que estos asientos se puedan ajustar con más espacio; el eje trasero se ha instalado 2,7 centímetros más bajo; y las celdas de la batería se han vuelto más pequeñas en comparación con su versión anterior.

Características del modelo

El S 580 e siempre inicia la marcha en modo eléctrico, y el motor de gasolina de seis cilindros y tres litros sólo entra en acción a altas velocidades. En carretera, si las baterías están cargadas, la combinación del motor eléctrico y el motor de combustión cumplen en todo momento: La interacción entre los diferentes componentes funciona perfectamente gracias al enorme par motor y a la suspensión neumática, ajustada un poco más firme pero sigue siendo muy cómoda, absorbiendo incluso los baches más abultados. 

Lo que sí es necesario, es adaptarse bien al sistema de frenado, ya que al combinar la regeneración del sistema híbrido con el sistema de frenado convencional, supone que hay que aplicar una presión muy firme en el pedal, para generar la potencia de frenado necesaria. En cuanto al volante, la dirección es ligera y directa, y gracias al excelente aislamiento interior con ventanas de doble acristalamiento, no tienes la sensación de estar conduciendo una limusina gigantesca.

mercedes-benz-frontal

A pesar de que Mercedes indica un consumo promedio de 1,3 l/100 km, con unas emisiones ejemplares de tan solo 14 g/km de CO2, el gasto real se sitúa un poco más allá de esa cifra; según la prueba realizada por pruebascoches.com, registraron una media de 5,6 l/100 km. Con la batería vaciada, las cifras son de 8,5 l/100 km en carretera y 9,2 l/100 km en ciudad, cifras espectaculares para un coche de este tamaño, peso y prestaciones. Una gran sorpresa fue que, se puede recorrer 115 km hasta vaciar la batería, pese a que la autonomía eléctrica está especificada en 108 km.

En cuanto a sus prestaciones, el Mercedes-Benz S 580 e cuenta con una potencia de 510 CV y un par motor de 750 Nm, acelerando de 0 a 100 km/h en tan sólo 5,2 segundos gracias a su caja de cambios automática de 9 velocidades, alcanzando una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Gracias al sistema Drive Pilot, viene incluida la conducción semi autónoma, gracias a a la cuál se puede cambiar de carril de forma independiente en la autopista, usando simplemente los intermitentes. Aunque por ahora, sólo funciona en carreteras específicas y circulando en una velocidad máxima de 60 km/h.

mercedes-benz-asientos-delanteros

El asiento del conductor está pensado para poder viajar extremadamente cómodo, está muy acolchado, se puede convertir en un asiento reclinable y ofrece varios programas de masaje. Pero lo más reseñable es la función de asiento multicontorno activo, gracias a la cuál, la sujeción lateral del asiento se adapta automáticamente a la dinámica de marcha y en curvas del vehículo, para que te sientas bien sujeto en todo momento.

En conclusión, el Mercedes S 580 e es muy cómodo y placentero tanto para el pasajero en la parte trasera como al volante. Sus únicas desventajas: El reducido espacio en el maletero, por su gran batería. Y su precio, que parte desde los 137.658 euros en su versión corta, hasta más de 200.000 euros. Sin embargo, este abultado precio es entendible e incluso rentable teniendo en cuenta su exclusividad, calidad y las prestaciones que ofrece.

COMPARTIR: