30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La pintora mexicana regaló al soviético un retrato que ella pintó y que él colgaría en su despacho, antes de exiliarse de la URSS en enero de 1929

León Trotsky y Frida Kahlo: El romance prohibido que mandó a la mexicana al calabozo

León Trotsky, una de las caras más conocidas de la Revolución de Octubre de 1917, estuvo unos años exiliado en México de la mano de Frida Kahlo y Diego Rivera. El político y su mujer se afincaron en la conocida Casa Azul, segunda residencia del matrimonio mexicano. Pronto, surgiría el amor entre Kahlo y Trotsky, un romance que, pese a su brevedad, tras el asesinato del soviético a manos del español Ramón Mercader llevaría a la mexicana al calabozo.

En el mes de enero de 2022 hace 93 años que León Trotsky fue exiliado de la Unión Soviética (URSS). Tras la Revolución de Octubre de 1917, el ascenso al poder de Vladimir Lenin acabó por desembocar en una guerra civil que duraría hasta 1923. Su enfrentamiento ideológico con Stalin provocó la expulsión de Trotsky del país y sus familiares fueron perseguidos, asesinados o abocados al suicidio.

Trotsky se exilió primero en Turquía desde 1929 hasta 1933, cuando se instaló en Francia. Tres años después, y ante la insistencia del muralista mexicano Diego Rivera, gran seguidor del político soviético, el presidente del país mexicano, Lázaro Cárdenas, ofreció asilo al político soviético. Fue entonces cuando comenzaron los contactos de Trotsky y Frida Kahlo, artista y esposa de Rivera. La mexicana fue la encargada de recibir al recién llegado en el puerto de Tampico junto a varios guardias armados el 9 de enero de 1937.

León Trotsky y su esposa acompañados por Frida Kahlo en su llegada a México.

El romance de Kahlo y Trotsky

Frida Kahlo y Diego Rivera ofrecieron a León Trotsky y su esposa, Natalia Sedova, su segunda residencia, actualmente conocida como Casa Azul. La casa se encontraba protegida por guardias, barricadas y distintos sistemas de alarma. Algo después de que la pareja soviética se instalara en Ciudad de México, empezó la breve historia de amor entre Frida y León Trotsky. Ella tenía 29 años y el político 57, aunque eso no era un problema para la artista, pues la edad de su marido era de 50 años por entonces. La pintora llegó a regalarle al político un retrato realizado por ella misma.

Retrato de León Trotsky pintado por Frida Kahlo.

Frida y León se encontraban en la casa de la hermana de la mexicana, y él escondía notas donde expresaba su amor en los libros que le prestaba a la artista. A pesar de que trataron de ser discretos y de que la esposa de Trotsky no entendía ni una palabra de inglés –idioma en el que se comunicaban los amantes–, la mujer pronto se dio cuenta de la historia que estaban viviendo Kahlo y su marido. Fue entonces cuando le dio un ultimátum, haciéndole elegir entre ella o la mexicana. La decisión fue sencilla, puesto que Frida Kahlo no quiso alargar más aquella aventura, y en el mes de julio de 1937, unos meses después de la llegada del matrimonio a México, todo se esfumó.

El asesinato de Trotsky

El poder de Stalin en la URSS crecía y León Trotsky tenía cada vez menos simpatizantes y más enemigos. Frida Kahlo y Diego Rivera, que se habían considerado trotskistas hasta entonces, en 1939 cambiaron al bando contrario, autodenominándose estalinistas. Las diferencias políticas entre ellos provocaron el distanciamiento y el enfriamiento de su relación de amistad.

León Trotsky y Frida Kahlo junto a otros acompañantes.

Pese a los distintos intentos de Trotsky de mantenerse en contacto con el matrimonio, y más especialmente con Frida, no obtuvo respuesta. Aprovechando que la artista se encontraba en sus exposiciones en Nueva York y París, Diego Rivera envió como “regalo” del Día de Muertos –el 2 de noviembre de 1938– una calavera con la palabra 'Stalin' escrita en la frente.

El 20 de agosto de 1940, Ramón Mercader, un comunista español que trabajaba como agente secreto para Stalin, asesinó a León Trotsky con un picahielos después de haberse ganado su confianza y la de todo su círculo. Frida Kahlo fue encarcelada, acusada de cómplice de asesinato, pues se había encontrado un año antes con Mercader en París. Sin embargo, sería liberada al día siguiente. Pese a que el romance entre Kahlo y Trotsky fue breve, le sirvió de inspiración para sus obras, donde reflejó ideas comunistas hasta el fin de sus días.

COMPARTIR: