29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La periodista acaba de lanzar 'No me callo' en el que muestra su arrepentimiento por haber trabajado en programas como el de Telecinco o 'Tómbola'

Karmele Marchante en guerra contra 'Sálvame' tras tildarlo de "pocilga" en sus memorias

/ Karmele Marchante
Penguin Libros acaba de lanzar 'No me callo', las memorias de la periodista Karmele Marchante. La ex de 'Tómbola' y 'Sálvame' recuerda a sus 76 años que trabajó en 'Informe Semanal' y conoció a Santiago Carrillo, Pasionaria, Mario Benedetti o Simone de Beauvoir, y reconoce que se equivocó al zambullirse en la prensa rosa.

Karmele Marchante echa la vista atrás para desempolvar sus memorias. La periodista de 76 años recuerda en 'No me callo' (Penguin Libros) los problemas que tuvo con su padre o los incidentes que ha sufrido por ser feminista o independentista. 

La ex de 'Tómbola' y 'Sálvame' reconoce que se equivocó al zambullirse en la prensa rosa, pero en este caso evita calificar a sus excompañeros del programa de Telecinco, tal y como hizo en ocasiones anteriores

Apasionada

Penguin Libros asegura que "Karmele Marchante es hija, hermana, activista, amiga y compañera. Pero, por encima de todo, es una apasionada de su oficio y una luchadora incansable", tal y como demostró en la fundación de la mítica revista Ajoblanco o en sus entrevistas en 'Informe Semanal' de TVE. 

La periodista se muestra molesta porque la recuerden únicamente por el papel couché a pesar de haber entrevistado a la plana mayor de las FARC o haber conocido a Simone de Beauvoir, Santiago Carrillo, Pasionaria o Mario Benedetti

Arrepentida 

Marchante explicó hace unos días en la Cadena SER que se arrepiente de su etapa rosa: "Yo quería que saliera la parte profesional que ha estado opacada por el tiempo, por el error que cometí estando en algunos programas del corazón. Me arrepiento muchísimo de haber entrado en el periodismo del corazón".

Karmele2

Karmele Marchante. 

Sobre 'Tómbola' recuerda: "Al Bano me tiró al suelo, Pocholo me tiró agua. Pasaba de todo en directo y a la gente le gustaba. Eso fue el nacimiento de los programas del corazón. Yo, los primeros años, me lo pasé bien. Después, no. Llegaba al hotel llorando cada noche. Era sufrido y duro". 

También lo pasó muy mal en su adolescencia con su padre: "De mayor tuvimos una discusión, no me acuerdo de qué, pero debió de ser muy fuerte porque él sacó una pistola cargada y me apuntó y me dijo 'te voy a matar', y yo le dije 'pues mátame'. Lo que me hizo más daño es que mi madre estaba presente y no terció ahí para nada"

O cuando perdió a su marido islandés a manos de la secta Bahai. "La secta me quitó al marido, intentaron que me hiciera bahai, pero les dije que no". Al menos, del matrimonio conserva la nacionalidad islandesa: "Si viene Vox, me voy a Islandia", asegura. 

Karmele lamenta las guerras del feminismo, pero se posiciona: "Me parece bien la ley trans, está bien hecha, me la he leído y me parece muy bien. La gente que conozco trans lo tiene muy difícil y sé que sufren, y no tengo por qué oponerme a la ley trans".

Atrás quedan sus palos a 'Sálvame'

La periodista evita en sus memorias lanzar calificativos contra sus excompañeros de 'Sálvame'. Y es que en el pasado cargó con dureza contra Jorge Javier Vázquez y Kiko Matamoros. "Me acaban de avisar de que el cocainómano y ladrón de Hacienda está hablando de mí en esa pocilga de basura de Telecinco y el enano psicópata no lo ha parado. Les tengo amenazados, como me mencionen canto", declaró. 

De Jorge Javier decía que era "el enano solitario, psicópata, enfermo de ego" y sobre 'Sálvame' tampoco se cortaba: "El circo-pocilga de los enfermos, estafadores y corruptos de vientres de alquiler. ¡El circo endogámico donde novias, novios, exparejas y amantes chupan del bote! ¡Y donde reina el enano grasiento al que están obligados a chuparle el culo todos!".

"Yo tengo prohibido en esa basura que hablen de mí. Me largué sin despedirme, trabajar ahí era un estercolero de muchos caminos. Drogas, maltrato, 'bullying', misoginia... Son canallas, mentirosos, azuzados por una dirección sin escrúpulos", escribía en Twitter. 

COMPARTIR: