26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El programa 'Lazos de sangre' homenaje a la radio con tres hombres (Iñaki Gabilondo,Carlos Herrera y Luis del Olmo) y obvia a la periodista almeriense

Televisión Española ningunea otra vez más a Encarna Sánchez, la locutora más influyente de todo el siglo XX

El Cierre Digital en
/ La locutora Encarna Sánchez en un montaje con el libro 'Encarna. En carne viva'.
Televisión Española menosprecia de nuevo la figura de Encarna Sánchez. El programa 'Lazos de sangre' homenajea a la radio con tres hombres (Iñaki Gabilondo, Carlos Herrera y Luis del Olmo) y obvia a las mujeres comunicadoras. Lo cierto es que la relación de la locutora almeriense con la cadena estatal se enrareció tras la emisión de un especial de Martes y Trece en la Nochevieja de 1991 en la que parodiaban la relación con Isabel Pantoja. Aquel episodio ocasionó el malestar de la presentadora.

Televisión Española ha decidido obviar y olvidar de nuevo la figura de Encarna Sánchez. El programa Lazos de sangre del domingo 13 de noviembre está dedicado a los grandes nombres de la historia de la radio y se centrará en las figuras de Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo y Carlos Herrera. Tres grandes mitos de las ondas pero en esta terna se han olvidado de añadir nombres femeninos que también han marcado la evolución de este medio. 

Llama mucho la atención que no aparezca Encarna Sánchez que fue coetánea de los protagonistas de Lazos de sangre y, además, trabajó con todos ellos. La almeriense fue la pionera en la lucha para que el papel de las locuturas no fuera supeditado al de los hombres. Fue la persona que abrió la puerta para que otras grandes comunicadoras pudieran evolucionar el medio radiofónico. Nombres como Julia Otero, Concha García Campoy, Isabel Gemio, Nieves Herrero, Pepa Bueno o Ángels Barceló, más tarde dieron a la mujer el papel en la radio que durante años la sociedad les negó. 

La directora del programa, Ludmila Bravo Ujánova, en Twitter mostró su alegría por el contenido del nuevo programa: "Uno de mis Lazos de sangre favoritos de la temporada. Reunir a estos tres grandes del micrófono no es fácil. Rivales en su momento y ahora amigos, charlar con ellos ha sido una lección profesional y personal. Y compartir mesa con los tres un privilegio y un momento para el recuerdo".

Sin embargo, la directora de Lazos de sangre no tiene un recuerdo para Encarna Sánchez compañera de generación de los citados ni para otras mujeres que también marcaron la radio en España. El ningunear a Encarna Sánchez como pionera en la lucha porque la mujer tuviera un papel importante en la radio española ya ha sido muy criticado en las redes sociales.

Ello a pesar de que TVE en su web se hacía eco de la próxima publicación del libro Encarna en carne viva (La Esfera de los Libros) por parte del director de Elcierredigital.com Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez, que fue productor durante veinte años de la locutura almeriense. En el citado libro se explican la complicada relación entre Encarna Sánchez y TVE sobre todo a raíz de la parodia de Martes y Trece en un especial de Nochevieja. 

La relación de Encarna con Televisión Española

Aunque la locutora siempre tuvo una relación cordial con la televisión estatal, incluso en los años sesenta llegó a presentar un programa biográfico dedicado a Estrellita Castro, su buena sintonía se rompío a principios de los noventa con Ramón Colom como director general de la televisión pública. El motivo fue la emisión del polémico especial de Nochevieja El 92 cava con todo en el que Martes y 13 utilizaban como hilo conductor las vacaciones de Encarna e Isabel Pantoja

Tal y como se cuenta en el libro Encarna en carne viva (La Esfera de los Libros), la locutora supo del programa antes de su emisión e intentó paralizarlo. "Recuerdo perfectamente aquellos tristes días. Encarna estaba muy enfadada. Decepcionada. No entendía cómo Millán y Josema tenían que hacer ese gag de su vida íntima en una gala de fin de año, donde las familias están pegadas al televisor.

Encarna no paraba de decirme “no entiendo cómo una televisión pública es capaz de hacer esto, una televisión que pagamos todos… Es intolerable…insinuar algo más que una relación de amistad entre Isabel y yo”. La locutora no lo entendía, máxime cuando el dúo de humoristas se caracterizaba por sus escenas blancas y nunca ofensivas. Y más, después de lo que les había ayudado en su anterior parodia sobre ella", explica Pedro Pérez en el libro.

Según el relato de Galiacho y Pérez, Encanra se puso en contacto con el entonces viciperesidente del Gobierno Narcís Serra, buen amigo de la locutora en sus tiempos de Barcelona. Serra remitió a Sánchez a ponerse en contacto con Rosa Conde, entonces Ministra Portavoz del Gobierno de Felipe González. Conde se compremetió con la locutra a interceder para que el programa no se emitiera. 

Encarna Sánchez con Martes y Trece. 

Unos días después, el 27 de diciembre de 1991, fue Ramón Colom, director general de TVE quien se puso en contacto con la periodista. En el libro se reproduce la conversación entre ambos: 

"-Buenas tardes, Encarna…te informo que ya hemos visto lo que me han dicho del programa de Martes y Trece…. Y no hay ningún inconveniente para su emisión según nos dicen los Servicios Jurídicos…

-No Ramón, no…. eso no…ese programa no se puede emitir... Lo tienes que levantar, sí o sí… Ramón, no te puedes escudar en los abogados. Es una cuestión de respeto y dignidad hacía las mujeres y su vida privada. Sean o no conocidas. Me da igual Ramón lo que digan… eso no se puede emitir…

- Pero Encarna… eso sería un escándalo mayor. Sin previo aviso… Que no salgan Martes y Trece en antena significaría el fin… todo el mundo se nos echaría encima… eso sí que sería un escándalo aún mayor… Y la palabra censura volvería a estar presente tras la dictadura franquista…

- ¿Pero qué gilipollez me dices Ramón?... ¿Censura?... No digas más tonterías, por favor, …cuando estás hablando de la libertad de la vida privada de una persona… Vosotros que os llamáis socialistas y que defendéis la libertad…. ¿Por qué no tienes cojones y emites un programa sobre tus relaciones…por ejemplo con ese que dicen que es tu novio… ese presentador jovencito que has colocado en la televisión? …Ten cojones…eso sí que sería un escándalo...

- Cálmate Encarna, cálmate… y no digas más burradas…Yo no hubiera hecho las cosas así, pero yo no soy humorista, ni soy Martes y Trece…Mi obligación como director es defender el programa desde mi cargo…

-Tú lo que eres es… (Encarna alzando la voz le dedicó todo tipo de improperios que más vale obviar) … No te preocupes Ramón… la Justicia impedirá la emisión".

Dos días más tarde, 29 de diciembre de 1991, Isabel Pantoja presentó una demanda en el Juzgado de Primera Instancia nº 50 de Madrid contra TVE y solicitaba medidas cautelares para la no emisión del programa. Sin embargo, el especial de Nochevieja se emitió como estaba previsto el 31 de diciembre. 

El enfado de Encarna con Ramón Colom

La famosa locutora nunca perdonó ni al dúo formado por Millán Salcedo y Josema Yuste ni a Ramón Colom el ver cómo su relación con Isabel Pantoja era expuesta en la televisión pública el día de Nochevieja ante una millonaria audiencia, ya que los especiales de Martes y Trece eran especialmente esperados y celebrados por gran parte de la audiencia. 

Ramón Colom. 

"El asunto llegó hasta el Congreso de los Diputados. El diputado del PP Luis Ramallo García, presidente de la Comisión de Control de Radio Televisión Española, acusó directamente a Ramón Colom y a TVE de no respetar el Estatuto del Ente Público ni tampoco a lo plasmado en la Constitución, al atentar contra el honor, la imagen y la intimidad de Encarna Sánchez e Isabel Pantoja", cuentan Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez en Encarna en carne viva.

Los autores recuerdan que a partir de ese momento "la locutora desenterró el hacha de guerra y endureció sus críticas hacia los que creía que fueron los culpables del linchamiento público sufrido en Televisión Española. En un programa seguido por más de diez millones de telespectadores. Ni más ni menos. Señaló como objetivo de su dardo envenenado al dúo Martes y Trece, sobre todo a Millán Salcedo, al dubitativo y temeroso Ramón Colom y algún que otro ministro del Gobierno socialista de Felipe González, porque consideró “que la traicionaron y no cumplieron con su palabra… la dejaron sola y tirada”.

A Ramón Colom, desde el micrófono de la COPE, Encarna "siempre que pudo le devolvió con datos verídicos su nefasta gestión al frente de Televisión Española durante los años que estuvo como director donde dejó un agujero (mejor un boquete) de millones de pesetas o de euros". El director general de TVE llevó a Encarna Sánchez a los tribunales. Pero la Justicia desestimó la querella del mandamás de la cadena pública, ya que consideraron que lo que contaba la periodista estaba demostrado documentalmente. 

Aunque Ramón Colom llegó a escribir un artículo en Fotogramas donde aseguraba haber hecho las paces con Encarna antes de morir, Pedro Pérez en el citado libro lo deja claro: "La locutora se murió sin perdonarlos. Nunca hizo las paces con Millán, Josema y Ramón Colom, por mucho que el exdirector de la cadena pública pretendiera serenar y pacificar su conciencia años después con falsas publicaciones. Jamás la locutora quiso saber más de “Ramoncito, el de la puerta de atrás" o "Ramona", como le llamaba.

Estas son algunas de las cuestiones que se descubren en el libro Encarna, En carne viva, que verá la luz el próximo 16 de noviembre y que, dado ya su éxito antes de salir incluso a la venta, se puede comprar en preventa en Amazon a través de este enlace, y reservar a través de este en El Corte Inglés, en la Casa del Libro y en la plataforma Todos tus libros.

COMPARTIR: