23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA EMPRESA FABRICANTE DE VEHÍCULOS ALEMANA HA DESARROLLADO ESTA IDEA EN BASE A LA IDEA DEL PROYECTO COMPOLIVE DE PROTEGER EL MEDIOAMBIENTE.

Ford revoluciona la sostenibilidad de sus vehículos: Transformar residuos de aceitunas en partes de vehículos útiles

La nueva propuesta de Ford, la empresa alemana de vehículos, en colaboración con el proyecto COMPOlive, del que es socio, para mejorar la sostenibilidad medioambiental, que consiste en la transformación de residuos de aceitunas (hojas y ramas desechadas durante su cosecha) en partes de sus vehículos que sean útiles y duraderas.

La última propuesta de la empresa Ford para vehículos, consiste en utilizar las ramas y hojas desechadas durante la cosecha de aceitunas, para la fabricación de piezas más sostenibles y ecológicas. Han logrado desarrollar prototipos resistentes y duraderos de reposapiés y partes del maletero, demostrando la viabilidad de estos componentes. Ahora, Ford está evaluando la posibilidad de integrarlos a gran escala en la producción de la próxima generación de vehículos eléctricos. "The Road to Better" es el compromiso de Ford para construir un futuro del transporte más sostenible, inclusivo y equitativo. Con la ayuda de sus socios, la marca de coches alemana, está dando pasos significativos hacia su objetivo de mejorar la sostenibilidad medioambiental. En una primera fase, sus ingenieros emplearon tecnología de simulación avanzada para evaluar la eficacia de estos residuos en términos de durabilidad, resistencia y maleabilidad. Tras su evaluación, el material compuesto en un 40% de fibras y un 60% de plástico de polipropileno reciclado, se procedió a la fabricación de los prototipos de las piezas previamente seleccionadas. Los materiales utilizados en este ensayo, provienen de Andalucía, España, la región con mayor número de olivares y que produce más aceite de oliva en el mundo.

Ingeniero de Ford con una pieza fabricada con desechos de olivas

El proyecto COMPOlive, del que Ford es uno de sus socios, desarrollado entre 2020 y 2023 pretende buscar mejoras medioambientales en la producción de aceitunas mediante el uso de biocompuestos en lugar de plásticos, para reducir así su uso y el respaldo a la implementación del "Plan de acción de la UE para la economía circular", entre otras leyes, relacionadas con procesos más respetuosos con el medio ambiente. A pesar de que este proyecto tuvo que lidiar con numerosas complicaciones, debido a la época en la que se creó, restricciones de viajes y movilidad impuestas en todo el mundo, sus socios no pudieron reunirse en persona hasta pasados dos años y medio,... Este año ha llevado a cabo un ensayo, con el que no solo busca reducir la cantidad de plástico utilizado en la fabricación de piezas de vehículos, sino que también contribuye a la limpieza del aire en las áreas de cosecha, al evitar la quema como método de eliminación de desechos.

COMPARTIR: