22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El actor no solo sobresalió en el mundo del cine o la televisión, sino también por su buen hacer en el espacio escénico

La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España (Amithe) lamenta la muerte de Álvaro de Luna, un “todoterreno” como actor

La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España (AMIThE), y en su nombre su presidente de honor, el actor Manuel Galiana, lamentan profundamente la muerte de un actor tan popular y versátil como Álvaro de Luna, quien estaba considerado dentro de la profesión como un “todoterreno” en el campo de la actuación y uno de los veteranos más longevos de la interpretación de nuestro país

Aunque su fama se labró en la televisión encarnando papeles protagonistas en serie míticas de la pequeña pantalla de los últimos 40 años, como “Curro Jiménez”, “La Barraca” o “Farmacia de guardia”, Álvaro de Luna sobresalió no solo en el mundo del cine o la televisión, sino también por su buen hacer en el espacio escénico.

El actor madrileño compartió cártel en el teatro con los que él consideraba sus maestros del teatro como Fernán-Gómez, Rodero o Pepe Bódalo, destacando en papeles en adaptaciones de los famosos Estudio 1 de TVE como “Los árboles mueren de pie” o “La dama del alba”. Ultimamente regresó a los escenarios con la obra “La hija de la novia” con Tina Sainz.  

A pesar de haber triunfado con rotundidad en el cine y la televisión, Alvaro de Luna consideraba que el teatro tenía un punto especial, el de estar sintiendo el silencio del patio de butacas, la risa directa y el aplauso con la intensidad debida.

COMPARTIR: