23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta periodista, en sus inicios afín a Génova 13, denunció el control de la Corporación Pública por parte del 'sanchismo' hasta que fue ascendida

El exhibicionismo sin medida de la dircom de RTVE, María Eizaguirre, enfada a los sindicatos

/ María Eizaguirre
María Eizaguirre está enfadando a varios sindicatos de RTVE por su propensión a aparecer ante las cámaras. La directora de Comunicación y Participación de la Corporación pública, sin embargo, no es proclive a aparecer ante estas cuando hay polémicas que conciernen a la casa.

El pacto entre PSOE y PP para desencallar la renovación del Consejo de Administración de RTVE y repartirse los cargos clave de la nueva etapa, propulsaron a una periodista afín a Génova 13, María Eizaguirre, convertida en nueva directora de Comunicación y Participación de la Corporación pública.

Eizaguirre, tras ascender, aparcó su discurso 'antisanchista' tras haber acusado al presidente del Gobierno de "querer colonizar los 'Telediarios'" y de promover "el sectarismo y la politización" de RTVE. "Diría que durante la pandemia se sustituyó la información con propaganda", llegó a decir.

Sánchez "arrinconó al rey durante la pandemia"

La periodista, que también aseguró que Sánchez "arrinconó al rey durante la pandemia" y ahora calla sobre el PSOE, está levantado ampollas por su propensión a aparecer ante las cámaras. Lo demostró cuando se mostró como una estrella de TVE más en 'Telepasión', acaparó la atención en 'La gran consulta de RTVE' o se hizo notar durante el 'Benidorm Fest'.

Este exhibicionismo, que tanto molesta a algunos sindicatos de RTVE, contrasta con el perfil bajo que muestra Eizaguirre a la hora de defender a la casa, véase cuando La 1 se convirtió en objetivo tuitero tras el suicidio de Verónica Forqué o por las acusaciones que recibió el presidente de RTVE José Manuel Pérez Tornero por haber obtenido ingresos irregulares durante su etapa universitaria.

Otras polémicas en TVE

El nuevo espacio de TVE, 'Las claves del siglo XXI' que presenta cada viernes Javier Ruiz, también está dando mucho que hablar por sus bajas audiencias, en torno al 5% de share, y por la polémica que está generando.

Comisiones Obreras asegura que hay una "campaña" contra el programa de Ruiz. Otro sindicato, USO, sin embargo, denuncia que el presentador cobra 4.000 euros por dirigir cada programa: "Viene los lunes a dar instrucciones y grabar la promoción, y no vuelve hasta el jueves por la tarde para hacer los ensayos".

A esta cantidad hay que añadirle otros 1.000 euros que cobra por programa presentado. "En suma, ingresa cada semana 5.000 euros por tres días de trabajo presencial en Prado del Rey", explica USO en RTVE.

Grave denuncia

USO asegura que Ruiz cada jueves "maltrata a los trabajadores de TVE con desprecios y vejaciones, y no para de echarles la culpa de todo lo que le da la gana antes que reconocer sus propias limitaciones, porque desconoce o ignora los protocolos de producción de la cadena".

Javier Ruiz. 

Según USO, Ruiz ha llegado a decir en el plató sobre RTVE que "esta empresa es una mierda". Aun así, el sindicato reconoce que "el programa es impecable en cuanto a la realización técnica (todos los medios y trabajadores son de plantilla de TVE)", lo que les lleva a pensar que, vista su pésima acogida por parte de la audiencia, "lo que falla es la presentación y la exposición de los contenidos. No engancha. No apasiona. No convence. No atrae".

"Señor presidente, no se deje engañar por mercachifles y cantos de sirena y no olvide que difícilmente puede ser considerada, argumentada y justificada como servicio público una oferta que no cumple las expectativas y que el propio público rechaza", asegura la central sindical.

USO dice que el programa ha llevado a TVE a las peores cifras en sus más de 60 años de historia en la principal franja horaria de emisión y recuerdan que la pública es "la última preferencia audiovisual de la audiencia en la noche de los viernes y ha quedado patente que una oferta de este calibre no es el servicio público ni esperado ni demandado. Como bien sabe, un servicio público sin público, no es un servicio público".

"Si los ciudadanos expresan su opinión no sintonizando nuestra programación, se debe exigir el máximo respeto de las cláusulas de los contratos y rescindir todos aquellos programas que no cumplen con los requisitos establecidos. Cúmplase. Sin más. Lo contrario huele a supuesta prevaricación, posible trato de favor, amiguismo y quizá corrupción. RTVE no está para ir recogiendo, por intereses en los que no entramos, lo que otras empresas rechazan o desprecian", añaden.

Unidas Podemos carga contra 'Las tres puertas'

Uno de los directivos que comparte Consejo de Administración de RTVE con Pérez Tornero es José Manuel Martín Medem, que dice que "a pesar de sus promesas sobre la producción propia, el presidente de RTVE ha contratado con la productora de Antonio Banderas el programa de entrevistas de María Casado", 'Las tres puertas'.

"Como si RTVE fuera suya, Banderas instala en la corporación el negocio de su productora, se coloca en la primera entrevista del programa, promociona su espectáculo teatral y utiliza el servicio público para su popularidad. No es juego limpio y el presidente de RTVE nos debe una explicación al Consejo de Administración y a la opinión pública", dice el directivo afín a Unidas Podemos.

Martín Medem recuerda que el reglamento del Consejo de Administración de RTVE les obliga "a promover la investigación de cualquier irregularidad en la gestión" y que la ley de Transparencia impone al presidente que "se someta a un escrutinio para que los ciudadanos puedan saber cómo se toman las decisiones que les afectan y cómo se manejan los fondos públicos".

COMPARTIR: