17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una niña de once años ha fallecido en Perú tras ingerir este ansiolítico que provoca somnolencia para comprobar cuánto tiempo aguantaba despierta

‘Clonazepam challege’: El último reto viral de TikTok que ha acabado con la vida de una menor

Clonazepam.
Clonazepam. / Medicamento que ha acabado con la vida de una niña de once años en Perú.
Una niña de once años ha fallecido en Perú tras realizar un reto para la red social TikTok. El desafío consiste en tomar clonazepam, un ansiolítico que provoca sueño, y ver quién aguanta más tiempo despierto. En el caso de la menor peruana, la ingesta le provocó un derrame cerebral que derivó en la muerte. No es el único reto viral de TikTok que consiste en tomar un medicamento que podría provocar la muerte. Este año también se ha viralizado el ‘Benadryl Challenge’.

TikTok se ha convertido en la red social de moda. Una en la que hay vídeos de prácticamente cualquier tema imaginable, aunque algunos se hacen más virales que otros. En su afán por convertirse en el próximo tiktoker viral, muchos adolescentes recurren a diferentes retos que se hacen en la plataforma, aunque algunos sean tan peligrosos que puedan causar la muerte.

Uno de los últimos retos que se ha viralizado en Latinoamérica es el reto del clonazepam. Este consiste en grabarse al ingerir una pastilla de este ansiolítico y ver quién es el último en dormirse. El medicamento produce somnolencia, así que los vídeos se hacen más virales cuanto mas tiempo aguanta despierta la persona que realiza el reto.

Este desafío, que se inició en México, ha provocado ocho intoxicaciones en este país en menos de 48 horas y la muerte de una niña de once años en Perú. La menor ingirió, según declaró la madre al medio Buenos Días Perú “dos pastillas, una rosada y una azul”, tras lo que sufrió un derrame cerebral que derivó en la muerte.

El suceso tuvo lugar el pasado lunes en el colegio peruano de Tahuantinsuyo y aunque las autoridades han confirmado que es el primer caso que se daba en el colegio, los padres, que buscan conocer qué llevo a su hija a participar en el resto —entre otras, barajan la opción de que fuese obligada—, afirman que ya ha pasado en otras ocasiones.

‘Benadryl challenge’

Lo cierto es que el consumo de medicamentos para realizar retos virales no es novedoso. Una de las últimas muertes infantiles asociadas a un reto viral de TikTok también implicaba el consumo de un medicamento: el Benadryl, un antihistamínico usado para casos de alergias que, en dosis altas, puede provocar alucinaciones.

El fallecido fue Jacob Stevens, un niño de 13 años de Ohio, que moría por una sobredosis de este antihistamínico de venta libre. El ‘Benadryl challenge’ o ‘Desafío Benadryl’ que Stevens siguió consistía en tomar seis veces la dosis recomendada de este medicamento, lo que supone unas 12 o 14 pastillas. Se cree que el reto comenzó en el año 2020, mismo año en el que una joven estadounidense de 15 años moría realizándolo.

Jacob Stevens.

La familia de Jacob después de lo sucedido intentó concienciar sobre el uso de las redes sociales en menores. "Vigilen lo que están haciendo por el teléfono", añadió la abuela del joven además de recalcar que hará "todo lo posible para” asegurarse “de que otro niño no pase por eso".

‘El rompecráneos’

TikTok también ha sido la encargada de dar difusión —aunque también llegó a aparecer en Youtube— al reto del rompecráneos. Un reto que causó la muerte de una adolescente de 16 años en Filipinas tras llegar al hospital con un traumatismo muy grave en la cabeza.

Reto 'rompecráneos'.

El reto —que nació en Venezuela y aparece esporádicamente en las redes— consiste en que tres personas se graben saltando. Las dos de los extremos tienen como objetivo tirar al suelo a la del medio, haciéndole una zancadilla en el aire. El problema surge cuando esta persona cae de espaldas —en la mayoría de los casos—, lo que puede provocarle graves lesiones o incluso la muerte.

‘Tide Pod Challenge’

En 2018 se hizo famoso el 'Tide Pod Challenge', un reto que consistía en ingerir una pastilla de detergente líquido y que comenzó en Estados Unidos, donde causó más daños. Fueron muchos los jóvenes que tuvieron que ser hospitalizados.

Comenzó con las imágenes de adolescentes publicando memes en los que simulaban comer una de estas pastillas, ironizando así con las advertencias del envase. Sin embargo, la broma acabó por convertirse en realidad y muchas personas empezaron a comerse las pastillas.

Joven con una pastilla de detergente líquido en la boca.

Dependiendo de la cantidad que se ingiera, puede provocar vómitos o mareos, y en el caso más extremo puede causar la muerte. Además, las cápsulas pueden causar quemaduras internas irreversibles por todo el tracto respiratorio.

‘Blackout challenge’

El reto del 'blackout challenge' —que en español se podría traducir como el reto del apagón— consiste en aguantar la respiración hasta desmayarse para, después, despertarse y contar la experiencia a la cámara. El teléfono móvil ejerce de testigo de la peligrosa práctica por la que ya han muerto prácticamente una decena de jóvenes.

Archie Battersbee, un niño británico de 12 años, estuvo en coma varios meses, tras los que falleció, después de haber sido partícipe de este peligroso reto. Sus padres lo encontraron en casa, inconsciente. La familia del joven llegó a denunciar a la red social china TikTok.

Archie Battersbee.

A pesar de que la red social retiró todos los vídeos del 'blackout challenge' dada su peligrosidad, los retos virales siguen existiendo. Con diferentes grados de riesgo, multitud de jóvenes —en muchos casos menores de edad— deciden aceptarlos a cambio de popularidad en su perfil.

Antes de TikTok

Antes de que la red social china ganase popularidad, los retos encontraban otras vías para llegar a los usuarios. Algunos de ellos se alargaban bastante más que un simple vídeo y tenían un objetivo más allá de los ‘me gusta’: la muerte.

Uno de los más populares fue el conocido reto de la ballena azul. Los jóvenes contactan o son contactados por uno de los administradores del reto que les empiezan a proponer peligrosas pruebas diarias. En el caso de la ballena azul, estas iban desde cortes en los brazos hasta colgarse de grúas.

Al reto de la ballena azul llegaron a adjudicársele hasta 130 fallecidos. Sin embargo, hay muchas dudas y leyendas alrededor de este desafío, que dicen que comenzó en Rusia y se extendió rápidamente al resto del mundo. No hay pruebas de que la oleada de suicidios que se vinculó al reto lo estuviera realmente, pero fue causante de una alarma social que se inició aproximadamente en 2017.

COMPARTIR: