15 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La expresidenta de la Comunidad de Madrid no es la primera política convertida en colaboradora de la cadena de Paolo Vasile

Cristina Cifuentes: Estrella televisiva del mediodía pero con un futuro judicial complicado

Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, se ha convertido en fichaje estrella de Telecinco para este 2020. Tras reunirse con Paolo Vasile, Consejero Delegado de esta cadena, se ha incorporado este mismo lunes al programa "Ya es mediodía" como tertuliana durante dos días al mes. Pero el futuro no se le presenta nada fácil a Cifuentes que tiene que responder ante la Audiencia Nacional sobre su pasado anterior en la política como presidenta del PP madrileño.

El futuro más próximo de la expolítica del PP, Cristina Cifuentes, tiene un nombre: la Audiencia Nacional, que no tine nada que ver con la isla centroamericana de los Cayos Cochinos, en Honduras, a pesar de que se especuló que fuese la estrella del próximo Supervivientes.

El juez titular del Juzgado Central de Instrucción nº6,  Manuel García-Castellón,  ha citado a las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes como imputadas en el caso Púnica, el macrosumario de corrupción en la Comunidad de Madrid que se investiga desde febrero de 2014 y que encara su fase final, según fuentes jurídicas.

El magistrado pretende conocer su papel en la supuesta trama corrupta liderada por el exconsejero madrileño Francisco Granados y en la financiación irregular del PP madrileño entre 2003 y 2011, años en los que Aguirre encadenó mayorías absolutas. El magistrado, bajo la indicación de la Fiscalía Antiocorrupción, considera que Aguirre ejercía la "supervisión" de la supuesta caja B del partido en la Comunidad. Mientras que Cristina Cifuentes está imputada por la adjudicación irregular de la cafetería de la Asamblea de Madrid al grupo Cantoblanco, del expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández. 

Pero ahora el nombre de Cristina Cifuentes ha saltado de nuevo a la palestra informativa ya que fue una de las posibles candidatas, sin duda una de las más sorprendentes, que suena para participar en la nueva edición de Supervivientes 2020.  Sin embargo, se ha convertido en colaboradora de Ya es Mediodía, el programa vespertino de Telecinco. La expresidenta de la Comunidad de Madrid siempre ha tenido muy buenas relaciones con el mundo de la televisión y también del corazón. De hecho, las pocas entrevistas que ha concedido tras su abrupta salida de la política ha sido en medios del cuore, como la revista Hoy Corazón, y firmada por su amigo Jesús Mariñas o, más recientemente, a Carlota Corredera, una de las presentadoras de Sálvame, para su libro Hablemos de nosotras.

Fue en abril de 2018 cuando Cifuentes tuvo que salir de la presidencia de la Comunidad de Madrid acosada por varios escándalos, empezando por el que aseguraba que había obtenido un máster de manera fraudulenta. Sin embargo, fueron sus imágenes 'robando' cremas en un centro comercial lo que provocaron su definitiva dimisión.

Tras este duro varapalo público y social decidió alejarse de la política y marcharse unos meses a Francia. En concreto, a la ciudad de París, donde residía su hija Cristina, su gran confidente, amiga y paño de lágrimas y también de alegrías. La ex política del PP pretendía dedicarse a la organización de todo tipo de eventos a través de la empresa de una buena amiga suya que le brindó la oportunidad de cambiar de rumbo.

La vie en rose

Se centró tanto en esta nueva faceta que decidió mejorar su francés a marchas aceleradas en un curso intensivo que le sirvió para poner al día los viejos conceptos aprendidos durante su formación escolar. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid ya tenía nociones de la lengua de Molière de su etapa educativa, pero la falta de uso le llevó a retomar un idioma que tenía prácticamente olvidado. Todo para triunfar en una ciudad con muchas oportunidades y actos sociales.

Cristina Cifuentes en la Asamblea de la Comunidad de Madrid. 

París era un destino perfecto para Cristina Cifuentes por varias razones. La principal, tener a su lado a uno de sus grandes apoyos: su hija Cristina, Titi como la conocen sus más íntimos. Nacida en 1990, estudió Derecho y Administración de Empresas en la Universidad Pontificia de Comillas. Meticulosa, brillante en sus estudios, es una apasionada de la moda, como su madre. Actualmente trabaja en la firma de lujo Loewe, por lo que pasa mucho tiempo en la capital del Sena. Con ella, Cristina sale de compras y actos por Paris. Les encanta pasear por los Campos Elíseos y acudir a los espectáculos de la nouvelle vie parisienne.

Otra razón de peso para elegir París es que la capital francesa está muy cerca de España, a dos horas escasas de vuelo de Madrid. Hoy Cristina Cifuentes vive a caballo entre las dos ciudades. Si en la ciudad de la luz tiene a su hija, en Madrid siguen desarrollando sus carreras profesionales su marido, el arquitecto Francisco Javier Aguilar Viyuela y su hijo Javier, graduado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Complutense de Madrid.

Javier está especializado en Derecho Comunitario y ejerce de abogado en el bufete Eversheds Nicea, situado en el Paseo de la Castellana. Todos viven un buen momento profesional, sobre todo, su marido tras el grave receso que tuvo en su productividad como arquitecto tras la llegada de Cristina a la politica activa. laexpolítica del PP reside en un piso alquilado cerca de las viviendas militares de la calle San Bernardo, en el castizo barrio madrileño de Malasaña.

Horizonte judicial

Ahora su horizonte judicial es dificil e incierto. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ya  imputó el pasado mes de septiembre a las dos expresidentas de la Comunidad de Madrid del PP. Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, por la presunta financiación irregular de la formación conservadora madrileña. Una investigación que se enmarca en el 'caso Púnica'.

Si finalmente, Cristina Cifuentes accediese a ser participante del reality Superpivientes 2020, aunque ella lo ha negado siempre, ésta no sería la primera vez que el programa estrella de Telecinco contase con una persona relacionada con el ámbito de la política y con problemas judiciales. El año pasado la estrella del concurso fue la folklórica Isabel Pantoja, que tras cumplir dos años de cárcel por blanqueo de capitales en el marco de la Operación Malaya, dejó apartada definitivamente su relación con el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, para irse a la isla hondureña y tirarse desde el helicóptero.Todo a base de miles y miles de euros.

Isabel Pantoja fue el fichaje estrella de la anterior edición de 'Supervivientes'/ Mediaset. 

Curiosamente, un año antes, también estuvo concursando su enemiga Mayte Zaldívar, condenada como ella por blanqueo de capitales en la Operación Malaya y exmujer de Muñoz. Fue la relación extramatrimonial de la cantante y el político la que convirtió a Zaldívar en la mayor enemiga del exalcalde realizando declaraciones en televisión más que comprometidas sobre la gestión de esposo al frente del consistorio de capital de la Costa del Sol.

También en este tipo de programas de Mediaset ha participado otro conocido político, el ex concejal del PP de Medina del Campo (Valladolid), Sergio Ayala, modelo y exconcursante de Gran Hermano VIP y expareja de Ivonne Reyes.

COMPARTIR: