28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La productora Bambú prepara un proyecto sobre el pasado del productor y ventrílocuo, acusado de liderar una banda de delincuentes internacional

José Luis Moreno se convierte en protagonista de una nueva docuserie tras su investigación

Exclusiva
/ Moreno
Las últimas andanzas de José Luis Moreno le convierten en protagonista de una nueva docuserie. La productora Bambú, encargada de la docuserie de Asunta Basterra, prepara un proyecto sobre él. En la actualidad, el empresario José Luis Moreno sigue en serias dificultades tras haber sido detenido acusado de varios y graves delitos. El productor televisivo vive sus horas más bajas y se ha convertido en la gran atracción mediática para varias televisiones.

La detención de José Luis Moreno tras ser acusado de varios delitos provocó que las cadenas televisivas se interesasen sobre su controvertida vida. El ventrílocuo, durante muchos años intocable en el sector mediático por su poderío, se ha convertido en pasto de 'dimes y diretes' por sus particulares formas de gestionar sus empresas, contratistas de muchas de sus parejas.

Elcierredigital.com ha podido saber que Bambú Producciones, de Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés, ha comenzado a grabar una docuserie sobre Moreno que podría verse en alguna de las principales plataformas de streaming.

Bambú, que realizó una docuserie sobre Asunta Basterra para Antena 3, otra sobre el 'caso Alcàsser' para Netflix y prepara otra sobre Nacho Vidal para Starz Play, es la encargada de repasar la vida y milagros de Moreno.

Parte de este proyecto podría basarse en el libro Las guerras del pirulí. El negocio de la televisión pública en la España democrática, de Ramón Tijeras, que cuenta que solo entre 2000 y 2001 Moreno facturó 12 millones de euros a TVE.

Salvar su imagen

Según fuentes cercanas al ventrílocuo, José Luis Moreno "no se da por vencido" y está apretando el acelerador para "salvar su imagen, desmontar el testimonio de su exsocio y salvar la condena" que se le presume por presunto delito de estafa y blanqueo.

El productor televisivo temía la declaración del pasado 9 de febrero de su exsocio, el argentino Guillermo Roemmers, que ha denunciado que Moreno se apropió de casi 40 millones de euros que le cedió para rodar la serie 'Resplandor y tinieblas'.

Y es por ello que el productor pidió al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno volver a declarar, siete meses después de ser detenido, y el magistrado ha dado luz verde a que el ventrílocuo se defienda tras haberle asegurado que "todas las diligencias de investigación practicadas hasta ahora revelan el error tremendo" de haberle siquiera imputado.

José Luis Moreno en una de sus actuaciones como ventrílocuo. 

Moreno sostiene que ha grabado 2.000 minutos de la ficción, aunque no fue capaz de mostrar siquiera un capítulo definitivo porque, según él, falta la postproducción.

Martin Czehmester

La expareja de Moreno, Martin Czehmester, también estuvo en el banquillo el día 8 de febrero. Y es que el juez cree que el actor checo formó parte de la trama de blanqueo que habría sido tutelada por Moreno, clave en la obtención de fondos obtenidos de forma irregular en los bancos.

Czehmester tuvo que explicar qué hacía vendiendo una casa en la República Checa en plena investigación, operación que fue bloqueada desde España.

La estrategia de Moreno

José Luis Moreno ha cambiado de estrategia defensiva ante el temor de poder acabar en la cárcel y por eso pretende reconciliarse con varios medios críticos con él. El productor quiere que algunos periódicos publiquen que 'Resplandor y tinieblas' costó los 200 millones de euros que él asegura.

Para ello ha realizado varios pases de prensa privados en su mansión de Boadilla del Monte, donde sirve unos menús que no parecen los propios de un empresario que acaba de ser denunciado por sus trabajadores por adeudarles cinco meses de salarios.

En la demanda aseguran que "en cuanto a la persona física, administrador de las sociedades, la promiscuidad en la gestión es absoluta, imputando infinidad de gastos personales a las sociedades del grupo, por lo que existe caja única y confusión patrimonial".

Anson, pase VIP

Luis María Anson fue uno de los periodistas que acudió a Boadilla del Monte a ver la serie tras lo cual escribió un panegírico sobre su amigo Moreno a través de La Razón, donde publica que antes de la detención de Moreno tuvo la ocasión "de ver dos capítulos de 'Glow and Darkness'/'Resplandor y tinieblas'".

"Después he contemplado otros dos. Me parecieron magníficos. Televisión resuelta al mejor estilo cinematográfico, excelente guion, dirección eficaz, efectos especiales de envergadura y, sobre todo, interpretación sobresaliente con nombres estelares. Era una falacia afirmar que la serie no existía. Una completa falacia… Sí existía y los que contemplamos los capítulos terminados podemos dar fe de ello", añade.

Anson asegura que nunca ha recibido "un céntimo ni directa ni indirectamente, ni de Roemmers ni de Moreno. Me gustaría, eso sí, que se encontrara alguna fórmula de conciliación y que se terminara una serie que puede y debe convertirse en un gran éxito internacional". 

La serie

Moreno, según fuentes policiales, habría estado liderando una red que obtenía fondos de forma ilegal y defraudaba a Hacienda mediante 130 sociedades pantalla puestas en marcha para delinquir. Hay severas sospechas de que un teniente coronel de la Guardia Civil, Javier Rogero, alto mando de la UCO, le habría ayudado a cambio de lujosos regalos.

"Me lo arreglan todo" y "Rogero es quien me informa de todo" dijo Moreno por teléfono en una de las 101 llamadas que están en manos del juez instructor del caso, Ismael Moreno, que también ha escuchado otras conversaciones comprometedores.

Proyectos aparcados

Moreno tiene gusto por los proyectos faraónicos, véase la serie de San Francisco de Asís o el Coliseo de las Tres Culturas de 164 millones de euros que planteó poner en marcha en Hortaleza gracias a que el Ayuntamiento de Madrid le cedió una parcela en la que se iba a construir un colegio que nunca se puso en pie.

El productor, tras admitir que no iba a poder frente a sus promesas, habría utilizado a una testaferro, Marta Dillet, para intentar quedarse los terrenos (121.000 metros de edificabilidad más otros 75.000 para tres parkings subterráneos), que finalmente fueron recuperados por el consistorio capitalino.

Es cierto que estos mismos terrenos, en 'barbecho' desde hace dos décadas, podrían ser utilizados para un nuevo proyecto privado relacionado con el ámbito musical, tal y como aseguró hace unas semanas el concejal presidente del distrito, Alberto Serrano.

COMPARTIR: