19 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La presentadora gallega ha triunfado este año presentando el magacín matinal de TVE

Silvia Jato: "Ojalá fuese el espectador quién eligiese al presentador, estaríamos más arropados"

Silvia Jato (Lugo, 1971), ha presentado por segundo año consecutivo el matinal de TVE "Las Mañanas de La 1" durante el mes de agosto. Los resultados de audiencia le han respaldado. La presentadora gallega, que inició su trayectoria en la TVG en 1990, tiene una dilatada carrera profesional en la que ha pasado por distintos medios y formatos. Entre ellos, "En Antena", "Pelopicopata" o "Pasapalabra" en Antena 3 Televisión; o "Boas Tardes" en la televisión gallega y en TVE en sus magazines

Este pasado 31 de agosto has acabado la temporada veraniega como presentadora en ‘La mañana de la 1’.  Con la nueva dirección de la cadena pública se están renovando rostros, cambiando la programación… ¿Crees que este ha sido tu último año en ‘La mañana de la 1’?

Bueno, eso nunca se sabe la verdad, no hay que pensar en ello…Yo creo que lo mejor es hacer un buen trabajo, dejar un buen sabor de boca al espectador, que es al final el que cuenta…Y las decisiones ya internas de una cadena que lleva ya muchos años en el medio normalmente no se corresponden con las audiencias, más bien con los gustos, las preferencias del que entra y decide. Ojalá fuera por productividad, pero bueno…creo que estamos en un medio bastante cruel en muchísimos casos y nos tenemos que adaptar a eso, y no hay más…ojalá fuese el espectador el que decidiese, desde luego estaríamos más arropados. Pero esto no es así, con lo cual, yo soy como Rambo, que vive día a día. Yo el ‘day by day’ lo llevo a rajatabla y predicciones futuras no las hago porque sería apostar a caballo perdedor.

¿Cómo ha sido tu experiencia respecto a este programa?

Coger las mañanas en verano siempre es algo complejo porque al final los equipos se cambian continuamente, es un periodo de vacaciones, muy inestable y un riesgo a nivel profesional, además, agosto de cara al espectador es un mes muy bajo, porque la gente está de vacaciones y el consumo televisivo disminuye…Todo este tipo de cosas hay que tenerlas en cuenta y no te tiene que afectar, desde esa perspectiva y viendo los resultados que hemos obtenido, sobre todo a principios de agosto, creo que hemos tenido unos resultados a niveles de invierno, con lo cual estoy muy contenta y satisfecha, y creo que la cadena también, y eso es importante para mí. Y lo más importante es porque no hemos defraudado al espectador, y eso al final eso es lo que uno pretende, que la ausencia de la titular, en este caso, María Casado, no se vea mermada, y sobre todo teniendo en cuenta la valía de ella. Para mí ha sido un reto maravilloso, sobre todo por repetir con un equipo estupendo que ya conocía, que está acostumbrado a mi manera de trabajar, estar en plató con los tertulianos, y toda la gente del equipo que, año tras año nos vemos las caras. Es una satisfacción.

¿Hay algún proyecto nuevo que tengas en mente?

Hay uno, pero no lo voy a decir porque estas cosas se gafan…pero sí, en breve te prometo que algo hay, si Dios quiere empezaremos a trabajar más o menos en octubre, no sé cuándo será la emisión.

"Los resultados que hemos obtenido en La Mañana de la 1, sobretodo a principios de agosto, son muy buenos, a niveles de invierno, por lo que estoy muy contenta y satisfecha"

Si tuvieras que describir un programa que te encantaría presentar ¿Cómo sería y qué formato tendría?

Yo siempre he dicho que a mí me encantaría un late night, llevado a cabo por mujeres, donde se hiciese un repaso de la actualidad a nuestra manera, creo que sería para mí mi mayor satisfacción profesional. Un programa divertido y sobre todo con la ironía gallega, que es lo que me caracteriza, (se ríe) esa retranca que llevamos en la sangre los gallegos y que no nos la quitamos ni con acetona.

Tus primeras apariciones en televisión fueron como modelo en varios certámenes de belleza. ¿Cómo recuerdas aquella época?

En el 89 me metí en el mundo de la belleza a través de los concursos de Miss y luego me dedique cómo modelo durante varios años hasta que entré en la televisión de Galicia, recuerdo una etapa muy dura y muy esclava en cuanto a mantenerte en forma…el cuerpo, la piel…Viví una etapa en la que muchas amigas mías murieron por anorexia, una etapa muy dura por la exigencia que te requería. Era una época además del “boom” de la moda española y de las modelos. Esos fueron mis pinitos en el mundo de la moda, que duraron muy poquito, apenas un año y medio o dos, porque luego ya me introduje en el mundo audiovisual a través de la televisión de Galicia.

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del periodismo?

Yo iba a ir al concurso de Miss Europa, y fue a raíz de una entrevista que me hicieron en un programa de la televisión de Galicia, en el que los productores consideraron que podía ser una opción como presentadora para un proyecto que ellos tenían y a partir de ahí, empecé mis pinitos en la televisión con un programa de entrevistas, que se llamaba ‘Sabor a ti’. Compaginaba la carrera con los viajes a Santiago de Compostela, y así sufragué mi carrera.

Has trabajado en muchas cadenas: Telecinco, Televisión Española, Antena 3, la Televisión Gallega… ¿Cuál es el proyecto con el que más has disfrutado?

He disfrutado con todos muchísimo, soy de las personas que se implica muchísimo con los formatos, independientemente de su durabilidad en televisión, lo doy todo. ‘Pasapalabra’ evidentemente fue uno de los programas que me consolidó, a pesar de que yo no venía del formato concurso. Era para mí algo novedoso que incluso me daba un poco de respeto porque no sabía si era capaz, y le tengo un cariño especial, sobre todo por la gente que compartió conmigo esos cinco años y medio, y que hicimos que fuese un concurso de referencia en el país, no solamente por el concurso en sí, sino también por la palabra, que hoy en día se utiliza cuando alguien quiere desviar una respuesta.

Pero es cierto que uno de los programas con los que más disfruté fue con ‘Pelopicopata’, era maravilloso…porque el contacto con la naturaleza yo creo que a todo el mundo le encanta, y si no es así…sospechemos del que no. Estar en contacto con un cachorro de lince, que se pose en tu mano un águila real, estar al lado de un delfín que te tira los tejos mientras haces una entrevista…los suricatos que te comían los pies si no les dabas la comida, o los chimpancés bebés con su pañal y que se escondían detrás de la monitora porque se asustaban…no tiene precio, me lo pasé como una enana. Yo disfrute con aquel programa lo que no te puedes ni imaginar porque yo creo que el sueño de cualquier niño, y cualquier adulto que no crece, que es mi caso, se hizo realidad…estaba viviendo un sueño.

¿Te atreverías a decir alguno que quizás te llenó menos o te dejó un sabor amargo?

Hubo un programa que fue ‘De vez en cuando la vida’, un talk show nocturno donde la gente exponía las fatalidades de la vida, relaciones frustradas, padres y madres que no se encontraban por unas desavenencias tremendas…yo ahí lo pasé muy mal, porque tenía que escuchar cosas para las que no estaba preparada. Me hacía sentir fatal el escuchar, por ejemplo, cómo una hija decía ‘Tú me dabas un vaso de lejía para que me lo bebiera’, cosas muy duras. Creo que ha sido uno de los programas en los que menos disfruté, y yo creo que no volvería a repetir. A pesar de todo, el equipo fue maravilloso, en cuanto a ellos todo fantástico, pero lo que es el formato en sí no creo que esté preparada ni capacitada.

 

 

COMPARTIR: