06 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Para sus críticos la filial de Telefónica, igual que RTVE con el Mundial, no ha contado con que la competición se celebra en una dictadura teocrática

Movistar Plus+ se la juega al comprar la Supercopa de Arabia con Luis Rubiales y Gerard Piqué

/ Supercopa
Movistar Plus+ se la ha jugado al volver a comprar la Supercopa de España que se celebra en Arabia Saudí desde 2019 tras la mediación del presidente de la RFEF Luis Rubiales y el exjugador Gerard Piqué. La filial de Telefónica, al igual que RTVE con el Mundial, no ha tenido en cuenta que la competición se celebra en una dictadura teocrática.

La violación de los derechos humanos en Qatar no ha sido óbice para que RTVE esté emitiendo el Mundial celebrado en esta dictadura teocrática ni para que Movistar Plus+ haya vuelto a comprar los derechos de la Supercopa de España que se celebra en Arabia Saudí por mediación de Luis Rubiales y Gerard Piqué, "Rubi" y "Geri" para los amigos. 

El criterio sobre este tipo de competiciones ha cambiado en la industria audiovisual española. Cabe recordar que en 2019 Rosa María Mateo, por entonces administradora única de RTVE, aseguró que la Corporación pública no pujaba por emitir la Supercopa de España celebrada en Arabia Saudí porque no veía "coherente" que se celebrase en "un país donde no se respetan los derechos humanos".

"Si en RTVE apostamos por el deporte femenino, ¿qué hacemos en un país donde las mujeres son encarceladas por defender sus derechos?", dijeron en la pública. La recordada Alicia Gómez Montano afirmó que se alegraba de la decisión porque en Arabia Saudí "no se respetan los derechos humanos y las mujeres están oprimidas. Una gran decisión de RTVE". 

La adjudicación de la Supercopa

El órgano de gestión de los derechos audiovisuales de la RFEF acordó hace unos días adjudicar el lote único de la Supercopa de España a Movistar Plus+, que se ha hecho así con los derechos de retransmisión del torneo durante los próximos tres años (2022-25). De esta forma, Movistar Plus+ vuelve a emitir, al igual que en las tres últimas temporadas, esta competición. 

Además, en la misma reunión se ha acordado adjudicar a Movistar Plus+ parte de la Copa de S.M. el Rey, por lo que, junto a RTVE, emitirá la competición copera hasta la temporada 2025. Movistar Plus+ emitirá como mínimo 55 partidos cada temporada, 45 de ellos en exclusiva. Tendrá el segundo partido y del quinto en adelante en exclusiva, además del cuarto en simulcast, al igual que las semifinales y la final. Asimismo, próximamente se comunicará a quién se le adjudica ese cuarto encuentro en abierto.

supercopa2

Supecopa. 

En los próximos tres años, la RFEF alcanzará con la Copa del Rey una cantidad de ingresos que superará los 120 millones de euros por la venta nacional e internacional de los derechos del torneo. El incremento de esta cifra, si la comparamos con la cantidad percibida por la RFEF antes de la llegada del actual equipo de gestión en 2018, casi se ha triplicado. Desde que la Federación asumió la comercialización de los derechos, la media estará por encima de los 40 millones de euros brutos con la venta en todos los mercados. 

RTVE y el Mundial de Qatar

RTVE también nada en la polémica a cuenta de la emisión de una veintena de partidos del Mundial de Qatar por 35 millones de euros. El precio, "fuera del mercado" según Mediaset y Atresmedia, ha contentado a Mediapro, que dice que pensaba sacar 50 millones pero ha visto como la pública le lanza un balón de oxígeno. 

"RTVE tiene que dar un mensaje de defensa de la mujer, de igualdad, de respeto a su dignidad", decía el presidente de la Corporación pública, José Manuel Pérez Tornero, para justificar la modificación de la letra seleccionada para Eurovisión por sexista. Pero el directivo auspició la apuesta por acudir a la subasta qatarí

Maldita hemeroteca

El Mundial de Qatar desagrada a amplias capas del espectro progresista patrio. El secretario del área LGTBI del PSOE, Víctor Gutiérrez, aseguró que el de Qatar es "el Mundial de la vergüenza" y afirma que "han muerto miles de personas en las obras de las infraestructuras. Es un país en el que se pisotean diariamente los derechos humanos. No todo vale en el deporte y creo que hay otras sedes que estarían encantadas de recibir un Mundial"

Unidas Podemos, por su parte, pidió a los futbolistas que lleven simbología relacionada con el colectivo LGTBIQ+. 

COMPARTIR: