18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA FINANCIACIÓN aprobada por el Instituto de las Mujeres CHOCA CON LA ESCASEZ DE RECURSOS que sufren la mayoría de LOS PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

El Gobierno aprueba 800.000 euros en actividades universitarias de igualdad mientras abandona la investigación

La ministra de Igualdad en una sala de prensa como representante del Instituto de las Mujeres
La ministra de Igualdad en una sala de prensa como representante del Instituto de las Mujeres
El pasado lunes el Ministerio de Igualdad anunció la concesión de subvenciones públicas para la realización de Postgrados y actividades del ámbito universitario relacionadas con la igualdad. Estas ayudas económicas irán destinadas al próximo curso académico. Sus beneficiarios podrán ser todas las universidades públicas y privadas de España, y también los organismos públicos de Investigación.

El Instituto de las Mujeres, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Igualdad, redactó una resolución el pasado 28 de mayo. En este documento se convocaba la aprobación de unas subvenciones públicas destinadas a la impulsión de la Igualdad en el ámbito universitario. Su intención es la de desarrollar postgrados y actividades en la universidad que impulsen la igualdad de trato. Esta inversión económica comenzará el curso académico 2021-2022.

El objeto de esta resolución es conseguir la realización de estudios universitarios de postgrado sobre género. La finalización conduciría a la obtención de un título universitario, ya sea máster oficial, título propio o Doctorado. Sin embargo, no será la única vía de actuación pues se publicitarán actividades en la universidad con un valor estratégico destacado para la mejora de la igualdad en el campus. Estamos hablando de congresos, seminarios, simposios, jornadas, foros de debate y actividades de transferencia y divulgación de conocimiento a través de productos comunicativos audiovisuales.

En el extracto de resolución deja claro cuáles son los posibles beneficiarios de estas ayudas económicas. Todas las universidades, ya sean públicas o privadas, tienen la posibilidad de acceder a esta aportación económica. De la misma manera, los organismos públicos de investigación también son posibles receptores.

Campus de Móstoles de la Universidad Rey Juan Carlos

En cuanto a las bases para la concesión de la subvención, se aclara en el orden de bases TAS/535/2007 que los criterios van a ser completamente objetivos. Eso sí, se recuerda que todas las instituciones tendrán unas obligaciones impuestas por el Ministerio de Igualdad. Todas estas normas están destinadas al cumplimiento del objetivo primigenio de estas subvenciones, la educación en igualdad.

La cuantía destinada será de 1.100.000 euros. Esta cantidad se distribuirá para los dos frentes. Para la financiación de los estudios universitarios de postgrado se pondrán 300.000 euros. El dinero restante ocupará la realización de actividades en las universidades para la igualdad. Estas cuantías sin embargo, no son fijas. Se podrá traspasar dinero de una de las partidas a la otra siempre que no se haya agotado el importe en la consecución de su objetivo.

Se ha aplicado un mínimo de gasto económico por proyecto. La cantidad mínima serán los 5.000 euros. Este importe mínimo vale igual para los postgrados o las actividades universitarias. No obstante, si hay una diferencia importante en el máximo. Mientras que en los postgrados el dinero a gastar no podrá superar los 15.000 euros, en el proyecto de actividades el umbral serán los 30.000 euros.

Situación de la investigación en España

Esta cantidad económica propuesta por el Ministerio de Igualdad para la realización de actividades universitarias se enfrenta con la pésima situación en la que se encuentran los investigadores españoles. la resolución de un presupuesto mayor al millón de euros destinado a esta cuestión está bastante alejado a los números percibidos por los investigadores en los últimos tiempos.

El parón económico de la pandemia, así como el retraso al acceso de ayudas públicas del Gobierno han llevado incluso a algunos investigadores a la búsqueda de nuevas vías de financiación. El crowdfunding está siendo utilizado por muchas instituciones para conseguir acceder a una economía suficiente para desarrollar su proyecto. Otra medida que están tomando es la de buscar otro empleo complementario al de investigador para poder costear los gastos necesarios.

Y no solo estas dos decisiones son las que toman los científicos españoles. Algunos deciden lo peor para nuestro país que es abandonar España para buscar el apoyo económico en otro territorio. España perdió el 9% de sus investigadores en el tramo 2010-2015.

La situación precaria de la investigación en la universidad está provocando además que no haya un relevo generacional. El porcentaje de personas mayores de 50 años sigue aumentando en los equipos investigadores. Este contexto pésimo está desembocando en la aparición de cuadros depresivos y de ansiedad en algunos jóvenes.

Ministro de Ciencia, Pedro Duque, en rueda de prensa

En marzo de este año, el Ministerio de Ciencia presentó un Pacto por la Ciencia y la Innovación en el que se incrementaría de forma regular la financiación pública a la ciencia. No obstante, hasta el 2030 cuando España tiene previsto gastar el 3% del PIB en investigación, nuestro país seguirá a la cola de este ámbito en Europa.

La precariedad económica de la investigación choca con estas amplias inversiones en cuestiones relacionadas con la igualdad. Parece incomprensible que el Gobierno tenga dinero para ello y no para la ciencia, sector que está sufriendo enormemente a raíz de la pandemia.

COMPARTIR: