27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los deportistas convocan una huelga para este domingo por los recortes impuestos por Baiko, la empresa del chef que los tiene contratados

La guerra de la pelota vasca salpica a Karlos Arguiñano: La empresa del cocinero, señalada por los pelotaris

/ Arguiñano
Los pelotaris de la empresa vasca Baiko han decidido ejercer una serie de medidas contra la empresa participada por el popular cocinero vasco Karlos Arguiñano, que está intentando esquivar la polémica de los deportistas.

La enorme popularidad televisiva de Karlos Arguiñano a principios de los años noventa disparó los ingresos del conocido chef, que decidió invertir parte de las jugosas ganancias de programas de televisión, libros y publicidad en varios negocios diversificados.

Arguiñano apostó por restaurantes, pisos y viñedos, pero su inversión más mediática fue la de profesionalizar la pelota vasca a través de la empresa Asegarce, hoy renombrada como Baiko. Esta compañía, junto a su rival Aspe, tiene contratados a los principales pelotaris de Euskadi, Navarra y La Rioja.

Pero tras dos décadas de rosas y vino, amargo en cierta ocasiones como en la primera 'guerra de la pelota' entre Asegarce y la televisión vasca ETB, ha llegado la tormenta. Y es que la decisión de Baiko de recortar el sueldo de sus pelotaris un 20% ha abierto la caja de los truenos.

Huelga

Los pelotaris de Baiko van mañana a la huelga en protesta por unos recortes que precarizan aun más si cabe un deporte supuestamente profesional en el que muchos de sus integrantes se las ven y desean para convertirse siquiera en 'mileuristas' (cantidad a la que hay que restar gastos en preparación física, material o nutricionista).

Uno de los deportistas en huelga explica a Elcierredigital.com cuál es la situación: "El caso es que Baiko lleva muchos años ganando mucho dinero gracias a que esta empresa y Bainet, propiedad de Arguiñano, se llevan alrededor de dos terceras partes de los casi tres millones y medio de euros anuales que invierte la tele pública vasca ETB".

Y añade: "ETB está controlada férreamente por el Gobierno Vasco liderado por el PNV, que es un partido con el que está muy bien vinculado uno de los socios de Arguiñano en Baiko. Y ETB no ha recortado un solo duro en pelota. Por eso es curioso que al primer 'resfriado', imagino que relacionado con la caída de ingresos por entradas, vengan con recortes".

Fuentes cercanas a Baiko aseguran a Elcierredigital.com que "los ingresos de la pelota vasca no son tan dependientes de la cantidad que pagan las televisiones como son los clubes de fútbol, cuyos presupuestos dependen casi al 90% de los derechos catódicos. En este deporte son muy importantes los ingresos de patrocinadores, taquillas y apuestas".

Problemas

Baiko ya arrastraba una fama de obsesivos a nivel económico que contrasta con el amor por la pelota que se le presume a Aspe, cuyos deportistas se han solidarizado con sus compañeros: "Después de analizar la situación que estamos viviendo, nos vemos en la obligación de no jugar los partidos que organice la empresa Baiko Pilota", aseguran.

Baiko.

 "Los compañeros de Baiko Pilota se encuentran en huelga y no queremos de ninguna manera restarle el valor a su derecho a huelga, ni tampoco salvar los festivales a la empresa Baiko Pilota con nuestros pelotaris", explican.

Y añaden: "Mientras nuestros compañeros de Baiko Pilota sigan ejerciendo su derecho a la huelga, no jugaremos en partidos organizados por la empresa Baiko Pilota, que tendrá que completarlos con sus propios pelotaris que no estén en huelga".

Sistema decimonónico

El hecho de que una empresa tenga contratados a pelotaris y 'los saque' a jugar es un sistema más propio del siglo XIX que del XXI. Pero en la pelota vasca sigue funcionando una forma de hacer que en los frontones se escuche cierto runrún de vez en cuando por supuestos amaños.

Sea como fuere, Baiko está con la reputación por los tobillos y su director general, José Ramón Garay, ha tenido que negar en la prensa que haya amenazado a los pelotaris con el despido su continúan con su derecho a huelga.

El sindicato ELA, que sospecha que Bainet (Karlos Arguiñano) facturó a ETB por festivales que no se jugaron a causa de la crisis sanitaria, dice que "dado que Baiko Kirola se niega a aportar la información económica que se le reclama, en los próximos días ELA analizará jurídicamente las relaciones mercantiles existentes entre las empresas Bainet Taldea, S.L. y Baiko Kirola, S.L., así como las acciones legales que de ello se puedan derivar".

La mano derecha de Arguiñano, en entredicho

Dieciséis pelotaris de Baiko han firmado una carta para protestar ante la actitud "autoritaria y dictatorial" de José Ramón Garay, hombre fuerte en la pelota vasca de Karlos Arguiñano (cocinero que suele comentar actualidad y defender a la clase trabajadora, pero ahora su silencio es más que sonoro".

Los deportistas dicen que solo quieren "seguir jugando a pelota y defender este deporte que tanto amamos, pero recibiendo un trato mínimamente digno, el que no recibimos por parte de nuestro director general José Ramón Garay. Esperemos que todo esto cambie pronto por el bien de todos, pero sobre todo por el bien de la pelota".

Asier Aguirre, Jon Alberdi, Ion Ander Albisu, Aranguren, Aretxabaleta, Arteaga, Iñaki Artola, Joanes Bakaikoa, Oinatz Bengoetxea, Erasun, Larunbe, Jon Mariezkurrena, Peña, Salaberri, Urretabizcaya e Ibai Zabala se han solidarizado con el pelotari Unai Laso, que no fue renovado a pesar de haber sido según suus compañeros "el mejor pelotari de nuestra empresa". Pero algunas voces apuntan que Baiko ha tomado represalias contra Laso por las protestas del deportista contra la compañía.

COMPARTIR: