20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Belén Esteban ya ocupó en el año 2000 la portada de esta publicación en una entrevista en la que hablaba de su entonces ruptura con Jesulín de Ubrique

La revista Hola rompe todos los registros: los 100.000 euros por la exclusiva de la boda de Belén Esteban la convierte en la más leída

Belén Esteban.
Belén Esteban.
La revista ¡Hola!, la publicación rosa por excelencia en nuestro país, ha logrado batir todos sus récords recientes. La exclusiva de la boda de Belén Esteban, por la que se dice en el mercado que han pagado 100.000 euros, la ha convertido en la revista rosa más leída. La tirada inicial sobre la boda de la princesa del pueblo se agotó rápidamente en muchos puntos de España.

La revista ¡Hola!, conocida en los mentideros de la prensa como ‘el BOE del corazón’, se ha convertido gracias a Belén Esteban en la revista rosa por excelencia. Su reciente enlace ha conseguido convertirse en todo un icono de ventas, batiendo sus propios récords ya establecidos.

Aunque su leit motiv ha sido desde siempre la información sobre las Casas Reales y, posteriormente la vida de las estrellas de cine, ahora este publicación pionera ha decidido bajar al pueblo, a la calle. Bien es verdad que, a pesar de su imagen pública y real, nunca a la familia Sánchez-Junco le han dolido prendas en llevar a su portada a personajes más populares, muy  alejados de su línea de temática habitual.

La boda de Belén Esteban que lleva esta semana en su portada es el ejemplo de esto. En torno a 100.000 euros, es la cantidad que se rumorea que la revista del saludo ha pagado a ‘la Princesa del Pueblo’. Una cifra más que considerable si tenemos en cuenta que la tertuliana de Sálvame ha dado la exclusiva de su boda sin su marido Miguel ni su hija Andrea. Sin embargo, la veterana publicación está segura de que compensará la inversión debido al interés público que siempre suscita la de San Blas.

La boda de Belén ha batido todos los registros establecidos en los quioscos. Ha logrado superar con creces a la boda millonaria de Pilar Rubio y Sergio Ramos . Como también al gran despliegue de páginas y fotografías del reciente enlace de Carlota Cashiraggi, la representante de la nueva generación de los Grimaldi, una de las familias reales cuyas idas y venidas han sido tema de portada de esta revista durante varias décadas.

Los Janeiro al asalto del ¡Hola!. 

Belén Esteban ya ocupó en el año 2000 la portada de la publicación en una entrevista en la que hablaba de su reciente ruptura con Jesulín de Ubrique. Se rumoreó en su día que le habían pagado más 60 millones de pesetas. Para muchos esa portada fue un punto de inflexión en la línea editorial de la revista. Desde entonces, la familia Janeiro ha llenado sus páginas en infinidad de ocasiones.

El BOE de las Casas Reales 

¡Hola! nació como ‘semanario de amenidades’ en Barcelona en septiembre de 1944. Fue creado por Eduardo Sánchez, un periodista andaluz que estaba en la Ciudad Condal para trabajar en uno de los periódicos de la cadena del Movimiento Nacional. Durante años, las ventas fueron discretas.

Fue a principios de los años cincuenta cuando la revista empezó a destacar gracias a incluir noticias de la realeza europea y de las estrellas de Hollywood. Se situaron por encima de sus competidores cuando, haciendo un gran esfuerzo económico, apostaron por sacar una edición en color coincidiendo con la boda de Fabiola y el Rey Balduino de Bélgica. El despliegue informativo dedicado a la joven madrileña que se convertiría en la Reina de los belgas, convirtió a la revista de los Sánchez-Junco en un referente, algo ya innato para siempre en el mundo del corazón. El éxito de ventas de esta boda real les convenció de que de dedicarse a contar las andanzas de los royals era un éxito asegurado.

Boda de Balduino y Fabiola de Bélgica disparó las ventas de ¡Hola!.

Fue en los años sesenta cuando la revista comenzó su gran despliegue gracias, en parte, a la llegada de Jaime Peñafiel que durante veinte años se convirtió en una de las imágenes más icónicas de la publicación. Las coronaciones, bodas, abdicaciones, bautizos o divorcios de las casas reales europeas y algunas orientales como las de Jordania, Irán o Japón, se sucedían en portadas y números de la revista, que se hizo con el mercado de las publicaciones del corazón.

En febrero de 1984, falleció Eduardo Sánchez. La sucesión a cargo de su hijo Eduardo Sánchez Junco no estuvo exenta de polémica, sobre todo por la salida de Peñafiel de la casa. Tras unos años difíciles, a principios de los noventa la revista comenzó su expansión internacional, creando filiales de la cabecera en varios países. La primera fue el Hello! de Reino Unido, país donde tuvieron a la princesa Diana de Gales como su principal valedora.

Mientras el drama con visos de asunto de Estado de Diana de Gales arrasaba en ventas, compitiendo por el interés del público con los amores de los más jóvenes miembros, entonces, de la monarquía española, la revista fue abriendo su abanico de personajes hacia protagonistas de los recién estrenados programas del corazón como Ana Obregón, Carmina Ordóñez o la propia Belén Esteban.

Una adaptación a los tiempos sabiendo combinar las contradicciones, de ser una revista real a exclusivas con bodas del pueblo. Un nuevo éxito en su doble juego y lenguaje.

COMPARTIR: