16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Para darse de alta al diario de Prisa simplemente hay que rellenar un formulario; pero para solicitar la baja hay que llamar por teléfono

Los 'cepos' de los principales periódicos para mantener suscriptores: Una línea telefónica

/ El País
El País y El Mundo están apostando fuerte por los muros de pago que han implantado en los últimos tiempos. El diario de Prisa supera los 200.000 suscriptores y el de Unidad Editorial los 90.000. Ambos medios están intentando desincentivar las bajas mediante una línea de atención al cliente. ¿La excusa? Mejorar el servicio a los abonados.

El negocio de la prensa se encuentra en plena reconversión tras el lanzamiento de los muros de pago, mecanismo con los que los editores pretenden compensar la caída de ventas en quioscos y la publicidad.  

El Grupo Prisa está triunfando con El País, que alcanza los 200.000 suscriptores. Eso sí, cada vez más abonados han protestado porque el periódico dirigido por Pepa Bueno obliga a llamar a una línea de atención al cliente para darse de baja (mecanismo con el que se desactiva la renovación automática del servicio).  

El País implantó este 'cepo' el pasado mes de diciembre con el ánimo de desincentivar las bajas con la excusa de "mejorar el servicio" y que los clientes consigan buenas ofertas. Lo cierto es que el diario de Prisa está consiguiendo miles de abonados mediante una oferta de 60 euros anuales que únicamente se ofrece a los clientes 'veteranos'.  

El Mundo, que supera los 90.000 suscriptores, también cuenta con una línea telefónica de similares características. Unidad Editorial acompaña esta medida con ofertas agresivas como la de Marca, que está ofreciendo la suscripción anual digital por 20 euros al año (lo que valora cada ejemplar en alrededor de 5 céntimos).  

Más caro está ABC, que ofrece la versión digital de su edición en papel por 9,99 euros mensuales. La Vanguardia por su parte intenta recabar clientes ofreciendo la versión digital de su edición en papel por tres euros durante los tres primeros meses.

Tensión en 'El País'

El Grupo Prisa sigue redimensionándose al son que marca Miguel Barroso y uno de los principales afectados será el área audiovisual que lidera Fran Llorente y en la que se ha integrado Lacoproductora de José Miguel Contreras

Estos cambios afectan de lleno al área de El País Vídeo, que verá empeoradas sus condiciones laborales según denuncian varios sindicatos. En Prisa lo niegan con cierta satisfacción tras haber evitado la huelga que se preparaba en el periódico. 

Estos cambios afectan de lleno al área de El País Vídeo, que verá empeoradas sus condiciones laborales según denuncian varios sindicatos. En Prisa lo niegan con cierta satisfacción tras haber evitado la huelga que se preparaba en el periódico. 

Enfado

El Comité de empresa del periódico dejó clara su frontal oposición al cambio de estatus de su versión Vídeo y aseguró hace unos días que "Prisa pretende vender a precio de saldo una sección completa de El País. Los compañeros seguirán  haciendo su trabajo en la misma Redacción y con sus mismos ordenadores. Lo único que cambiará, y a peor, serán sus condiciones laborales".

"El Comité de empresa de El País ha propuesto una vía alternativa para afrontar los proyectos audiovisuales de la compañía sin recurrir a una medida tan drástica como la subrogación del 3,5% de la plantilla. La empresa ha rechazado incluso la posibilidad de estudiarla", añadió. 

Y también recordó que los comités de As, Cinco Días, El País, Factoría, Prisa Media y Prisa Radio rechazan los planes de subrogación "totalmente innecesarios de los compañeros de Vídeo de las distintas empresas del grupo Prisa a Lacoproductora". 

Nervios 

También hay nervios en la redacción de Miguel Yuste, 40 tras conocer que el plan estratégico 2022-25 presentado por el Grupo Prisa contempla que el diario dispare por 2,5 el número de sus abonados en apenas tres años, a pesar de contar con menos periodistas que el pasado año tras haberse acometido numerosos despidos. 

Carlos Núñez, CEO de Prisa Media, destaca que el periódico dirigido por Pepa Bueno ronda el 25% de suscriptores a periódicos y el presidente del grupo, Joseph Oughourlian, admite que estos números son "un objetivo ambicioso". 

Redacción de El País. 

"Pero estamos convencidos de que la gente va a volver al periodismo porque con temas como la covid o Ucrania la gente quiere enterarse de la verdad, y hay pocos periódicos que tengan la calidad de El País con sus 400 periodistas", asegura el inversor. 

De menos de 800 millones a más de 1.000 

El objetivo de Prisa es que sus ingresos se muevan entre los 950 y 1.050 millones en 2025, a pesar de que en 2021 no alcanzaron siquiera los 800. El grupo también espera que su resultado bruto de explotación (ebitda) se multiplique por 3,5, al pasar de los 63 millones de euros de 2021 a más de 220 millones al final del periodo. 

Oughourlian dice que "tras las medidas de reestructuración aprobadas en 2021 y la flexibilidad que nos aporta el reciente acuerdo de refinanciación, es el momento de mirar al futuro, apoyarnos en la estabilidad lograda tanto financiera como de gestión, y centrarnos en crecer". 

Entre los ejes del nuevo plan estratégico de Prisa, asegura El País, está el impulso del negocio digital, que pasará a suponer más de la mitad de los ingresos, y la mayor aportación de los mercados de Latinoamérica y Estados Unidos. 

"Tenemos toda la fuerza puesta en el desarrollo de nuestros dos negocios, que seguirán bajo el perímetro de Prisa, y en el impulso de nuestras marcas, ya líderes en la mayoría de los mercados donde estamos presentes. Es el momento de mirar al futuro con ambición", dice su presidente. 

Oughourlian también explica que tras el acuerdo de refinanciación alcanzado recientemente con los acreedores, el grupo podrá centrarse en ejecutar el plan estratégico para hacer valer sus activos, por lo que no prevé acometer operaciones al margen de ese plan como la venta de activos, ampliaciones de capital o salidas a Bolsa. 

COMPARTIR: