19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una de las productoras del Grupo Mediapro ha echado a once trabajadores estos días, lo que se une a sus impagos por los derechos de la Liga en Francia

Fuego amigo contra el productor Jaume Roures: CCOO critica su "mala fe" en algunos despidos

/ Roures. Foto: Captura TV3.
Jaume Roures no pasa por sus mejores momentos empresariales tras coleccionar varios impagos por los derechos de la Liga de Fútbol Profesional en Francia. Una empresa del Grupo Mediapro ha ejecutado además once despidos en los últimos días que, según Comisiones Obreras, están motivados por la "mala fe" del productor.

La crisis sanitaria ha golpeado con dureza al sector audiovisual y este hecho ha mojado parte de la hoja de ruta que había diseñado Jaume Roures, que tras tutelar la venta de Mediparo a una empresa china pretendía encontrar nuevas vías de negocio tras haber chocado en Madrid con algunos miembros del establishment patrio (los directivos de Atresmedia o el mismísimo Florentino Pérez). 

Roures se ha convertido en una persona 'non grata' en el fútbol francés después de que Mediapro no haya podido hacer frente al pago de los derechos ligueros. El productor ha asegurado en el país vecino que la COVID19 ha redimensionado el negocio futbolístico. 

Despidos en España

Roures parece mantener cierta estabilidad como proveedor de prácticamente todos los grandes grupos audiovisuales españoles... a excepción de Mediaset. Pero este hecho no ha evitado que Mediapro se apriete el cinturón en nuestro país. 

Y es que, tal y como denuncia Comisiones Obreras, Jaume Roures "ha despedido a 11 compañeros en los últimos días, amparándose en la pandemia y en un problema de viabilidad". Los trabajadores, relatan, era personal "indefinido, alguno incluso en producciones activas o proyectos ya designados para, en su lugar, contratar personal por obra". 

Roures. Foto: Captura TV3. 

La empresa, según el sindicato, "es un referente en el sector audiovisual europeo con 58 sedes en cuatro continentes y tuvo en 2019 unos ingresos de explotación de 1.208 millones de euros. Por otro lado, la facturación de Globomedia, ese mismo año, superó los 100 millones de euros". 

Enfado de los sindicatos

"Estos despidos se están viendo acompañados, en paralelo, de una disgregación de los trabajadores con la creación espontánea de nuevos 'centros de trabajo' donde sólo existen 'lugares de trabajo'. No podemos dejar de interpretar este hecho como una intención clara de debilitar el derecho de los trabajadores y mermar la capacidad de acción de sus representantes sindicales", añaden. 

Comisiones Obreras asegura que "se están produciendo subrogaciones de trabajadores de ficción de Globomedia a The Mediapro Studio (que ha pasado de ser una marca a ser una empresa), que implican pérdida de derechos como la antigüedad laboral, además de debilitar a la compañía y nuevamente disgregar a los trabajadores que quedarían sin representación sindical". 

Y subrayan que "tras la sucesión de despidos injustificados, y esta serie de acciones, que consideramos mala fe, el Comité de Empresa decidió suspender temporalmente las negociaciones, en curso, con la empresa hasta que no se aclare el futuro de la plantilla". 

Peor le van las cosas a Roures en Francia, donde ha sido calificado de "golfo" por un diputado francés del partido del primer ministro Emmanuel Macron. Mediapro tampoco está para tirar cohetes en Italia, país en el que un tribunal evitó que se hiciera con los derechos futbolísticos del Calcio (la Liga del país transalpino). 

Es público y notorio que el fútbol perderá peso porque Mediapro quiere distanciarse de este deporte después de que algunos de sus directivos fueran condenados por soborno. Y quizás también por la irrupción de las plataformas OTT, que quieren combinar series enlatadas con deporte en directo. 

COMPARTIR: