07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Manipular la placa numérica de un vehículo con este método que ya es viral en redes sociales supone multas de hasta 6.000 euros y 6 puntos de carnet

Este es el imán tapamatrículas que desafía a la DGT y conlleva severas sanciones económicas

Captura del video con imán ilegal
Captura del video con imán ilegal
En España una de las causas más comunes en accidente de trafico es superar el limite de velocidad permitida, por esta causa la DGT acumula entre dos y tres millones de infracciones por año. En redes sociales se ha hecho viral el ‘nuevo método’ para evitar multas de hasta 600 euros, se trata de una hoja magnética que tapa parte de la matriculas, impidiendo que el radar nos identifique. La manipulación de esta nos puede costar 6.000 euros y 6 puntos de nuestro carné de conducir.

La Dirección General de Tráfico (DGT) controla los excesos de velocidades en las carreteras españolas a través de radares, que resultan ser los mecanismos más efectivos para acabar con la una de las causas más comunes en accidente y que acumulan hasta tres millones de infracciones al año.

En total en nuestras carreteras podemos encontrar 780 radares fijos, de ellos 92 son de tramo, 545 móviles, 39 drones, 216 cámaras y 13 helicópteros. A esto también añadimos las furgonetas camufladas de la DGT, que podemos distinguir principalmente por la matricula, coinciden en que empiezan por PGC, cuatro números y terminan con otra letra. Sus modelos pueden ser Renault Máster o Ford Transit y de colores, negras, azules, grises o blancas. El objetivo que se persigue con la inclusión de estas furgonetas como método de vigilancia es perseguir la utilización del cinturón de seguridad y no utilizar el teléfono móvil durante la conducción.

Nuevo método viral

Pero para evitar que el radar detecte nuestra velocidad y nos identifique, un nuevo método ilegal se ha hecho viral en redes sociales. Y sí, este nos puede salvar de cuantiosas multas de hasta 600 euros, pero eso no quitará que el exceso de velocidad al volante pueda acabar con nuestra vida y poner en riesgo la de los demás.

En la aplicación Social Drive y en las redes sociales Instagram, Twitter y Facebook se puede ver un video, viral, en el que se ve como un conductor, con un imán en forma de hoja, tapa parte de su matricula para evitar ser multado por una cámara o radar.

El imán, simulando una hoja, incluye un control remoto para que, si te para algún agente de seguridad puedas pulsar el botón del mando que hace que automáticamente la ‘hoja’ se despegue de la matricula. Evitando así una multa superior y que no quede rastro del ‘truco’.

El objeto de moda, según ha podido constatar elcierredigital.com, se puede encontrar en AliExpress por 12 euros. Por la descripción del producto podemos saber que este no era su fin inicial, pero alguien ha ideado el método que provocado ciertos comentarios y reacciones en redes sociales.  

Sanciones por el uso del imán tapamatrículas

Pues según ha informado y recordado la Dirección General de Tráfico (DGT) en sus perfiles oficiales en redes sociales, las multas en las que estén implicadas la manipulación de la placa de la matricula pueden ascender hasta los 6.000 euros. Manipularla nos costaría el máximo nombrado y seis puntos. Mientras que no llevarla legible o visible nos supondría 200 euros de multa.

Esto se debe principalmente a que es el elemento principal de nuestro vehículo, es el que identifica el registro y la autoría del coche que conducimos. Por lo tanto, utilizar el ‘método de la hoja’ resultaría una manipulación de nuestra matricula, llegando a ser la multa más cuantiosa en cuanto a tráfico.

Multas por superar la velocidad permitida

Desde el pasado mes de mayo, utilizar el móvil conlleva una multa de 500 euros y una pérdida de seis puntos. Según apunta la DGT, esta sanción junto con la velocidad, son las más frecuentes y las que ocasionan salidas de la vía, choque con el vehículo de delante, colisiones frontales o atropello.

Los limites de velocidad nos pueden costar una multa de entre 100 y 600 euros. Así se rige la DGT en la actualidad: Superar los 120km/h hasta alcanzar los 150km/h conlleva una multa de 100 euros. Si superamos los 150km/h y hasta los 170km/h esta sería el triple, 300 euros a los que tendremos que añadir dos puntos de nuestro carné.

Multas y sanciones por exceso de velocidad

Siguiendo la línea, si superamos los 171km/h y hasta los 180km/h esta nos costaría 400 euros y 4 puntos. Un exceso de velocidad por encima de los 190km/h, 500 euros y 6 puntos de retirada. Y ya, por último, una infracción muy grave seria superar los 200km/h que nos puede suponer incluso pena de cárcel ya que se considera conducción temeraria.

COMPARTIR: