07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fundador de Podemos aseguró que sentía "vergüenza y asco" por los "palos" que le daba una periodista de la emisora, Paloma Rando

Enfado en el Grupo Prisa por los palos de su tertuliano Pablo Iglesias contra la Cadena SER

/ Pablo Iglesias
Pablo Iglesias está protagonizando un agitado verano mediático al enfrentarse a Antonio García Ferreras, que también ha recibido algunos dardos desde la SER. El fundador de Podemos tampoco ha tenido reparo en criticar a la emisora de Prisa, con la que colabora desde el pasado año, por un injustificado monólogo de la periodista Paloma Rando.

Cunde el enfado en la planta noble del Grupo Prisa por los palos de Pablo Iglesias contra la Cadena SER, en la que el fundador de Podemos colabora como contertulio desde el pasado año en el espacio 'Hora 25'. 

El origen de la polémica está en el injustificado monólogo de la periodista Paloma Rando contra Podemos porque el partido, supuestamente, no ha condenado el intento de asesinato del escritor Salman Rushdie

"¿Lo oyen? Es el silencio. Ni uno solo de los ministros de Podemos en el Gobierno se ha pronunciado al respecto. Tampoco lo ha hecho su portavoz, Pablo Echenique. Ni la cuenta oficial de Twitter del partido. Ni siquiera su exlíder, Pablo Iglesias. Se conoce que ha estado muy ocupado escribiendo un relato, que se presupone cómico y paródico, sobre unas vacaciones imaginarias en el pueblo ficticio de Arralde", añadía. 

Iglesias replicaba: "Desde la SER, cadena con la que colaboro, se pretende usar el intento de asesinar a Salman Rushdie para atacarnos". El politólogo tilda de "vergüenza", "asco" e "indecencia" esta acusación que, según él, se debe al "odio irracional" que muchos periodistas le tienen a Podemos. 

El exvicepresidente compartió la condena de diferentes miembros de Podemos. Entre ellos, la de su portavoz de Cultura en el Congreso, Mar García Puig

La pirueta de Roures inquieta a Iglesias

'La Base' de Público, con Pablo Iglesias a la cabeza, llevaba días haciendo fortuna al denunciar unos audios que evidencian que Antonio García Ferreras rebotaba información contra Podemos antes de las generales de 2016 a pesar de saber que el material era "burdo". 

No esperaba Iglesias que en pleno lío de los audios Jaume Roures tuviera la ocurrencia de dejarse ver en la terraza del hotel Santo Mauro con José Manuel Villarejo o la periodista independentista Mónica Terribas, tal y como publicó The Objective

Terribas podría dirigir un documental sobre Villarejo, al que ahora dan cancha espacios de Mediapro como 'FAQS' que emite TV3. Patricia López, que aireó los audios de Ferreras, cree que su exjefe Roures ha pactado con el controvertido excomisario. 

López asegura que Roures se reunió con Villarejo al día siguiente de salir de Público, que ha rebajado el tono agresivo que le dispensaba al excomisario policial y ha adoptado un llamativo perfil bajo que contrasta con el fuego dialéctico que le disparaban cuando el diario progresista era el principal aliado... de Félix Sanz Roldán.

Los audios que enfadaban a 'La Base'

Iglesias aseguró que La Sexta siguió el "modus operandi mafioso" para destruirle "en alianza con las cloacas y otros poderes del estado". Según Iglesias estos "han trabajado para destrozar la reputación de algunos políticos, para alterar los resultados electorales". Entiende el director de La Base que esto "es algo gravísimo que afecta a la propia imagen del periodismo".

Ferreras se explicaba en La Sexta: "Nunca hemos dado una información falsa sabiendo que lo es. Ni esa de las Granadinas ni ninguna otra, ni sobre Podemos ni sobre nadie. Estamos hablando de unos audios posteriores a que saliera la noticia. Una noticia sobre una presunta cuenta en Granadinas y así lo dijimos: una 'presunta' cuenta. Y lo dimos citando al medio que la sacaba como se hace habitualmente en todos los medios". 

Pablo Iglesias. 

"Lo primero de todo fue llamar a Iglesias. Claro que nos parecía extraño y hasta burdo, y así lo decíamos, pero la Policía decía tener ese papel y que lo estaba investigando. Por eso la dimos citando al medio y por eso llamamos de inmediato en ese mismo programa a Iglesias. Mienten cuando dicen que dimos una información falsa sabiendo que lo era. Eso es mentira. Cuando surge la noticia de la presunta cuenta en Granadinas la contamos citando al medio con la respuesta y el desmentido inmediato de Pablo Iglesias", añade. 

Prisa contra La Sexta

La Sexta no se ha ido de rositas de este culebrón y Àngels Barceló les daba un palo en la SER: "La corrupción política en este país hubiera sido imposible sin la participación y la connivencia de otros actores más allá de determinados políticos. Sin el favor de algunos policías hubiera sido imposible, sin el favor de cierta clase empresarial tampoco, así como sin el favor de algunos jueces y sí, también, sin el favor de ciertos periodistas". 

"Hace ya mucho tiempo que nuestra profesión necesita una catarsis, nosotros también somos responsables del deterioro democrático de este país, no somos unos actores secundarios, tenemos un papel determinante en el relato de la historia. Es nuestra obligación ser fieles a la verdad, fiscalizar al poder, sea del color que sea, cuestionar, preguntar, es nuestra obligación ser incómodos", añade. 

COMPARTIR: