16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El líder de esta formación de la derecha española ha pedido que se frenen las amenazas contra la cadena Es Radio que controla este periodista

Abascal ordena que Vox levante el pie contra Jiménez Losantos, que insinuó que eran unos "ratas y desagradecidos"

/ Losantos y Abascal.
Santiago Abascal ha pedido a varios miembros de Vox que levanten el pie contra Federico Jiménez Losantos, que había sufrido amenazas tras haber liderado una campaña contra los 'antivacunas'. El locutor ha dado la guerra por cerrada.

Santiago Abascal se negó hace unos días a responder ante Federico Jiménez Losantos si se había vacunado y esta postura provocó que el locutor realizase varias críticas por su falta de responsabilidad. Estos "feos" llevaron a que algunos miembros de Vox y multitud de antivacunas desatasen una guerra contra Es Radio.

La campaña ha sido frenada por el propio Abascal, que esta semana en 'La Noche de Dieter', de la emisora de Libertad Digital, pedía acabar con estas posturas: "El que se dedique a la coacción, las amenazas, los escraches no tiene sitio en Vox. Quien no respete la libertad de las personas para hacer lo que quieran con su salud, no tiene sitio en Vox. Si detectamos eso no tardaríamos en actuar a través de nuestros órganos internos".

La teoría de Federico

Federico Jiménez Losantos ha dado por finalizado su enfrentamiento contra Vox a pesar de que hace unos días recordó que su pregunta a Abascal desató "una campaña absolutamente salvaje incompatible no ya con la libertad y la democracia, sino con la urbanidad más elemental, por parte de un sector que pretende representar o apoderarse de Vox, y ante la que Abascal no ha sabido, querido o podido hacer frente. Peor: como Casado, no está sabiendo ver el daño personal y político que su empecinamiento en el error hace a su persona y, en la medida en que su liderazgo es su activo principal, a Vox".

El locutor recordó que "el programa electoral de Vox dice en su apartado de sanidad que la vacunación de los niños debe ser obligatoria y gratuita. Es decir, lo que con los diversos problemas de desajustes que produce la dispersión autonómica es uno de los pocos elementos en que coinciden la Izquierda y la Derecha. Ni qué decir tiene que esa vacunación obligatoria invita a suponer que un Gobierno en el que estuviera Vox no aceptaría la desatención sanitaria a un niño, al que, por razones religiosas o ideológicas, sus padres dejasen morir".

       Losantos. 

Y apuntó al líder de Vox: "No sé cómo Abascal llegó a creer -quiero suponerlo arrepentido- que la horda que esta semana ha atacado a Es Radio -yo estoy acostumbrado a las ratas y a los desagradecidos- de una forma que creímos exclusiva de la extrema izquierda, tiene importancia en su base electoral. No la tiene, y si la tuviera, Vox debería combatirla".

Losantos también se mostró molesto con su excompañero César Vidal, que insinuó que la joven periodista Elia Rodríguez había muerto por ponerse la vacuna: "Han culpado a nuestra casa de obligar a vacunarse a Elia Rodríguez y provocar su muerte. Y han tomado, o él se ha dejado tomar, como rehén a Abascal. Lo que han conseguido y seguramente buscaban es que muchos desconfiaran del líder de Vox, por no aclarar que está en contra de ese movimiento globalista e irracionalista que alimentan económicamente las sórdidas mafias enriquecidas con el MMS, el jarabe de los 'bebelejía'".

Y añadía: "A esta gentuza no le ha importado hurgar en el dolor de una familia y de unos amigos y compañeros -ellos no lo son, y si alguno lo fue, salió por la puerta falsa del delito económico o la incompetencia profesional- para atacar lo que, por libre, detestan. Han creído que buscando provocar supuestas pérdidas económicas o de oyentes, nos doblegarían o callarían. Necias ratas. Nosotros detestamos todas las cloacas y despreciamos a los que aprecian o temen el griterío anónimo de semejante chusma pestífera. Y creíamos que Abascal tenía más valor y más inteligencia".

COMPARTIR: