25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las temperaturas en Norteamérica han alcanzado los 49,6 grados centígrados, superando así su récord histórico

"Más peligrosa que el coronavirus": La ola de calor que ha causado cientos de muertes en Estados Unidos y Canadá

Ciudadano refrescándose durante la ola de calor.
Ciudadano refrescándose durante la ola de calor.
En las últimos días, ciertos territorios de Canadá y Estados Unidos están sufriendo una ola de calor sin precedentes en la historia. Como consecuencia de este fenómeno, el número de fallecidos se ha multiplicado por tres con respecto a otros años y Canadá ha batido su récord histórico de temperatura durante tres días consecutivos. Los pronósticos de los meteorólogos no son favorables ya que, debido al calentamiento global, consideran que esta ola de calor no será la única de este verano.

Canadá y Estados Unidos están sufriendo una ola de calor que ha provocado cientos de muertes y que ha alcanzado temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados. El riesgo de este fenómeno es tan alto que las autoridades de Columbia Británica han afirmado es más peligroso que el Covid-19.

Tal y como explicó la directora forense de la provincia canadiense, Lisa Lapointe, entre el 25 y 28 de junio, coincidiendo con la ola de calor, ha habido un aumento considerable en el número de muertes con respecto a la media de esta época del año. El número total de personas fallecidas en estos tres días ha sido de 486, cuando lo normal eran 165, un dato que permite apreciar la gravedad de la situación que viven los países norteamericanos.

Pese a que no se puede conocer la causa exacta de todas las muertes que han ocurrido durante estos días, Lapointe ha señalado que muchos de los fallecidos eran personas que vivían solas y que fueron encontradas en viviendas mal ventiladas y expuestas a temperaturas muy altas.

Ciudadanos canadienses tratando de combatir la ola de calor.

En cuanto a Estados Unidos, las autoridades de Oregón, el estado más afectado, reportaron a mediados de esta semana al menos 63 muertes. Una cifra que deberá sumarse a las muertes producidas en el estado de Washington, territorio fronterizo con Columbia Británica y en el que aún no se ha actualizado el número de decesos causados por esta ola.

Pero las muertes por el calor no son el único problema que provoca este tipo de fenómenos ya que las altas temperaturas han favorecido la aparición de múltiples incendios que han obligado a evacuar a los vecinos de algunas localidades canadienses como Lytton y que en Estados Unidos han alcanzado la cifra de 36, repartidos por los estados de California, Colorado, Washington, Oregón y Arizona.

Las temperaturas alcanzadas durante estos días son tan inusuales que el reconocido meteorólogo Scott Duncan ha afirmado en su cuenta de Twitter que “nunca pensó que fuera posible” llegar a esta situación en Canada, lugar en el que el termómetro ha batido el récord histórico de calor durante tres días seguidos y ha llegado a marcar los 49,6 grados centígrados.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha vinculado este fenómeno con el cambio climático, el principal causante de que el problema de los incendios “no sea estacional, sino del año entero”. Para luchar contra los incendios, Biden anunció una subida del salario de los bomberos contratados por el Gobierno federal a un mínimo de 15 euros la hora.

El principal responsable de estas temperaturas ha sido el fenómeno conocido como cúpula de calor, que consiste en una acumulación de aire caliente en las capas altas de la atmósfera que afecta a la presión y a los vientos. Esta cúpula se desplaza por el aire provocando las altas temperaturas que están azotando a estos dos países. Precisamente, a causa de este desplazamiento, las autoridades de ambas naciones han anunciado que las altas temperaturas se prolongarán hasta la semana que viene.

Todos los expertos en meteorología de las principales cadenas de televisión anglosajonas coinciden en que esta no será la única ola de calor que tendrá lugar durante este año ya que, el calentamiento global, provocado por lo gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera, tendrá como consecuencia un aumento de este tipo de fenómenos a lo largo de todo el planeta.

COMPARTIR: