16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El grupo que preside Josep Oughourlian y editor de la 'Cadena SER' y 'El País' perdió 32,5 millones de euros en 2023 y sufre una deuda de 832 millones

Caos en el Grupo Prisa: Sus pérdidas desatan la rebelión de varios accionistas que exigen la venta de activos

/ Prisa
El Grupo Prisa no levanta cabeza tras presentar unas pérdidas de 32,5 millones de euros en 2023. El multimedia de Josep Oughourlian mejoró ingresos el curso pasado, pero mantiene una deuda de 832 millones. Algunas voces de su accionariado exigen rebajar la deuda de raíz mediante la venta de Santillana Latam. La intención es mantener Prisa Media, que está mejorando sus cuentas tras apostar por los muros de pago y el podcast.

Joseph Oughourlian prometía la mejora de los números del Grupo Prisa, pero las pérdidas del multimedia que preside se han disparado y la mastodóntica deuda de la compañía editora de la Cadena SER y El País no cae. 

En 2023, la compañía editora presentó unas pérdidas de 32,5 millones de euros y mantiene una deuda de 832 millones que según algunas voces internas resulta "inasumible" a no ser que haya venta inmediata de activos

Las pérdidas de Prisa han crecido un 151% respecto a 2022 (curso en el que perdió 12,9 millones) aunque sus ingresos hayan mejorado un 11%, hasta 947 millones, y el ebitda se ha incrementado en un 29%, hasta los190 millones. 

Desde la compañía se excusan asegurando que han "superado los objetivos comprometidos a comienzos del año, tanto en el negocio de medios como en el de educación, con unas cifras que han registrado crecimientos en ingresos, ebitda (beneficio antes de intereses e impuestos más las amortizaciones), márgenes y generación de caja". 

Sectores del accionariado del Grupo Prisa, sin embargo, exigen la venta de Santillana Latam, que podría reducir los números rojos hasta menos de 200 millones, con lo cual podrían mantener ligeros de equipaje Prisa Media, que en 2023 presentó un resultado positivo de 51 millones de euros, un 6% más que el mismo periodo del año pasado. Los ingresos de esta área de negocio también crecen hasta alcanzar los 432 millones de euros, un 7% más.

Destaca el Grupo Prisa, que ha incorporado como consejera a la peruana Sylvia Bigio, que ha elevado los vectores de desarrollo digital: suscriptores digitales (+38%), audio digital (+13% en descargas y +10% en horas de escucha) y vídeo digital (+24%).

La operación sería del deseo del tercer accionista de Prisa, Global Alconaba, que parece ser el vehículo de los amigos de Pedro Sánchez, quienes encabezados por Andrés Varela Entrecanales se han convertido en terceros accionistas del grupo. Con esta operación, explican, Oughourlian (con mucha más liquidez que ellos y feliz porque hace negocios en Indra) les dejaría de pedir dinero

El Grupo Prisa ha vuelto a pedir dinero a sus accionistas 

Las subidas de tipos están asfixiando al Grupo Prisa, que pretende recortar la deuda, superior a 800 millones de euros, que sufre gracias al pulmón de sus accionistas. Y es que su Consejo decidió esta semana por unanimidad la puesta en marcha de la emisión de obligaciones subordinadas necesariamente convertibles en acciones de nueva emisión por un importe de unos 100 millones de euros, según ha informado la compañía a través de un comunicado a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV). 

Joseph Oughourlian. 

El grupo asegura que "ha adoptado la decisión tras analizar distintas alternativas para continuar reduciendo la deuda financiera y los costes financieros". "La oferta tendrá derecho de suscripción preferente para los accionistas de la sociedad", añaden.

"Esta operación cuenta con el apoyo decidido de una parte relevante de los accionistas de la compañía, que están comprometidos con el crecimiento del negocio", subrayan. Prisa dice que el objetivo de la operación es "la obtención de fondos para impulsar el crecimiento de los negocios y cancelar de forma anticipada el tramo junior de deuda financiera (referenciada a euríbor+8%". 

Pero fuentes de la compañía explican a Elcierredigital.com que la deuda es la única motivación de este movimiento.

Oughourlian y el Gobierno

Hace tres años Joseph Oughourlian intentó desprenderse de la etiqueta de empresario gubernamental y regaló un titular a El País sobre sus operaciones en el Grupo Prisa: "No he invertido 300 millones para poder hacer favores al Gobierno". 

El paso del tiempo ha demostrado lo contrario: Pedro Sánchez estaba ayuno de apoyos entre el establishment económico español y tuvo que buscarse al jefe de un fondo buitre, Amber Capital, que puso Prisa a los pies del PSOE. 

Los nuevos métodos de la compañía parecían encauzar la situación económica de Prisa mediante digitalización y recortes, pero los 36,7 millones que el multimedia perdió hasta septiembre de 2023 son síntoma de que si Oughourlian quiere amortizar los 300 millones invertidos, en realidad 400, deberá buscarse otros 'abrevaderos'.

Oughourlian, al menos, ha visto que con la mano izquierda pierde dinero, Prisa, pero con la derecha no deja de ganarlo: hace poco más de un año desembolsó 120 millones en Indra y esas acciones rondan una valoración de 160 mientras tanto ya tiene más de 4 millones de euros de dividendos en su bolsillo. Eso sí que es un negocio y no editar medios progubernamentales.

COMPARTIR: