07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de los comentarios negativos, los encargados de la gestión de derechos de la icono estadounidense fallecida alaban la labor de la cubana

Ana de Armas, motivo de duras críticas por su 'acento hispano' en la piel de Marilyn en 'Blonde'

/ Ana de Armas en un fotograma de la película 'Blonde' de Netflix.
La actriz cubana Ana de Armas, de 34 años, se encuentra en el momento más jugoso de su carrera profesional. Sin embargo, su último trabajo, la película 'Blonde' que se estrenará el próximo 23 de septiembre en Netflix, ha levantado comentarios negativos. Y es que son numerosas las voces que han criticado el 'acento hispano' de la intérprete en su papel de Marilyn Monroe y las redes sociales bullían defendiendo que debía haberse contado con una actriz americana.

Con un presupuesto de 22 millones de dólares, Netflix estrenará el 23 de septiembre una de las películas más esperadas del otoño, Blonde. Una nueva aproximación a la trágica vida de Marilyn Monroe que falleció el 4 agosto de 1962 a los 36 años. La actriz que se ha metido en la piel de este icono sexualizado del siglo XX es Ana de Armas (34), que desde que se separara de su esposo, el actor catalán Marc Clotet (42) en 2013, su camino hacia el estrellato se ha disparado como la espuma.

Para esta cubana ambiciosa, los límites están más allá del cielo. Cruzó el charco y Hollywood vio en ella a la nueva bomba sexual que está consiguiendo (casi) erradicar los prejuicios y los papeles recurrentes de chacha para las actrices latinas. Justamente, por ser de ese origen, la intérprete ha sido duramente criticada por su acento español cuando habla en inglés. Las redes sociales hervían porque algunos consideraban que lo debía haber interpretado una americana.

La actriz cubana Ana de Armas.

Pero el director, Andrew Dominik (54), así como el coproductor de la historia, el mismísimo Brad Pitt (58) a través de su productora Plan B, estaban convencidos de que era la elección correcta. De hecho, el protagonista de Érase una vez en Hollywood (2019) ha salido recientemente en su defensa, al igual que la empresa que gestiona los derechos de la diva rubia, Authentic Brands Group (ABG), cuyo dueño es el multimillonario de origen canadiense Jamie Salter (59).

Este último también tiene los copyrights de otras leyendas del siglo pasado como Michael Jackson, Elvis Presley o Muhammad Ali, que cada año suelen figurar en los listados de los muertos más rentables. Salter está más que satisfecho por la elección de Ana de Armas porque tanta polémica e interés va a incrementar los productos relacionados con la ambición rubia. El presidente de entretenimiento de la ABG ha declarado a Variety que “Marilyn es un icono singular de Hollywood y de la cultura pop que trasciende las generaciones y la historia”.

'Blonde', una producción llena de escenas explícitas

Lo más sorprendente de este biopic son las escenas subidas de tono, como una violación y un cunnilingus donde fluye la sangre de la menstruación. La protagonista del filme está muy satisfecha del rodaje, que se vio afectado por la pandemia, ya que es consciente que dar vida a un mito tan presente es tremendamente complicado.

Para dar constancia del interés de Marilyn en la actualidad, el pasado mes de mayo Christie’s subastó en Nueva York un retrato de Andy Warhol titulado ‘Shot Sage Blue Marilyn’ por 195 millones de dólares, la obra más cara realizada en el siglo XX. Otro suceso, pero más trágico, lo protagonizó Kim Kardashian en la Gala Met, también en mayo, cuando dañó el vestido que usó Marilyn cuando cantó el cumpleaños feliz a Kennedy. Cuando Jean-Louis lo diseñó, la actriz pagó 12.000 dólares en 1962, posteriormente Christie’s lo subastó en 1999 por 1,2 millones de euros y tras la exhibición de la socialité dicen que su valor podría haber aumentado a los 10 millones.

Por su parte, Ana de Armas está que se sale. En Hollywood ya ha intervenido en Blade Runner 2049 (2017), Puñales por la espalda (2019), Sin tiempo para morir (2021) -interpretaba a una chica Bond- y El agente invisible (2022), que actualmente se puede ver en Netflix y donde ha trabajado junto a Ryan Gosling (41) y Chris Evans (41).

COMPARTIR: