16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional vasca va a construir un tren para esta localidad santa, que es objeto de disputa entre Israel y Palestina

El negocio del Grupo CAF en la ciudad israelita de Jerusalén provoca la indignación sindical

/ Grupo CAF.
Sindicatos como Comisiones Oberas o LAB han participado en una mesa redonda para denunciar que el Grupo CAF va a hacer negocio en pleno Jerusalén, que es capital de Israel a pesar de que Palestina reivindica su parte oriental también como capital.

El Grupo CAF parece haber aparcado la polémica por el cierre de su filial navarra Trenasa, que sigue en pie con un futuro atado a los contratos que pueda conseguir su propietario por parte de la empresa estatal Renfe.

Eso sí, en los aledaños sindicales de Trenasa se prepara otra vuelta contra el Grupo CAF por el negocio que ha firmado para realizar un tren ligero en una ciudad que es objeto de disputa entre Israel y Palestina: Jerusalén.

Esta semana se celebró en la Casa de Cultura de Castejón (Navarra) una mesa redonda sobre este asunto que lleva por título '¿Qué está pasando con CAF?'. Helena Bengoetxea moderará un debate en el que participarán David Álvarez, alcalde de Castejón y trabajador en excedencia de Trenasa; Miguel Ángel Molina, presidente del Comité de Empresa de la compañía castejonera por CCOO; Óscar Rodríguez, miembro del Comité de Empresa por LAB; y Juanjo Rubio, miembro de la campaña 'CAF, bájate del tren del Apartheid'.

"Crimen de guerra"

BDS Movement, que apoya este tipo de charlas, asegura que "en agosto del 2019, un consorcio de empresas liderado por la empresa vasca de ferrocarriles CAF y la empresa constructora israelí Shapir fue seleccionado por el Ministerio de Finanzas israelí para llevar a cabo la expansión de la red de tren que conecta las colonias ilegales en territorio palestino ocupado, conocido como el tren ligero de Jerusalén (JLR)".

Y explica que "los asentamientos israelíes se consideran un crimen de guerra bajo el estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional. Además, Shapir que está en el consorcio con CAF para expandir la JLR, está listado en la base de datos de la ONU de empresas que son cómplices con los asentamientos ilegales de Israel".

"El proyecto JLR quebranta el derecho internacional porque fortalece el control de Israel sobre tierra palestina ocupada incluyendo Jerusalén Este. Con su participación, CAF está contribuyendo a las graves violaciones israelíes del derecho internacional y de los derechos humanos palestinos", añaden.

Jerusalén. 

La organización recuerda que "el proyecto JLR es tan burdamente ilegal que otras empresas multinacionales, como Alstom, Siemens, Systra, Bombardier o Macquarie, que participaron en la fase inicial de la licitación se retiraron quedando solo dos consorcios en la fase del concurso".

Y aseguran que "con su participación en este proyecto CAF está también violando su propio código de conducta, que establece que 'toda actuación de CAF y de las personas que la integran guardarán un respeto escrupuloso a las leyes, a los derechos humanos y a las libertades públicas'".

Otros líos de Israel

Israel sigue dando que hablar en el ámbito internacional. Y es que el prestigioso cineasta, Ken Loach, ha sido acusado de antisemitismo por denunciar la limpieza étnica que se practica de forma habitual en este Estado apadrinado por los Estados Unidos.

Yanis Varoufakis ha salido en defensa del artista: "Ken Loach está siendo objeto de una campaña de difamación alentada por quienes no se detendrán ante nada para proteger las políticas de apartheid de Israel. El mensaje que se envía a las personas de buena conciencia es sencillo: si no queréis veros tachados de antisemitas, guardad silencio sobre los crímenes contra la humanidad y los ataques a los derechos humanos en tierra palestina".

"Nos ponen a los demás sobre aviso: si podemos hacerle esto a Ken Loach, un hombre que ha pasado su vida abogando en favor de las víctimas de la opresión, el racismo y la discriminación, imaginaos lo que os haremos a vosotros. Si os atrevéis a apoyar los derechos humanos de los palestinos, afirmaremos que odiáis a los judíos", añade.

COMPARTIR: