17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El granadino fue una de las figuras más relevantes del emblemático diario 'Pueblo', redactor jefe de ¡Hola!, y jefe de reporteros en 'ABC'

Muere Tico Medina, leyenda del periodismo y uno de los pioneros de la televisión

Tico Medina.
Tico Medina.
El periodista Escolástico Medina García, conocido como Tico Medina, uno los pioneros de la televisión en España y leyenda del periodismo, ha fallecido este lunes. Natural de Granada, desarrolló una extensa, exitosa y prolífica trayectoria profesional. Fue una de las figuras más relevantes del emblemático diario 'Pueblo', redactor jefe de ¡Hola! y jefe de reporteros en 'ABC'. Entre los reconocimientos a su carrera, el Ondas, la Antena de Oro y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

El periodista Escolástico Medina García, conocido como Tico Medina, uno los pioneros de la televisión en España, ha fallecido este lunes, según ha confirmado el programa 'Herrera en Cope', en el que colaboraba desde hace años.

Medina, de 86 años y natural de Piñar, un pequeño pueblo de la provincia de Granada, desarrolló una extensa, exitosa y prolífica trayectoria profesional, que le llevó a trabajar en numerosos medios de comunicación y a recibir innumerables premios y reconocimientos.

Nacido en Piñar el 11 de septiembre de 1934, dio comienzo a su carrera en Radio Granada y en el diario Ideal. Trabajó en Televisión Española y en la agencia Efe como corresponsal de México. También lo hizo en Antena 3 y en cabeceras de la prensa española como Ideal, Pueblo y ¡Hola!, donde ejerció como redactor jefe. También fue jefe de reporteros en ABC y director de La Voz de Albacete en 1978 sustituyendo a Luis Parreño, cargo que dejó  voluntariamente en agosto del 79 y en el que le sustituyó Demetrio Gutiérrez Alarcón.

De su época al frente de La Voz de Albacete ha trascendido una carta que el propio Tico Medina remitió a Parreño 48 horas antes de su toma de posesión. En la misiva, que ha difundido el hijo de Luis Parreño a través de redes sociales, puede leerse: "Quiero que sepas que, antes que llegue pasado mañana, que siempre sabré, espero, encontrar en ti, a alguien que me enseñó mucho, porque el periódico lo he seguido durante años, muchos, día a día, y que espero continúe enseñándome en lo que es la durísima tarea de de regir un periódico de provincias, por el que tengo como sabes una muy emocionada vinculación". 

Y prosigue: "Quiero hacer algo profesional, hermoso, difícil. No se hacer otra cosa que trabajar". 

Y había verdad en aquellas palabras. Medina ejerció además como guionista en películas como Aprendiendo a morir, que Pedro Lazaga estrenó en 1962 sobre la vida de Manuel Benítez 'el Cordobés', y La niña de luto, dirigida por Manuel Summers, que vería la luz dos años más tarde.

Tico Medina en el programa de José María Iñigo en los 70. 

En los años sesenta se convirtió en uno de los nombres fundamentales del reporterismo español. En las páginas de Pueblo y ABC plasmó momentos que hicieron historia como sus entrevistas a personajes tales como Fidel Castro, el Ché Guevara, el General Perón, Pablo VI, Salvador Dalí o Sofía Loren. En 1966, en las páginas de Pueblo, firmó dos reportajes que contraponían las figuras de Juan Carlos y Alfonso de Borbón, rivales en la sucesión de Franco. Un reportaje que no gustó al que posteriormente fue Rey porque el retrato favorecía mucho más a su primo.

Ese mismo año, Medina se convirtió en el único periodista en cubrir el incidente de Palomares, el famoso accidente ocurrido durante el repostaje en vuelo de un avión norteamericano cargado con 4 bombas termonucleares de las que explotaron dos. En esta playa andaluza se generó una gran preocupación por la posible radioactividad que habría generado en al zona.

A mediados de los ochenta se convirtió en el reportero estrella de la revista ¡Hola! en sustitución de Jaime Peñafiel. Durante esta etapa, entrevistó a todo tipo de personalidades e incluso fue el encargado de las memorias por entregas de algunos personajes populares como Ira de Furstemberg o Rita Hayworth. También a él se debió el mote de Isabel Pantoja como 'viuda de España' tras realizarle la primera entrevista que la tonadillera concedió tras la muerte de Paquirri. Fue en otoño de 1985. 

Pionero en la televisión

En televisión, debutó como presentador de TeleMadrid. Además, se encargó de otros formatos, como Plaza de España, Sierra, mar o nada, Cuarta dimensión Tercer grado, Todo es posible en domingo o Gente del sábado, por citar alguno de los espacios en los que dejó su sello particular. En muchos de éstos primeros programas hizo pareja con Felipe Navarro Yalepadre de la escritora Julia Navarro, con el que revolucionó el género de la entrevista. 

Uno de los libros de Tico Medina. 

En 1975 fue el introductor de los temas del corazón en la televisión a través del programa diario Tele Revista. Entre 1978 y 1983 se encargó de estos mismos asuntos en el programa 300 millones, que se emitía para España y casi todos los países de habla hispana.

Ya en los noventa, colaboró en Extra Rosa y Las mañanas de Rosa en Antena 3 junto a Rosa Villacastín y en Con T de tarde junto a Terelu Campos en Telemadrid. 

Más de 30 libros y muchos premios

A lo largo de su carrera Medina publicó más de una treintena de libros. En varios, recopilaba sus artículos como ocurre en La silla eléctrica o Humanas y divinas. Entre sus obras también encontramos libros de viajes, como España por la calle o Viaje al Pirineo de Lérida. Sin embargo, el género en el que más destacó fue en el biográfico donde encontramos títulos como Oro y barro. La vida de Manuel Benítez 'el Cordobés', La Duquesa de Alba o En carne viva en el que recogió los recuerdos de Lola Flores

Tico Medina. 

Este infatigable trabajador ha sido reconocido con diversos premios. Entre ellos, recibió el Ondas (1961), la Antena de Oro (1965), el Premio Internacional de Periodismo en Europa del Instituto Hispánico de Investigaciones Internacionales de Nueva York (1974); la Carabela de Plata (1977) de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, la Pluma de Oro del Gobierno mexicano (1990), el premio Rodríguez Santamaría de la Asociación de la Prensa de Madrid (1996) o el granadino Premio Nacional de Periodismo Pedro Antonio de Alarcón (2000).

También recibió la Medalla de plata de la región de Asturias (1998), la Medalla de Andalucía (2008) y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2017).

COMPARTIR: