22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El programa "Boom" y "Saber y Ganar" , por los que ha pasado, le han recordado con emoción y dolor

José Pinto, el ganadero sabio que enamoró a la audiencia televisiva ha fallecido por un infarto esta semana

José Pinto, el gran sabio que enamoró a todos con su simpatía y conocimientos
José Pinto, el gran sabio que enamoró a todos con su simpatía y conocimientos
Esta semana la noticia con más trascendencia del  mundo de la televisión era la muerte de José Pinto. El mítico concursante de ‘Boom’ en el equipo de Los Lobos moría este miércoles a los 57 años de edad por un trágico infarto. Nunca un personaje había generado tanta reacción y una unanimidad tan grande entre los espectadores para valorar esta enorme pérdida.

La historia de José Pinto en los concursos empezó como muchos en el veterano ‘Saber y Ganar’, donde estuvo casi 100 programas. Cuesta hablar en pasado de quien fue un tipo con carisma,  divertido, diferente y muy peculiar. Era un hombre hecho a sí mismo, demostrando que la acumulación de conocimientos nada tiene que ver con la clase social y ni de dónde vienes. 

José Pinto, ganadero en Salamanca,  decidió poner fin a su presencia en televisión en diciembre pasado.

Un ganadero muy simpático hecho a sí mismo

José era ganadero de profesión y vivía rodeado de vacas en el pequeño pueblo salmantino de Casillas de Flores. Una profesión de lo más tradicional que fue la gran pasión de José, un estilo de vida que para nada quiso cambiar. Ya lo dijo cuando abandonó ‘Boom’, que no dejaría a sus reses por ser millonario.

Un tipo muy culto que fue capaz de corregir a ‘Saber y Ganar’, ya que en su edición 91 contestó que la conferencia de Yalta era la cumbre a la que asistieron Roosevelt, Stalin y Churchill para fijar las condiciones de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. La respuesta fue dada por incorrecta con el argumento de que era la Conferencia de Postdam. Una decisión que le llevó a la prueba eliminatoria de ‘El Reto’. Sin embargo, tras las quejas de los fans, se le dio la oportunidad de volver a concursar ya que la Conferencia de Yalta fue después, pero no asistieron ni Churchill ni Roosevelt. Pinto tuvo una segunda oportunidad debido al malentendido. Casi con 100 programas, el magnífico concursante acumuló un premio de más de 50.000 euros.

José Pinto con Jordi Hurtado, presentador de 'Saber y Ganar', veterano programa donde le han recordado con dolor y emoción.

En ‘Saber y Ganar’ nacieron ‘Los Lobos’

En los platós de San Cugat conoció a sus compañeros de manada, allí se fraguaron ‘Los Lobos’. En ‘Boom’ ha maravillado a todos consiguiendo que en algunas pruebas no fallara ni una sola respuesta. Sabía cosas que muy pocos conocen. Este grupo de sabios se ha hecho un hueco en la historia de nuestro país con José a la cabeza, acompañado de Erundino, Manu y Valentín. Su fortaleza les ha llevado a batir un record mundial de permanencia en un concurso diario con 373 participaciones junto con sus compañeros. Fue precisamente el pasado mes de diciembre cuando decidía poner fin a su etapa por motivos personales.

El lugar de José Pinto era ocupado por Alberto Sanfrutos, otro mítico de ‘Saber y Ganar. Sin embargo, nada era igual. José tenía anécdotas para todo, hablaba bien y tenía magnetismo en la televisión, en definitiva entretenía llegando al corazón. No tenía vergüenza, si había que bailar lo hacía, tanto en ‘Saber y Ganar’ como en ‘Boom’. Si había que hacerle el juego a Juanra Bonet lo hacía.

José Pinto con sus compañeros de 'Los Lobos'  en el programa 'Boom' de Antena3, donde batieron record de permanencia 

Un autodidacta ejemplar

También estaba su labor solidaria. José no dudaba en dar visibilidad a proyecto ecologistas o benéficos en sus míticas camisetas, siempre llevaba una distinta, llegó a confesar en una entrevista que tenía más de 300. Y muchas de ellas diseñadas por su sobrina. Clubes deportivos modestos, pueblos despoblados que buscaban visibilidad y un sin fin de mensajes que exhibía desinteresadamente. José Pinto demostró una vez más que ser del mundo rural no es sinónimo de incultura.  Un hombre que no pudo ir a la universidad como tal, que se formó, como muchos en la época del franquismo, en universidades laborales donde se enseñaban los oficios.

José Pinto demostró su gran valía y su lado benéfico programa tras programa.

Todo un ejemplo.  José Pinto era la esperanza para muchos que vemos la despoblación como el gran problema de nuestro país, una situación de abandono de nuestros pueblos. Si él era capaz, por qué otros no podían hacerlo. Una reivindicación de los miles de españoles que se resisten a abandonar nuestros pequeñas localidades en detrimento de las ciudades. 

Dolor unánime en los medios

Vivimos en un país donde se ha endiosado a personajes que no han dado palo al agua, a gente que han tenido sus cinco minutos de gloria con un chisme o participando en Gran Hermana. José Pinto era algo diferente y eso le hacía ser apreciado. Y  por ello ha conseguido tener el respeto de mucha gente. Jordi Hurtado abría su programa cariacontecido el pasado miércoles fastidiado por la noticia. ‘Pasapalabra’ no dudó en sumarse al dolor y olvidar la batalla por las audiencias en un sentido tweet. ‘Boom’ puso el programa que tocaba que estaba ya grabado, pero antes no faltó la despedida de todos, con Erundino muy afectado. José Pinto se convertía en Trending Topic, la selva que es habitualmente Twitter se calmaba y era unánime para despedir a un gran tipo.

A pesar de todo, el recuerdo de quién escribe se va al pasado mes de agosto. Por aquellos  días, tuve la oportunidad de gestionar la entrevista de ‘Los Lobos’ para ‘La Noche’ de COPE. Una de las más divertidas que hizo mi amigo Roberto Pablo durante el descanso vacacional de Adolfo Arjona. Recuerdo que ellos siempre estuvieron muy predispuestos, charlamos mucho  para conocerlos mejor, nos abrieron su mundo y José se mostró como era él: simpático y gracioso. Me sentí muy orgulloso de aquellos momentos de radio, una pieza que no hubiera sido igual sin el gran trabajo de mi compañero Raúl. Sentí gran admiración por aquellos cuatro compañeros de viajes, pero sobre todo por José. Una persona irrepetible. Ahora la vuelvo escuchar y me preguntó por qué te has ido tan pronto, José.

Ojalá haya más gente como tú José, este país necesita gente de valía. Personas que no desprecien el conocimiento. Aunque no te conocí en persona, a pesar de pasar muchas tardes contigo delante del televisor, como dijo Juan Bonet el otro día, “buen viaje, amigo”. Gracias por ser como fuiste.

https://www.cope.es/programas/la-noche/noticias/los-lobos-aullan-noche-asi-son-los-famosos-concursantes-boom-20180806_246899

COMPARTIR: