08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

España se mantiene entre los países como mayor índice de vacunación de Europa, pero eso no elimina el riesgo de infección

La ONU lanza una alerta mundial después de que España registrase los primeros casos de dengue autóctonos

La epidemia asota América Latina con casi 3 millones de casos, según la ONU
La epidemia asota América Latina con casi 3 millones de casos, según la ONU
A comienzos del mes de octubre, dos ciudadanos españoles pertenecientes a la misma familia contrajeron el dengue. Unas semanas después, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía de que la mitad de la población mundial está en riesgo de padecer el dengue. Soumya Swaminathan, portavoz de la organización explicó que la enfermedad ha registrado su "máximo histórico" en América Latina, con 2,7 millones de casos, incluidos 1.206 mortales hasta finales de octubre de 2019.

"La frecuencia de los brotes de dengue ha crecido drásticamente en todo el mundo en las últimas décadas y actualmente es la enfermedad viral transmitida por mosquitos de propagación más rápida en el planeta. Necesitamos desesperadamente nuevas estrategias", ha dicho el experto.

Según los datos recopilados por la OMS, en el año 1970 el dengue sólo existía en nueve países, si bien ahora es endémico en 128 países y afecta a hasta 96 millones de personas cada año. En este sentido, Swaminathan ha comentado que las medidas actuales para controlar la enfermedad se están "quedando cortas".

Por ello, ha abogado por la puesta en marcha de medidas adicionales como, por ejemplo, la técnica que esteriliza a los mosquitos transmisores del virus del dengue usando radiación. Se trata de una estrategia desarrollada por primera vez por el departamento de Agricultura de Estados Unidos y que se ha utilizado con éxito para controlar las plagas de insectos que atacan los cultivos, como la mosca mediterránea de la fruta, y el ganado, como la mosca del gusano barrenador.

La novedad es que ahora va a utilizarse contra el mosquito de la especie 'Aedes', que transmite enfermedades como el dengue, zika y chikungunya. "Esta iniciativa es prometedora y emocionante", ha aseverado el experto de la OMS al anunciar que, junto al Organismo Internacional de la Energía Atómica, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Programa especial para la investigación y la formación en enfermedades tropicales, ha desarrollado una guía dirigida a los países que quieran probar la técnica, la cual  ha demostrado que esta técnica reduce las poblaciones de mosquitos y con ellas las posibilidades de picaduras en los humanos.

Por su parte, España no está exenta de la propagación de la enfermedad después de encontrarse los primeros casos autóctonos. Los tres casos son familiares que coincidieron en municipios de la provincia de Cádiz y de Murcia durante el periodo en el que podrían haber contraído la infección. Según fuentes expertas, se trata de las primeras evidencias de dengue autóctono detectadas en España, es decir,  no han enfermado por viajar a zonas de riesgo.

Existen dos posibles causas que puedan explicar la existencia de esta infección en el país. La primera, por la llegada al país de un mosquito portador del virus a través de cualquier medio de transporte. La segunda, porque el mosquito haya picado a una persona portadora de la enfermedad en España y posteriormente a los contagiados confirmados el pasado martes.

La única manera en la que se puede transmitir el virus en España es mediante el mosquito tigre, se trata de un vector que está muy extendido en el país, sobre todo en la costa mediterránea. En países vecinos como Francia o Italia, donde también hay presencia de este mosquito, se han detectado en los últimos años casos de dengue autóctono, de manera esporádica.

España vacunada pero no contra el dengue

Los expertos aseguran que las medidas adoptadas por las autoridades de salud pública y la disminución del mosquito tigre en esta época del año favorecen que la transmisión autóctona del dengue en España sea baja en estos momentos. No obstante, la vacunación contra el dengue en España es muy baja, ya que se solicita para viajar a países donde es común la enfermedad.

Los índices de vacunación en España llegan al 95%.

A pesar de esto, España es uno de los países más protegidos. De hecho, las iniciativas de obligatoriedad para las vacunas en España tomadas en otros lugares de Europa han sido rechazadas por expertos. Para el presidente de la Asociación Española de Vacunología, con una cobertura del 95%, como la que tiene España, "es muy fuerte hacer una medida obligatoria". Según García Rojas, el mensaje que se debe hacer llegar a las familias es que "el daño que recibe un niño sin vacunar" es "para sí mismo".

América Latina cae por el cambio climático

En las últimas décadas, la incidencia del dengue ha aumentado exponencialmente debido a los cambios ambientales, la urbanización no regulada, el transporte y los viajes, y la falta de herramientas para controlar los mosquitos que actúan como vectores del virus.

Según la última actualización epidemiológica, Brasil registró el mayor número de casos, con más de dos millones, seguido, a mucha distancia por México, con 213.822; Nicaragua, con 157.573; Colombia, con 106.066; y Honduras, con 96.379. Además de en América Latina, los brotes de dengue se producen actualmente en varios países, especialmente en el subcontinente indio. Bangladesh se enfrenta al peor brote de dengue desde su primera epidemia registrada en el año 2000.

De hecho, el sur de Asia ha visto aumentar el número de casos a más de 92.000 desde enero de 2019, y las admisiones diarias en los hospitales alcanzan un máximo de más de 1.500 nuevos pacientes con dengue en las últimas semanas.

"El aumento de los brotes este año es una llamada de atención para los gobiernos, los encargados de formular políticas públicas y los investigadores sobre la necesidad de fortalecer los programas de vigilancia y control, así como para intensificar las estrategias de prevención de esta propagación fenomenal del dengue y otros virus transmitidos por vectores", ha dicho el coordinador del programa de gestión de vectores de la OMS en Ginebra, Raman Velayudhan.

COMPARTIR: