20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La instrucción del 'caso Titella' asegura que el ventrílocuo tenía colocados entre 400 y 900 millones de euros fuera de nuestro país

Sumario José Luis Moreno: Los juristas no entienden cómo el productor sigue libre ante la intención de irse de España

/ José Luis Moreno.
José Luis Moreno advirtió que su situación en España no tenía visos de mejora y trazó un plan que incluía el traspaso de los activos de sus empresas televisivas a manos de testaferros y su marcha a Los Ángeles o Londres, donde tenía intención de disfrutar de una fortuna colocada y que oscilaría entre los 400 y 900 millones de euros. "Los juristas no entienden cómo el productor sigue libre ante la intención de irse de España ", aseguran a Elcierredigital.com destacados profesionales del derecho.

El sumario del 'caso Titella' supone un golpe durísimo para el horizonte judicial de José Luis Moreno, que a principios del pasado año habría comprendido que su situación económica en España no tenía visos de mejora.

Es por ello que trazó un plan que incluía el traspaso de los activos de sus empresas televisivas Gecaguma SL, Alba Adriatica SL y Kulteperalia SL a testaferros y su marcha a Los Ángeles o Londres para disfrutar de una fortuna que podría oscilar entre los 400 y 900 millones de euros.

El informe policial tampoco descartaba la venta exprés y a la baja de las propiedades del ventrílocuo, en libertad tras haber presentado un aval de tres millones de euros como finanza: "Como consecuencia directa de la situación financiera por la que pasa Moreno en nuestro país, ha decidido dejar España, vender rápidamente todo lo que tiene y marcharse sin liquidar nada, lo que supondría que Moreno no introduciría en nuestro país el dinero que parece tener oculto en el extranjero (de 400 a 900 millones)".

Una conversación telefónica interceptada por la Policía y destapada anteanoche por 'Todo es verdad' de Cuatro muestra los planes del productor, que se expresó en estos términos cuando creía que nadie le grababa: "Yo ya he vivido una vida y fuera estoy muy organizado. Lo que me tengo que ir es fuera de España urgentemente. Todos los gastos de fuera se pagan fuera. Yo es como si tuviera otra vida y es la que quiero, pero ya definitivamente. No tengo por qué contaminarme aquí de nada, porque además lo tengo todo muy ordenado y muy regulado".

Cambio de propiedades

El empresario comenzó a cambiar la titularidad de las propiedades de sus empresas Gecaguma SL, Alba Adriatica SL y Kulteperalia SL en favor de "una sociedad limpia", tal y como explica El Confidencial, con la intención de evitar "un posible embargo" y proteger su patrimonio de "entidades bancarias, financieras, inversores privados e incluso con la Hacienda Pública".

Algunos de sus bienes pasaron a estar 'blindados' a través de Olive Ville Capital SL, cuyo capital estaba en manos de Blecua Capital, administrada por Luis Enrique Dueñas, al que Moreno le expresó sus intenciones de marcharse de España.

Cabe recordar que el auto sitúa a Moreno como uno de los líderes de "una organización criminal que opera a nivel internacional y cuya actividad delictiva se diversifica en diferentes especialidades, desde el fraude y la estafa a entidades bancarias e inversores privados, a la fabricación de efectos bancarios".

"Entramado complejo" y un empresario argentino muy enfadado

El sumario de más de 5.000 folios elaborado por la Policía detalla cómo Moreno, sin posibilidad de vender sus productos a sus televisiones por los problemas que había arrastrado con los principales operadores estatales, lograba dinero de bancos e inversiones para poner en marcha series y películas que, o bien no se hacían, o se ponían en marcha con muchas sombras sobre sus verdaderos costes.

El productor, respaldado por "un entramado empresarial muy complejo" tal y como reza el auto, se habría hecho con este método con una gran suma de dinero entre la que destaca un préstamo de 32 millones de euros del magnate argentino Alejandro Roemmers, que tenía el sueño de convertirse en mecenas de una serie sobre San Francisco de Asís en la que Moreno apenas iba a gastarse la mitad de lo que le sacó a su socio.

Pantallazo de 'Todo es verdad'.

La Policía asegura que "a través de las interceptaciones telefónicas, se ha tenido conocimiento de que Moreno se habría apropiado para sí de 16 millones de euros de los 32 millones que Roemmers, como socio e inversor privado, habría aportado para la grabación de una serie que supuestamente Moreno estaba realizando con la sociedad Dreamligth International Productions S. L.".

"Estoy dispuesto a todo si me siento engañado", le habría dicho Roemmers a Moreno. Añade el argentino: "No has hecho nada de lo que te pedí, ni has aportado dinero fresco a la sociedad. 32 millones a cambio de nada, salvo un guion inconcluso y un tráiler que según los expertos que he consultado carece de calidad".

"A los juzgados siempre se viene a cosas de juzgados"

Ayer miércoles Moreno no parecía perder el ánimo tras pasar por los juzgados e incluso atendió a varios periodistas apostados a las puertas de los mismos. "A los juzgados siempre se viene a cosas de juzgados", señaló el empresario.

Es cierto que las informaciones que han salido a la luz ponen a dificultades a Moreno, cuya mansión fue registrada hace unas semanas. La Policía encontró en su mansión dos pistolas a su nombre (Elcierredigital.com desveló que no se separaba de una de ellas tras verse asaltado en su casa), dinero en metálico, nueve vehículos de alta gama o un salón con máquina bronceadora.

Vida de película

Seguramente Moreno niegue muchas de estas prácticas el empresario, al igual que negó las acusaciones de haberse inventado su currículum. La Vanguardia destapó el caso en 2005: "Moreno aseguraba haberse licenciado en Derecho, Música y Filosofía y Letras. Lo que no le habría impedido que sus dotes canoras le llevasen a los 17 años al Covent Garden como primer tenor de un Rigoletto y a dominar todos los idiomas europeos, el árabe y el japonés. Un dominio -transcribo literalmente- que le permitía realizar traducciones simultáneas del finlandés al griego para Naciones Unidas".

Y añadían: "Cualquier mortal se hubiese conformado con la mitad, pero José Luis Moreno insistía en adornar su trayectoria con la autoría de 26 libros, en varios idiomas y muchos con el seudónimo Pep". Este tal Pep, en realidad, solo tenía una obra a su cargo.

El verdadero Moreno

No es fácil sortear la fantasía del currículum de Moreno. Pero varios asuntos hay que apuntarle en el haber: triunfó como ventrílocuo, siguiendo los pasos de su tío (el Señor Wences), tanto en España como en Italia.

Tampoco hay dudas sobre su capacidad de reinventar las ajadas galas del sábado noche al incluir números cómicos, desfiles de lencería o fusiones musicales. Los críticos hoy le tildan de "casposo", pero en los ochenta fue vanguardia televisiva.

Y tampoco hay que omitir que fue el productor ejecutivo de una de las mejores series de la historia de la televisión: 'Aquí no hay quien viva'. El problema es lo que rodea a estos éxitos: acusaciones de maltrato verbal, impagos, denuncias por acoso sexual, etc.

Estos asuntos, que durante un tiempo parecían obviarse, fueron la tumba de un productor que dejó de acumular éxitos para encadenar fracasos en todas las cadenas: 'La sopa boba' (Antena 3), 'Reinas' (TVE) y 'A ver si llego' (Telecinco).

En esta última iba a trabajar Joel Angelino, que ya ha contado en este medio cómo salió de la serie: "Un día fuimos a su casa de Boadilla del Monte [la famosa mansión del empresario] con los actores de la serie y Elena Arnao, directora de casting, para una lectura de guion. Yo llevaba una bufanda que en un momento dejé olvidada y fui a buscarla. Él me siguió y cuando estábamos solos, sin más, me agarró de los genitales y me dijo que si quería seguir en la serie tenía que hacérmelo con él. Sin sutilezas. Yo me quedé tan confundido que me desmayé. Cuando me desperté tenía al elenco rodeándome y dándome agua con azúcar. Sólo le oía a Moreno decir: ¡Estos actores vienen a ensayar sin desayunar!".

Problemas económicos

Moreno presentó en 2012 varios ERE que fueron justificados con pérdidas que no eran profesionales. El País destapó que esas pérdidas se focalizaban en la empresa Gecaguma, que no era una empresa al uso. "A pesar de que, según el Registro Mercantil, su actividad, como la del resto de sociedades, es la producción audiovisual, sus trabajadores son cinco limpiadores, dos conductores, un jardinero, dos cocineros, un gerente y un encargado de oficios varios. Esa empresa, que a todos los efectos forma parte de la factoría, no tiene otra función que dar servicio al domicilio de Moreno".

El mismo medio contó que "solo entre el 1 de enero de 2009 y el 16 de agosto de 2010, Gecaguma llegó a gastar más de 700.000 euros en vuelos privados contratados con la empresa Executive Airlines" y "también constan gastos por valor de 2,9 millones de euros contratados con otra de estas empresas de alquiler de aviones, Tag Aviation, entre julio de 2008 y enero de 2010. Con El Corte Inglés, entre enero de 2006 y diciembre de 2010 las compras ascienden a 1,2 millones. También hay partidas importantes de gastos de joyería y de alquiler de yates".

COMPARTIR: