24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El tinerfeño tendrá que pagar 12.000 euros a su ex familia política por haber atentado "contra su derecho al honor y contra su imagen"

Condenado el ‘youtuber’ Dalas Review: Polémicas y problemas judiciales con su exnovia Miare

El 'youtuber' Dalas Review.
El 'youtuber' Dalas Review.
Dalas Review ha sido condenado por la justicia. Un juzgado de Barcelona ha sido el encargado de sentenciar que pague 12.000 euros al padre de su exnovia Miare, porque entienden que ha atentado contra su derecho al honor y contra su imagen en unos nueve vídeos de su canal de Youtube. El ‘youtuber’ tinerfeño lleva desde el año 2016, cuando se separó de la también ‘youtuber’ Miare, teniendo disputas con ella en los juzgados.

Daniel Santomé Lemus, el conocido ‘youtuber’ Dalas Review, ha parecido eludir a la justicia —a pesar de los diferentes procesos judiciales a los que se ha enfrentado— hasta ahora, que ha sido condenado por un juzgado de Barcelona. Dalas había sido demandado por el padre de su exnovia, la también ‘youtuber’ Miare’s Project, cuyo nombre real es María Rubio Sánchez. Antes de este momento, Miare ya se había enfrentado en varias ocasiones a Dalas en los juzgados.

La sentencia condena a Dalas a pagar 12.000 euros al padre de Miare por vulneración al honor y a la imagen y a leer la sentencia en cuatro vídeos —que deben publicarse una vez a la semana durante un mes y mantenerse en el canal durante un año— para su canal de Youtube leídos “con el mismo tono” que empleó en los nueve vídeos en los que hablaba sobre el padre de su exnovia. El juzgado también ha pedido que retire estos vídeos.

Según el texto, difundido por eldiario.es, el demandante acusaba a Dalas de haberle llamado en los citados vídeos “maltratador, agresor de mierda y cobarde enfermo que está mal de la cabeza”. También cargó, siempre según el documento, con la familia, a la que llamó “familia de delincuentes”.

Dalas Review y la “libertad de expresión”

Tras darse a conocer la noticia, Miare no ha tardado en expresar su opinión al respecto en redes sociales. Concretamente en Twitter, afirmaba haber ganado “una más” y animaba a “los creadores que lleváis años tragando insultos y vejaciones por parte de este ser u otros seres tóxicos” a echarle “valor” como ella y su familia.

En otro tuit la exnovia de Dalas mencionaba que “nadie en su sano juicio pensaría que puede pasarse años diciendo barbaridades, inventándose y acusando de los peores delitos a la gente y que jamás tendría consecuencias. El juez piensa que hasta un tonto sabría verlo (igual algunos se creen más listos de lo que realmente son)”.

Con esto se refiere a las siguientes palabras que se sostienen en la citada sentencia: “Es difícilmente comprensible que nadie con una inteligencia media pueda pensar que con la excusa de la libertad de expresión se pueda manifestar toda esta serie de improperios reconocidos como tales por la RAE, para libremente manifestarlas en las redes sociales, sin que el receptor no se sienta agredido y que el sistema no reaccione”.

Dalas Review se considera en Twitter —red social en la que acumula más de 780.000 seguidores; en Youtube son más de 10 millones— como el “rey de los debates” y afirma hacer vídeos buscando “la inmortalidad celular difundiendo pensamiento crítico y científico”. No obstante, más que debates, lo que ha parecido protagonizar el influencer en los últimos años han sido polémicas. Sus opiniones sobre el cambio climático o las políticas de Donald Trump no han sido del gusto de muchos de los usuarios de las redes sociales.

Dalas y Miare: de popular relación a los tribunales

No obstante, la polémica no se ha cernido sobre el youtuber únicamente por sus opiniones —que no duda a la hora de arrojar a través de sus redes sociales—, sino que también lo ha hecho por sus problemas judiciales. Los más sonados, con la que fue su pareja hasta el año 2016, Miare.

Ambos comenzaron la relación cuando ella, todavía desconocida en las redes, tenía 16 años. Se conocieron en el año 2013 en el Salón del Cómic de Barcelona. Por aquel entonces, Miare estudiaba un grado en Artes Gráficas y estaba empezando su carrera como youtuber, por lo que Dalas se ofreció a ayudarla y promocionarla y comenzaron a salir. A los nueve meses se fueron a vivir juntos.

Su relación fue una de las más populares de los youtubers de la época, hasta que todo estalló. En el año 2016 la chica publicaba un texto —que aún se puede leer— en el que explicaba que aunque ambos habían roto su relación, se deseaban lo mejor. Un texto que se escribió antes de conocer sus diversas disputas. “Aquí os deja la carta que iba a publicar originalmente. Pero ya no tiene sentido”, decía la youtuber.

La causa de la disputa tras la separación, según apuntan varios medios de comunicación, fue quién se quedaría con Argos, un galgo que ambos habían adquirido en una protectora de animales un año antes de separarse. Aunque en un principio se acordó que el perro se quedase con Miare, esta denunció a Dalas por acoso y malos tratos hacia el animal y él recurrió argumentando que era el verdadero dueño del animal.

De hecho, mientras Miare expone en sus redes sociales la condena a Dalas por la difamación hacia su padre —derivada, presuntamente, de la disputa por el perro—, Dalas hace lo propio afirmando haber “ganado el juicio” de su “perro Argos”. “Tenían a mi perro súper mal cuidado (lo vi el día del juicio, gracias al Juez que fue MARAVILLOSO), tenían a mi perro EXTREMADAMENTE SUCIO”, publicaba en Twitter apenas unas horas después de que Miare mencionase el otro proceso judicial.

Las otras denuncias de Dalas por abuso sexual

En 2018 el nombre de Dalas Review volvía a asociarse con la justicia, pero, esta vez, por haber salido indemne. La sección 29 de la Audiencia Provincial de Madrid absolvía al youtuber de los delitos de abuso sexual y ciberacoso sexual a una menor, a pesar de que el Ministerio Público solicitaba cinco años de cárcel.

La denunciante, que tenía en el momento de los hechos 13 años, sostenía que Dalas y ella se besaron en la boca el 8 de febrero de 2016, cuando él viajó a Madrid y que, después de esto, él comenzó presuntamente a besarla, tocarla en la zona vaginal y el pecho y le propuso, mantener relaciones sexuales. La justicia finalmente absolvió al tinerfeño porque dichos delitos no pudieron probarse en el juicio oral. Para juzgarle “se hacía precisa esa base probatoria sólida que aquí se echa en falta”, afirmaban los jueces.

Para Dalas, todo este proceso formaba parte de una supuesta conspiración organizada por su expareja Miare y por su madre. No obstante, no fue la única acusación ni denuncia que recibió por hechos similares.

En 2016 se enfrentó a dos denuncias de sus exnovias por un presunto delito de violencia de género. La primera, por parte de Ingrid Míchel (SoyMia) —que quedó archivada por falta de pruebas— y la segunda por parte de María Rubio (Miare).

Dalas y Miare en la época en la que mantenían una relación.

Otras muchas chicas también lanzaron acusaciones contra Dalas, aunque sin llegar a formalizarlas judicialmente, por supuestos casos de acoso y de manipulación psicológica. Algunas de estas incriminaciones llegaron de parte de youtubers como Anne Reburn, Aida Explorer o Mel Domínguez (focusinsvlogs).

Entre los relatos en redes sociales de chicas que estuvieron relacionadas con Dalas, también llegaron a acusarle de establecer incluso un “contrato de relación” con las youtubers con las que fue colaborando y manteniendo una relación sentimental. Un contrato en apariencia profesional, pero en el que se aludía a posibles cláusulas de confidencialidad en caso de existir relaciones sexuales.

Ahora, a pesar de todas las causas de las que ha salido indemne, Dalas ha sido condenado a pagar una indemnización al padre de su exnovia Miare por vulneración del derecho al honor y a su imagen. El youtuber todavía tiene plazo para recurrir y que otro tribunal revise la sentencia.

COMPARTIR: