07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De origen armenio, acumulaba infracciones correspondientes a unos 91 conductores de diversas partes de España que también están siendo investigados

La venta de puntos del carnet de conducir, en auge: Investigan a un hombre que transfirió 321 a motoristas

El Cierre Digital en Motorista y agente de la Guardia Civil de Tráfico.
Motorista y agente de la Guardia Civil de Tráfico.
Un varón de origen armenio vendía los puntos de su carnet de conducir a otros motoristas. Actualmente está siendo investigado por tener un saldo negativo de 321 puntos y acumular diversas infracciones, correspondientes a unos 91 motoristas de diversas partes de España que también están siendo investigados. En los últimos tiempos la DGT ha endurecido su sistema para detectar infracciones.

Las multas por infracciones de tráfico, con su consecuente retirada de puntos de carnet de conducir, han vuelto a sacar a la luz el mercado de venta de puntos por parte de algunos usuarios. Concretamente, la Guardia Civil está investigando a un hombre armenio por haber asumido las graves infracciones cometidas por, al menos, 91 motoristas. El hombre habría perdido un total de 321 puntos de su permiso de conducción. El número máximo por conductor es de 15.

A pesar de acumular tal débito de puntos —que aparecen en los archivos de la Dirección General de Tráfico (DGT)—, la alarma ha tardado en saltar. La investigación comenzó el año pasado en Mallorca. Un motorista se saltó un control de alcoholemia a gran velocidad y los agentes encargados de realizarlo comunicaron la incidencia, enviando las denuncias y la matrícula del vehículo a la Jefatura Provincial de Tráfico. El conductor real de la moto hizo al hombre armenio cargar con la infracción.

La investigación posterior descubrió que el varón de origen armenio no solo tenía retirado el permiso de conducción, sino que acumulaba numerosas infracciones graves que conllevaban pérdidas de puntos. Según las investigaciones, el ciudadano —que reside en Valencia— vendía cada punto de su carnet de conducción por entre 75 y 200 euros a través de redes sociales. Las personas que además quisieran culparle de su infracción tendrían que abonarle el importe de la multa.

Progresión de los puntos del permiso de conducción.

Las autoridades investigan los casos en los que se podrían haber usado los puntos del permiso de conducción de este hombre, que apuntan que afectarían a varias comunidades autónomas: Madrid, Aragón, Islas Baleares, Canarias, Cataluña, La Rioja, Andalucía o Galicia son algunas de ellas. La investigación acaba de empezar, por lo que podrían ser identificados más infractores.

La prohibición de la DGT para los conductores de motos

Las normas promovidas por la DGT para la conducción son numerosas y, en los últimos años, la DGT ha ampliado su cobertura para asegurar el cumplimiento del reglamento de tráfico, entre otras medidas, con el uso de drones para captar infracciones. Además, se han endurecido algunas reglas de circulación, como los nuevos máximos de carreteras urbanas que se impusieron el pasado año.

Con respecto a los conductores de motos, los motoristas no pueden conducir estos vehículos utilizando cascos o auriculares. Esta prohibición forma parte de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial aprobada en 2015. “Queda prohibido conducir utilizando cualquier tipo de casco de audio o auricular conectado a aparatos receptores o reproductores de sonido u otros dispositivos que disminuyan la atención permanente a la conducción, excepto durante la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción en los términos que reglamentariamente se determine”.

Debido a las diversas interpretaciones literales de este permiso —del que se exime a los agentes de la ley—, el año pasado comenzaron a promoverse la apertura de expedientes sancionadores para aquellos motoristas que utilizaban estos sistemas en el ámbito de la enseñanza, pero sin tener que usarlos para la obtención del permiso de conducir.

Las multas más caras de la DGT

Aunque algunas infracciones están tipificadas como leves, la norma contempla varias sanciones que suponen cuantiosas multas y retirada alta de puntos del carnet. Una de ellas es la de utilizar inhibidores de radares para evitar, precisamente, la sanción. Si los agentes se percatan del uso de esta herramienta, la multa ascendería a 6.000 euros y supondría la pérdida de seis puntos del carnet de conducir.

Control de alcoholemia.

Otra de las sanciones que más cara puede salirle al infractor es la de circular sin seguro obligatorio, que podría alcanzar los 1.500 euros de multa y la inmovilización durante un mes del vehículo. Si este estuviera estacionado, se aplicaría una multa de 800 euros.

Algunas de las infracciones más habituales también conllevan las sanciones costosas, como superar la tasa de alcohol en sangre, el consumo de estupefacientes y el exceso de velocidad. La primera y la segunda podrían suponer 1.000 euros de multa y la pérdida de seis puntos del carnet —incluso si el conductor se niega a realizarse la prueba—. La tercera, por su parte, supondría unos 600 euros y la misma pérdida de seis puntos para velocidades que superen holgadamente el límite establecido.

COMPARTIR: