06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

USO dice que "vestirnos de negro los viernes solo ha servido para que los líderes de esa protesta accediesen a cargos y hagan lo que antes"

Los sindicatos denuncian que Rosa María Mateo contrata personal externo a TVE, lo que tanto había criticado

Rosa María Mateo.
Rosa María Mateo.
El mejor ejemplo para describir lo que ocurre en el Consorcio Radio Televisión Española (CRTVE) es, según el sindicato USO, "recordar a El Príncipe, de Maquiavelo, un manual de absoluto cinismo en la manipulación de masas para la conquista, el uso y disfrute del poder al margen de toda ética". Critican de esta manera dos nuevas contrataciones para el Ente Público y critican que no se usen a profesionales que ya están dentro de TVE.

Este es el mejor ejemplo para describir lo que está ocurriendo en la CRTVE. "Y el más claro ejemplo de ello es la contratación de dos periodistas del grupo de EL PAÍS (que ni siquiera están en el banco de datos) para los informativos de TVE. Los que llevaron hasta el Parlamento Europeo la creación de lo que definieron como una "Redacción paralela" son, precisamente los que ahora la promueven para poder practicar aquella "Manipulación informativa" de la que acusaban a la anterior dirección, a la que no defendemos y a la que USO criticó dura y abiertamente a lo largo de toda su travesía", dice USO en un comunicado.

Entonces "vestirnos de negro los viernes y esto solo ha servido para que los líderes de esa protesta hayan accedido a los cargos y pongan en práctica ahora todo lo que entonces criticaban. No nos queda más remedio que reconocer que fue una estafa. Un engaño diseñado para que aquellos compañeros hayan medrado en favor de sus intereses político-ideológicos particulares".

Este sindicato advierte que "si en una empresa de comunicación con más de 1800 periodistas en nómina (la mayor de España) no hay compañeros cualificados para valorar las cifras de la pandemia en el Telediario, o hay que contratar profesionales de fuera (de corrientes ideológicas afines al Gobierno) para elaborar información cultural, algo huele a podrido en la CRTVE".

Una imagen de los Informativos de TVE.

"Y está claro que, si los promotores de las protestas de “los viernes de negro” dan ahora la callada por respuesta, existiendo mayores razones, es porque evidentemente son cómplices cuando no autores y diseñadores de este atropello a la profesionalidad del colectivo de informadores de la CRTVE. No cabe más cinismo, más hipocresía, más egoísmo ni mayor ataque a la ética y deontología profesional. Maquiavelismo en estado puro. Una postura simbólica que escondía, como se ha puesto de manifiesto, un fin tan oscuro como el color que la definió", señala USO.  

Desde Unión Sindical Obrera (USO) concluyen que "para que quede constancia de que aquellos voceros y portavoces denunciantes de injusticias y corrupciones son ahora la mano que mueve los hilos de conductas del mismo calibre llevadas a cabo a la sombra del COVID que todo lo oculta y desdibuja".

COMPARTIR: