17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El productor habría intentado conseguir 1,3 millones de euros del empresario Miguel Arrufat, que controla esta Universidad unida al Opus Dei

José Luis Moreno ideó inflar facturas mediante el alquiler de platós para intentar estafar al dueño de la UNIR

/ José Luis Moreno
José Luis Moreno intentó conseguir 1,3 millones de euros del empresario Miguel Arrufat, propietario de la Universidad Internacional de la Rioja. El productor habría ideado inflar el presupuesto del alquiler sobre los platós televisivos que posee.

La intentona de José Luis Moreno de obtener ingresos a través de socios que financiarían su ambicioso tren de vida afectó a una de las mayores fortunas de España, Miguel Arrufat. Y es que el productor intentó que el propietario de la Universidad de La Rioja le ingresase 1,3 millones de euros que irían a parar directamente a su bolsillo.

Moreno le contó a un periodista, tal y como refleja una conversación recogida en la 'Operación Titella', que quería "inflar el presupuesto de alquiler de los platós de televisión donde debía rodarse el proyecto para quedarse al menos con un millón de euros limpios gracias al engaño.

"Lo que hay que hacer es cargar el beneficio sobre lo que llamarían la aportación de los estudios, es decir, si se hace una empresa, decir que tú aportas los estudios y si el alquiler de estos fuese de dos millones de euros, pues se pondría que es de 3,3 millones, la mitad se quedaría para lo que hay que hacer y tal, pero la otra mitad es para ti", añadió.

130 sociedades

Moreno habría estado supuestamente liderando una red que obtenía fondos de forma ilegal y defraudaba a Hacienda mediante 130 sociedades pantalla puestas en marcha para delinquir. Hay severas sospechas de que un teniente coronel de la Guardia Civil, Javier Rogero, alto mando de la UCO, le habría ayudado a cambio de lujosos regalos.

"Me lo arreglan todo" y "Rogero es quien me informa de todo" dijo Moreno por teléfono en una de las 101 llamadas que están en manos del juez instructor del caso, Ismael Moreno, que también ha escuchado otras conversaciones comprometedores.

En una de ellas, una exabogada del ventrílocuo afirma que el empresario se quedó con 16 de los 32 millones de euros que el empresario argentino Alejandro Roemmers le cedió para poner en marcha 'Resplandor y tinieblas', vida y milagros de San Francisco de Asís que según Moreno le ha costado 200 millones.

Moreno sin embargo asegura que no estafó a Roemmers y afirma que tiene dorados alrededor de 2.000 minutos de serie que equivaldrían a 35 capítulos de 45 minutos. En la carta enviada al juzgado asegura que "actualmente hay rodados más de 2.000 minutos de la serie, de los que 1.500 son útiles, esto es, prácticamente 35 capítulos de 45 minutos cada uno. Estos capítulos están pendientes de flashbacks y efectos especiales y eso lo sabe el Sr. Roemmers".

En 2018, según Moreno, "acordamos rodar una serie sobre San Francisco de Asís titulada 'Resplandor y tinieblas', de una complejidad y calidad inédita en España" para la cual puso en marcha la productora Dreamlight International Productions.

Moreno, visiblemente molesto, añade: "Sin que sepamos la razón, la Audiencia Nacional considera que todo ha sido una estafa". Y recuerda que ha contratado para la serie 600 vuelos de avión, 400 billetes de tren, 4.000 habitaciones de ocupación, la contratación de 520 actores, 445 técnicos, 800 extras, 1.600 figurantes, 66 bailarines, 73 músicos y 36 coristas.

José Luis Moreno. 

También asegura que en enero de 2021 un perito de Roemmers vio la serie y certificó que "el volumen de producción visto y analizado, el material grabado es proporcional a la inversión realizada" en parte porque "todo el elenco protagónico es de un nivel superlativo: Joan Collins, Denise Richards, Jane Seymour…". Por último, asegura que la denuncia del argentino es falsa y desvela que este habría intentado aumentar su participación en la productora incluso después de su detención.

Problemas

Esa misma letrada, Beatriz Sánchez, afirma por vía telefónica que la red que lideraría Moreno estaría teniendo problemas de liquidez a pesar de que la Policía sospecha que el productor esconde 400 millones de euros en el extranjero tras haber establecido sedes en Londres y Los Ángeles y haber puesto en marcha un hotel en Maldivas.

El sumario destaca el contraste entre la mala situación de Moreno en España y su fortuna en el extranjero y asegura que "como consecuencia directa de la situación financiera por la que pasa Moreno en nuestro país ha decidido dejar España, vender rápidamente todo lo que tiene y marcharse sin liquidar nada, lo que supondría que no introduciría en nuestro país el dinero que parece tener oculto en el extranjero (de 400 a 900 millones de euros)".

Es cierto que hasta que se decidiera a dejar el país habría intentado reconducir su situación. En algunos casos mediante 'mulas' como Monsterrat Pedreny, que tenía intención de repatriar 11 millones de euros desde Amsterdam hasta Madrid. Pero en su primer viaje, vigilada por la Policía, fue detenida con 1.294.250 euros escondidos debajo del hueco de la rueda de repuesto de su coche.

Proyectos aparcados

Moreno tiene gusto por los proyectos faraónicos, véase la serie de San Francisco de Asís o el Coliseo de las Tres Culturas de 164 millones de euros que planteó poner en marcha en Hortaleza gracias a que el Ayuntamiento de Madrid le cedió una parcela en la que se iba a construir un colegio que nunca se puso en pie.

El productor, tras admitir que no iba a poder frente a sus promesas, incluso habría utilizado a una testaferro, Marta Dillet, para intentar quedarse los terrenos (121.000 metros de edificabilidad más otros 75.000 para tres parkings subterráneos) que finalmente fueron recuperados por el consistorio capitalino.

Es cierto que estos mismos terrenos, en 'barbecho' desde hace dos décadas, podrían ser utilizados para un nuevo proyecto privado relacionado con el ámbito musical, tal y como aseguró hace unas semanas el concejal presidente del distrito, Alberto Serrano.

COMPARTIR: